Inicio Discos THE KILLERS - IMPLODING THE MIRACLE

THE KILLERS – IMPLODING THE MIRACLE

-

Con un título de referencias bíblicas que hace referencia a un cambio vital en la vida de Brandon Flowers, vocalista de la banda, pero que queda libre para interpretaciones, The Killers presentan su sexto trabajo. La banda liderada por este mormón de Las Vegas ha estado a punto de quebrar tras quedar reducida a la mitad de integrantes. La presencia religiosa cobrará fuerza a medida que el tramo final de Imploring The Miracle y, con la ayuda de Jonathan Radio (Foxygen) y Shawn Everett en la producción, cantante y vocalista han conseguido publicar una decena de temas muy por encima del trabajo de Flowers en solitario.

Recubierto por una bella portada, este disco etiquetado por algunos dentro de la categoría de “rock ligero” es una consecución de pistas cargadas de grandes sonidos reverberados y una línea dinámica que apenas cesa en sus casi cuarenta y cinco minutos de duración. Tardaron más de medio año en componer estas diez canciones que, sin duda, animarán a más de uno durante esta pandemia, aun superando los famosos tres minutos aparentemente reglamentarios para que un tema sea exitoso en listas y emisoras de radio.

Ronnie Vannucci Jr. (batería) aseguró en una entrevista que les llevó meses afrontar la marcha de su ex compañero Dave Keuning y que persiguieron demasiado tiempo un sonido de guitarra que ya quedó atrás en la historia del grupo. Hay quien opina del resultado que suena más “comercial” que los primeros cds de The Killers, pero, siendo objetivos, este conjunto lleva llenando estadios y colándose en listas mainstreams años. Es más, una de las razones por las que su cohesión fue tal cuando eran cuatro, era la ambición que unos chavales de Las Vegas tenían por triunfar. Y tras uno de sus discos más personales, presentan este listado de canciones para jóvenes soñadores que buscan alcanzar la fama juntos, ya sean dos o una multitud. La ausencia de Keuning ha sido cubierta por gran cantidad de invitados que aportan aquí y allá con sus cuerdas y, en líneas generales, Imploring The Miracle se nutre de una alta presencia de sintetizadores.

Hay un sonido más ochentero y un sonido muy “The Killers” que llevaba años sin aparecer de manera tan constante. My Own Souls Warning entra lenta con una introducción que no tiene prisas y un “chisqueo” marcando semicorcheas que presagia el comiendo del disco. Flowers irrumpe dejándose la voz entre las frecuencias agudas y consiguen transmitir una motivación sonora como hacía décadas. Blowback muestra la apuesta por los sintes desde el primer momento, pero añade un toque country rock con acústicas y un slide sobre las cuerdas de la eléctrica que lo hacen sentirse suave sin llegar a ser una balada lenta.

Y cuando parecía que el soft rock invadía los temas en Dying Breed literalmente disparan explosiones reverberadas desde el puesto del batera. El insaciable dinamismo aumenta y se hace cada vez más vibrante si cabe.

Ya con este primer tercio presentado, cualquier oyente puede hacerse a la idea de que si hubiera un DVD en directo que reflejara todo este LP sería de aquellos en los que el público no deja de saltar y el movimiento de cámara es constante y fluido. De esos que son puro espectáculo. Caution es el cuarto corte, el primer sencillo. Un slap delay sobre la voz de Flowers tras una etérea presentación favorece al vocalista que brilla con su escalonado cambio tonal en el estribillo. Los versos se apoyan en él y en una nebulosa de frecuencias afinadas compuesta por: batería, guitarra acústica y sintetizadores altamente reverberados. Un tema que para el líder del conjunto apela a ese ángel que te acompaña en el hombro y te aconseja aun diciéndote cosas que no quieres oír. El colchón difuso no escatima en grandilocuencia y ritmo en Lightning Fields, que, además, se ambienta sobremanera con elementos sonoros.

Hay un hueco para The Boss entre este tracklist. Para Flowers, Bruce Springsteen es más que una influencia y, al igual que Tom Petty, es sinónimo de que se puede triunfar siendo uno mismo. Fire In The Bone ha sido ya comparada con canciones de la leyenda de Nueva Jersey, lo que será sin lugar a dudas un elogio para el grupo. Para encarar el futuro y, porqué no, la vejez; The Killers tienen un mensaje que quieren compartir: “Estamos corriendo hacia un lugar donde caminaremos como uno solo y la tristeza de esta vida será superada”, proclaman en Running Towards A Place.

Y ya en el último tercio la referencia bíblica se presenta como título de un corte. My God se deja llevar completamente por un bajo que se mueve entre insistentes tónicas, punteos melódicos y juegos entre primera y quinta. Una base funky lidera el tema, un ligero aire de su consecuente música disco se atisba en momentos y estruendos rockeros dan como resultado un sonido moderno y brillantemente cohesionado. When The Dreams Run Dry no es la antesala de un final sino una canción con carácter propio. Entre sus timbres y armonías se nota esa reminiscencia del new wave que hace a esta banda de Las Vegas difícil de encasillar. Una de las mejores obras de este largo en el que se superponen coros celestiales y sintetizadores que cobran relevancia dejando la acústica de una voz o un glockenspiel de lado y elevando la coda a otra dimensión.

La canción “tipo” de The Killers empieza suave y estalla en el estribillo. El álbum prototípico cierra con una balada e Imploring The Miracle se sale de la senda con un cierre homónimo que rompe con lo esperado y deja un gran sabor de boca y fervientes ganas de pasar los próximos tres cuartos de hora con una vibrante rescucha de es LP que pasó volando.

Grandilocuente y afín a la típica imagen de Las Vegas. El sexto trabajo de esta banda puede considerarse un nuevo capítulo o una consecución del Wonderful, Wonderful (2017), al menos en lo que a intimismo y lírica se refiere. Hay coros magníficos, hay un reto superado y, aunque es cuestión de opiniones y personalidad, poder afirmar que este trabajo es un éxito tras otro bien dispuesto y redondeado es posible. Eso sí, es objetivamente cierto que The Killers suenan un escalón por encima de sus mejores años, que sus temas alegres van dirigido a más que héroes ingenuos y adolescentes; y que todo ello es sinónimo de progreso.

Escucha ‘Imploding the Miracle’, el nuevo álbum de The Killers

Artículo anteriorATOMS FOR PEACE
Artículo siguienteU2