InicioDiscosCharli XCX - BRAT

Charli XCX – BRAT

-

BRAT (2024) es el último trabajo de Charli XCX, y se ha convertido sin duda en el sorprendente disco de pop del año. Lo identificamos como sorprendente porque este año ha estado plagado de lanzamientos de las mujeres que supuestamente sostienen el pop en la actualidad. No obstante, ninguna de ellas ha apostado por un disco tan llamativo, tan identificativo y con una maniobra tan imaginativa, personal y bien desarrollada como el de Charlotte Emma Aitchison. Beyoncé, Shakira, Taylor Swift y Billie Eilish han estado presentes este año, pero gracias a una inteligente dinámica y su extrañeza, BRAT ha adelantado cualquier publicación por la derecha.

El álbum está plagado de hits que se mueven entre el EDM, el club, el disco, y, sobre todo, el pop electrónico. Se hace difícil no hablar del disco sin mencionar tantas cosas que le rodean, entre ellas: sus videoclips, del cual vamos a destacar el de 360 ya que incluye cameos con diferentes figuras del pop como la youtuber Emma Chamberlain o la actriz y modelo Julia Fox. También, por unos segundos se cuela su amigo y productor A.G. Cook en el metraje.

La británica, mientras iba lanzando estos singles ha creado fiestas en colaboración con Boiler Room, conectando con su comunidad de fans, en las que filtraba sus canciones de la grabación. También ha organizado fiestas sorpresas donde ha pinchado los sencillos viajando incluso hasta la Plaça del Mar de la Barceloneta. Allí se exhibió horas antes de presentar en directo este disco en el Parc del Forum.

En estas fiestas el telón con el color verde de la portada era casi protagonista, y este tono ha generado un impacto cultural tan grande que ha desbordado las redes y las calles. Seguro que es el disco con el que más fans ha ganado la artista.

BRAT está casi íntegramente compuesto por la británica, y en la producción se encuentra al mencionado A.G. Cook en su extensa mayoría. Hay alguna aportación de Hudson Mohawke, y de George Daniel. De hecho, en Club Classics, aprovecha para celebrar la música de club mencionando a estos participantes del elepé. Y, además, añade a SOPHIE, la cual es una gran influencia para ella y con la que puedo colaborar en numerosas ocasiones.

La pérdida de SOPHIE, Charli la llora en So I: la canción más sentimental y triste de su repertorio, donde cita el tema de la artista fallecida en 2021 It´s Okay To Cry para justificar las lágrimas que le salen. En la misma cercanía recuerda su aportación artística en las decisiones musicales que tomaba: «When I make songs, I remember / Thinks you’d suggest: Make it faster«

En la canción Everything is romantic nos encontramos una producción de El Guincho. El tema parte de un sonido orquestal para romper con un beat de funk brasileño. Poco a poco, va limpiando elementos de la producción para dejar su voz cada vez más desnuda.

Según la autora, las letras de BRAT han sido compuestas como quien escribe mensajes con el móvil, y son de lo más ingenioso que podemos encontrar en su contenido. En I think about it all the time nos habla sobre su pensamiento intrusivo de ser madre contraponiéndolo con el siguiente y último tema del disco con 365 diciendo que debería esnifarse una raya. También aterra la desconfianza mental y el síndrome del impostor en I might say something stupid, donde la intérprete se encuentra en una fiesta a la que cree que no pertenece ni debería estar. Habla de ser aceptada por la gente, pero no por ella misma.

Una de sus líricas más preocupantes, pero una de las canciones más excitantes, la encontramos en Mean girls. Básicamente es un manual alarmante de lo que se conoce como una “IT Girl” -lo que viene siendo “una moderna”-. Charli define el concepto, a voz de pulmón de fumadora, como una mujer de unos 25 años, muy delgada a la que, de hecho, «le gusta que le llamen anoréxica». Estas chicas por lo general están solteras –o no les gusta depender de un novio–. También son oyentes de Lana del Rey, que obvio, es un icono mean girl también. Y su estética, como el de estas chicas, se rodea en lo “coquette” o lo Tumblr… Esta definición la muestra de manera bastante autobiográfica, y del mismo modo, es sinónimo del título de BRAT.

Por lo general, BRAT, es un disco muy divertido y adictivo. El sonido es increíble en su cápsula y probablemente haya conseguido crear los mejores beats de su carrera. Los podemos apreciar en canciones como Club classics, acompañado de unos coros bailables. O en Von dutch, con un tono vocal enfadado y un ritmo que retumba.

Está muy bien conglomerado en su significado lírico y conjuntamente hace sentir a este disco muy personal y anecdótico. Aun así, funciona muy bien cada canción por separado por si quieres bailar o llorar, o también, las 2 cosas a la vez. Realmente puede dar rechazo lo que se expone como una “niñata” en este disco, aunque es la gracia que se le da y lo que hace reírte de la libertad y humor que ha tenido la artista para definirse a sí misma.

AUTOR

¿Te gusta CrazyMinds? ¡Síguenos!

BUSCADOR

Y MUCHO MÁS...

spot_img
spot_img