Inicio Discos DEFTONES - OHMS

DEFTONES – OHMS

-

Deftones, o lo que es lo mismo, Stephen Carpenter y Chino Moreno como potencia compositiva, nos traen Ohms, su retorno tras el sorprendente Gore, demostrando que son una banda que ha sabido evolucionar sin perder en absoluto su esencia.

Mal considerados como unos abanderados del nu-metal por culpa del groove que se podía encontrar en sus dos primeros trabajos de los 90, Adrenaline y Around The Fur, no fue hasta que con White Pony rompieron el molde y sublimaron su estilo basado en guitarrazos oscuros y poderosos, melodías vocales que harían las delicias de Robert Smith y momentos que iban desde el puro shoegaze hasta elementos de metal progresivo. Esta dualidad ha sido la constante de una carrera que ha dado momentos como el ya mencionado White Pony, Gore, o Koi No Yokan, sus tres mejores trabajos para quien suscribe, y al que deberíamos sumar ya este Ohms.

Si Gore era un trabajo que pese al nombre, tenía multitud de aspectos ambientales y más reflexivos, la voluntad de Chino Moreno ha sido ceder a las pretensiones de Carpenter (absoluto metalhead) de hacer un trabajo más directo y pesado. Ojo, eso no quiere decir que Ohms sea puro metal, sino que las guitarras pesadas, las afinaciones densas, son el camino desde el que construir las melodías y los temas.

Esto se percibe perfectamente en Génesis, tema que abre este Ohms y que, pese a la introducción con un teclado giallesco y un arpegio robertsmithiano, quien lleva la fuerza del tema es Carpenter con un riff repetitivo y machacón digno del Around The Fur con Moreno jugando como nunca con sus dualidad de estribillo onírico precedido de una estrofa en la que llega casi al screamo. Ceremony, siguiente corte, tampoco deja concesiones, pese a que Moreno abandona el registro vocal más agresivo que ahora llevan las guitarras, el tema es un catálogo de riffs de Carpenter que sabe cuando dejarnos respirar en mitad del tema para volver a aplastarnos antes de acabar.

Pero como hemos dicho, que el disco sea directo y más agresivo no significa más metalero. Urantia es otro ejemplo de lo que a veces es un tanto inefable, definir la música con palabras, pero solo hay que ver como a un poderoso riff de guitarra Moreno responde con una voz suave y dulce, cantando mejor que nunca y sin romper prácticamente nunca la voz. Error sigue en esta dinámica, pero esta vez las melodías tienen un sentimiento más oscuro, más dark pop, incluso post punk, contrastando con la fuerza de instrumental del tema en el que Abe Cunningham se luce a los parches.

Pero Deftones siempre abre vía para la experimentación. No hay disco en el que no profundicen y lleven su propuesta hasta los extremos, a veces con fortuna dispar. No es el caso de The Spell of Mathematics, el mejor tema del disco para este escriba, en el que un teclado dota de ominosidad a las pesadas y monolíticas guitarras de Carpenter para luego romper la intensidad del tema y llevarnos a propuestas cercanas a My Bloody Valentine, casi noise, y luego abrirse y buscar la luminosidad en la parte central, en la que entra hasta un chasqueo de dedos para matizar el toque de caja de Cunningham, mientras bajo y batería navegan hacia el final del tema en un soberbio viaje.

A este tema le complementan perfectamente la dupla formada por Pompeji y This Link is Dead. Mientras que el primero nos recuerda sónicamente a lo que Billy Corgan podría haber llevado a sus calabazas si hubiera llevado su música por otros derroteros. Así, Pompeji nos sorprende con un teclado como elemento más presente del tema, y con unas voces suaves y melódicas que recuerdan a temas como Mayonaise de Smashing Pumpkins en su atmósfera, mientras que This Link is Dead parte del teclado dejado por el tema anterior para llevarnos de vuelta al sonido Deftones más clasico, al de Around The Fur.

Ohms, en definitiva, ahonda en la parte más agresiva y directa de la banda, pero en vez de focalizarla en la dureza del sonido únicamente, parece haberse centrado en nuevos acercamientos basados en la densidad y en profundizar en la propia dualidad de la banda. Hay momentos en los que las guitarras y las atmósferas son ominosas, cercanas a las propuestas de los nuevos proyectos de black metal más experimentales, aquellos que abandonan el grito y las guitarras en tremolo y buscan la innovación como Alcest, Blut Aus Nord, Cult of Luna o Amen Ra, sin abandonar esa lado más pop que la voz de Moreno consigue extraer sin apenas ser consciente de ello. Recordemos que Cocteau Twins han sido siempre una banda fetiche para el vocalista.

Escucha ‘Ohms’ de Deftones