InicioDiscosFIDLAR - ALMOST FREE

FIDLAR – ALMOST FREE

-

Fidlar es una de las bandas más interesantes dentro de la escena rock actual, por ello su disco lleva consigo unas expectativas muy altas. Almost Free es el disco que sucede al exitoso Too, lanzado en 2015, que les llevó agirar por todo el mundo.

Podríamos decir que el rock y el punk están más de moda que nunca, probablemente gracias a bandas como Fidlar, Car Seat Headrest o Idles que están reinventando el género. Este año hemos podido ver a estas bandas colocándose en lo más alto de las listas de la crítica.

Pero adentrándonos en Almost Free, ¿qué tiene de nuevo este álbum? Han sido cuatro años de trabajo, por lo que las letras están cuidadas al detalle, como ha declarado la propia banda. Además, la innovación y la apertura a otros géneros está presente en casi cada canción. Lo que no cambia es que en ocasiones siguen produciendo estribillos llenos de potencia y mucha actitud.

Una propuesta muy poco ortodoxa

Antes de la salida del álbum ya habíamos podido escuchar bastante del mismo, con cuatro singles que han ido mostrando a lo largo de casi un año. By Myself es el último, pero antes sacaron Alcohol, Too Real y Can’t You see en 2018. Sin embargo en estos cortes no podíamos intuir esa pequeña ruptura en su música.

Desde el primer tema, Get off my rock, vemos que este disco es una propuesta muy poco ortodoxa. Ya solo esta canción incluye desde su skate punk habitual a ritmos que recuerdan al rock sureño o a Beastie Boys. Y todo en la misma canción.

Esto no le pilla por sorpresa a ninguno de sus fans, que saben que la banda de Zac Carper es capaz de todo. Desde hacer canciones de punk rock denso como Alcohol o Flake a canciones instrumentales con arreglos de saxofones y trompetas en Almost Free. La banda californiana siempre sorprende. Sin embargo, en su tercer album esto se lleva a su máxima expresión.

Un disco lastrado por su irregularidad

El disco es en ocasiones brillante como en Scam Likely, una canción que recoge lo mejor de la banda de california: letras únicas, frescura y potencia. También destaca el single By Myself, con un ritmo adictivo y una letra que no podría haber escrito nadie más.

Called You Twice es otra buena canción que engancha desde el primer minuto, así como Thought. Mouth.Esta última es una de las canciones más completas de toda su trayectoria, con un estribillo lleno de fuerza al que no le sobra ni le falta ningún ingrediente.

Sin embargo el global del disco deja una sensación agridulce. Desde luego es un disco menos inmediato y con menos éxitos absolutos que el magnífico Too. Eso no sería un problema si aportara algo diferente y único, pero no es así. La banda ha perdido mordiente al arreglar más las canciones sin otorgarle otros matices interesantes, haciéndolas en ocasiones repetitivas.

Algunas canciones son más complejas pero ello no aporta más calidad ni incentivos a su escucha. Con esta complejidad solo han conseguido quedarse en tierra de nadie, firmando por este motivo un disco irregular.

spot_img
spot_img