InicioDiscosBOLDY JAMES & REAL BAD MAN - REAL BAD BOLDY

BOLDY JAMES & REAL BAD MAN – REAL BAD BOLDY

-

Mientras que para la mayoría de los mortales 2020 ha sido una año para olvidar, el rapero de Detroit Boldy James ha destacado por encima de todos y cimentado su carrera con 4 sólidos lanzamientos. Todos ellos ejecutados con la misma fórmula, álbumes producidos al completo por un único productor: empezó con el genial y oscuro The Price Of Tea in China (con The Alchemist), continúo con el abstracto Manger On McNichols (con Sterling Toles), debutó en el sello Griselda con el irregular The Versace Tape (con Jay Versace)y ahora termina el año con el frenético y fresco Real Bad Boldy (con Real Bad Man).

¿Y quién demonios es Real Bad Man? Lo poco que sabemos es que es un colectivo californiano centrado inicialmente en su propia marca de ropa pero con excelentes conexiones en el mundo del rap y un privilegiado oído para las instrumentales. Tras 3 EPs: On High Vol 1, 2, 3 cargados de colaboradores imponentes (Roc Marciano, Blu, Inspectah Deck o Kool G Rap por mencionar algunos) llega su primer álbum completo, en colaboración con Boldy James.

El álbum Real Bad Boldy (2020) son 10 canciones y 29 minutos directos a la yugular, todos los temas mantienen la intensidad y aportan positivamente al resultado final. Boldy no está sólo, y cuenta con colaboraciones en las letras de referentes del rap underground como: Meyhem Lauren, Stove God Cook$, Eto, Mooch o Rigz.

Temáticamente, el álbum supone una fría y realista reflexión sobre el complicado pasado de Boldy tanto en las calles de Detroit como en la industria musical. En entrevistas recientes reconocía: “No lo logré de joven en esta industria… y ahora siento que estoy en mi mejor momento… No tengo que reflexionar demasiado porque esta fue mi vida real. No tomo algo que he visto o idealizo y con ello creo una verdad ficticia. Soy alguien que estuvo ahí y así es como suena cuando realmente lo has vivido”.

Diseccionando en detalle Real Bad Boldy vemos un sutil homenaje al sonido del legendario grupo Wu-Tang Clan y en concreto a la pionera producción de su líder RZA. El misterioso productor Real Bad Man reinterpreta el sample del clásico tema Tearz en el single adelantado On Ten y hace lo propio con Shadowboxin´ en Good Foot. Estos ritmos encajan a la perfección con el estilo de rapeo sereno y monótono de Boldy, y brilla con sus codificadas rimas sobre su pasado en la cárcel: “Ran off on the plug, got his number in my cell block, Feel good puttin’ money in my mother mailbox”.

Sin embargo, los momentos más destacables de Real Bad Man, se producen cuando arriesga y crea instrumentales menos convencionales. En Light Bill estruja un par de acordes de armónica que rozan el ruido, pero funciona y consigue un bucle pegadizo e innovador. Los melosos samples vocales y la caja entrecortada en Held Me Down son también otro de los puntos álgidos del álbum y los juegos de palabras siempre callejeros de Boldy suponen una combinación idónea: “Type of nigga marriеd to the streets and never been engaged… I microwave that dope on sixty seconds, call it Minute Maid”.

Por otro lado, las colaboraciones en las letras son incisivas y están integradas con gran éxito, en especial las de Stove God Cok$ y Eto. El primero, rapero revelación del año, se muestra ingenioso y divertido como siempre: “Threw the kilo off the ropes, hit it with the chair, Once the money there, it get weird, I had the feds tapdancin’ in my ear before Rick Rubin had a beard” en la canción Thousand Pills, mientras el productor nos deleita con una instrumental boom-bap ambiental con toques lujosos. En Little Vicious Real Bad Man produce un elegante y suave ritmo sobre los que Eto escupe versos cargados de agresividad: “All I knew is hollows and grams, supplyin’ coke, Talkin’ jewels, I know the man, he dyin’ broke”.

Real Bad Man es un gran cierre al excelente año de Boldy James. No es quizás su proyecto más ambicioso, ya que el rapero conoce sus virtudes y las explota en todo momento. Rapea largos versos sin inmutarse, sin embargo, como novedad incluye unos pegadizos coros prácticamente en todas las canciones. Algunos de ellos, como los de la canción Champion que cierra el álbum: “Concreature Boldy Blocks, I’m the champion, All them niggas on your block just some damn peons… I’m harder than the ground that you standin’ on” son un retrato nítido de un tipo humilde pero duro, como la jungla de asfalto que le vio nacer.

Escucha aquí Real Bad Boldy

spot_img
spot_img