InicioDiscosAXOLOTES MEXICANOS - :3

AXOLOTES MEXICANOS – :3

-

A Axolotes Mexicanos (pronunciado “ajolotes mejicanos”) les ha sucedido una situación curiosa fruto del “pluriempleo” extendido en la industria musical. Normalmente los ‘supergrupos’ se originan después de que sus miembros consigan logros individuales. Sin embargo, en el caso del grupo formado hace unos pocos años por la pareja de hermanos Olaya y Juan Pedrayes, el término les ha pillado por sorpresa. Mientras su banda matriz no conseguía arrancar tanta popularidad en la escena independiente madrileña, sus componentes han ido sacando discos con otros proyectos personales o grupales con mayor o menor alcance, haciendo cada vez más costoso cuadrar sus agendas.

Desde su debut en formato LP Salu2 (Elefant Records, 2018), la recomendable segunda parte de su divertida, generacional y cotidiana trilogía de álbumes –en 2015 editaron el mini-LP Holi <3-, han ido saliendo trabajos de Stephen Please, su hermanada banda Carolina Durante, Temerario Mario o el reciente comedido éxito de Confeti de Odio. Esto no ha restado la esencia emo y oriental del sonido de la banda, proyecto que sirve a la vocalista e ilustradora Olaya Pedrayes para narrar una especie de diario post-adolescente con el amor, la amistad y las redes sociales como grandes aliados temáticos de sus historias.

Resulta confusa también su escasa proyección nacional teniendo en cuenta que la música de Axolotes es mucho más viva, dinámica y completa que alguno de esos proyectos mencionados previamente. De hecho, sus influencias de la cultura pop japonesa (manga, anime, visual kei) o el sonido PC Music los hacen firmes candidatos a colarse en los carteles más cool –que diría algún que otro crítico- del panorama alternativo nacional.

Esta reivindicación de Pedrayes y compañía (de verdad, Salu2 es muy bueno) viene a colación de la reciente publicación de :3 (Elefant, 2021), el cierre de este trío de lanzamientos, en el que Olaya, Juan, Lucas, Mario y Stephen nos envían una tímida sonrisa para alegrarnos un poco este bucle infinito.

Lo hacen con mucho humor, sobre todo en los temas de apertura y cierre, en los que no se han comido el coco para nombrarlos. Opening abre ecléctica y festiva el trabajo, una mezcla de psicodelia freak, fanfarria verbenera y electrónica de videojuegos de plataformas en la que cogen protagonismo vocal otros miembros de la banda; lo mismo ocurre en Ending, algo que resulta novedoso con respecto a los dos anteriores trabajos de la banda.

En el resto de temas es Olaya quien se encarga de contar con su vocabulario cercano, directo y milenial situaciones sociales y amorosas entre melodías accesibles tipo Los Punsetes y experimentación pop y neobakala que no llega a la estridencia hermética de proyectos actuales como 100 gecs. En sus letras no hay hueco para metáforas inanes o incomprensibles y sí para descripciones cristalinas de pensamientos y sentimientos. Si te quiere… lo dice sin rodeos y lo mismo ocurre si desea perderte de vista o desearte una muerte lenta.

Sin embargo, temas como la guitarrera Verano en Espiral, la esencia nipona de Oshare Kei, la nostálgica Gotelé o la ambiental De aquí a un año denotan que es un álbum escrito y compuesto en época pandémica. Incertidumbre, ansiedad y ganas de cambio son el sustento de parte de las letras de Olaya en estos temas. Da voz así a una generación a la que se le cierran las puertas, que quiere escapar de un bucle de recuerdos y huir de una eterna mediocridad.

:3 es una sonrisa pop a la que mirar en estos días, evadirse por poco más de media hora del día a día y no pensar en que será de nosotros de aquí a un año. Mejor pongamos cara de idiota y volvamos a poner el contador a cero.

Escúchalo en Apple Music y Spotify

spot_img
spot_img