InicioConciertosCrónica Marcos Gallo en Madrid (Sala Calvario, 2021)

Crónica Marcos Gallo en Madrid (Sala Calvario, 2021)

-

Primeros días de julio y el centro de Madrid se va vaciando, ya se puede encontrar sitio en una terraza un sábado por la noche, el calor todavía no es asfixiante y la gente camina por fin sin mascarillas por la calle, respirando los primeros días de verano.

Pese a la pequeña diáspora temporal, los locales siguen organizando eventos, y la cultura y la música en directo van saliendo de la cueva en la que han estado durante meses, a medida que se reducen las restricciones por la pandemia. El circuito de salas de música de Madrid por fin puede organizar conciertos. Muchas de ellas solo han podido celebrar hasta hace poco micros abiertos, donde los primeros días acudían en manada los músicos que llevaban tanto tiempo escondidos, deseando subirse al escenario a defender sus canciones, muchas de ellas surgidas durante el confinamiento.

Este es el caso de Marcos Gallo, que pudo dar su primer concierto en meses tras una temporada difícil. Con un aforo muy reducido, mascarillas y distancia de seguridad, el bar Calvario se llenó de música, en un formato más acústico que nunca debido a unos problemas técnicos que obligaron a Marcos a tirar de garganta, suerte que vaya sobrado en este ámbito.

Durante más de una hora, un público muy respetuoso, atento y con ganas de escuchar, permitió que se creara una intimidad que solo surge en este tipo de salas, quizá por la cercanía con el artista, la magia que envuelve a estos bares o sencillamente la necesidad de todos de disfrutar de la buena música. Marcos Gallo repasó su repertorio, que cuenta ya con dos EPs y un larga duración, y presentó verdaderas joyas que no verán la luz hasta dentro de un tiempo.

La canción de autor se entremezcló con la poesía para cantar al amor y al desamor, para defender ideales que se han ido construyendo y deshaciendo con los años, para contar la historia de la intensa vida de Marcos Gallo, a través de canciones que invitan a reconocerte en ellas y hacerlas tuyas. La sinceridad reinó durante todo el concierto en forma de confesiones privadas de cualquier tipo de escudo o barrera, dejando intuir su visión del mundo y de las distintas formas de entender el amor, sin caer en la ñoñería y los sentimentalismos excesivos.

Marcos Gallo estará el próximo viernes 9 de julio en Barcelona, el sábado 10 en Burgos y el viernes 16 en Sasamón, curándose el ansia de conciertos que ha acumulado durante meses.

Sigamos apostando por las salas de música y sus artistas emergentes, porque es de donde surgen las canciones que acabaremos coreando en festivales y estadios, porque es donde florece la música más pura.

spot_img
Jorge Ocaña
Estudiante de ingeniería, pero sobre todo un loco de la música.
spot_img