InicioDiscosHATCHIE - GIVING THE WORLD AWAY

HATCHIE – GIVING THE WORLD AWAY

-

Este año, tenemos entre nosotros una de las vueltas más esperadas en el panorama dream pop: Harriette Pilbeam (Hatchie). Han pasado 3 años desde el gran Keepsake, álbum debut de la artista nacida en Australia. Un disco que repartía maravillosas dosis de este género, que supuso uno de los mejores trabajos discográficos del 2019. Tras un arranque tan poderoso en su trayectoria, los amantes de Keepsake y de estos géneros ansiábamos escuchar su segundo disco de estudio. ¿Hatchie ha vuelto para quedarse y ser una de las voces más a tener en cuenta del dream pop y el shoegaze actual o todo ha sido un espejismo? Pues créanme que es lo primero…Y con creces.

El disco no puede iniciar de mejor manera que con Lights On. Una fusión magistral de synth pop y vibras provenientes del mejor Cocteau Twins (una de mejores bandas de todos los tiempos del dream pop y shoegaze). Parte de la letra ya nos dice lo que vamos a sentir en general con este señor disco: Oh, ‘cause I can’t stop thinking about your touch / Don’t stop, it could never be too much. Seguramente, la mejor canción del disco.

Encontramos mayor éxtasis en This Enchanted, una potencia sonora que nos hace viajar a comienzos de los 2000. En cambio, la tercera canción (Twin) nos vuelve a enriquecer con ese gusto a Cocteau Twins, pero esta vez con un añadido que no podría desprender más aroma al The Cure de los años 90… Una delicia de canción.

El cuarto tema tiene seguramente el cierre musical más atmosférico de todos (y eso ya es un decir). Take My Hand nos da un ritmo pegadizo junto a un uso de la batería exquisito…Y hay una frase que describe perfectamente el álbum: «But you don’t have to chang /. No, you don’t have to change». Hatchie no cambia en absoluto su estilo, pero elabora tal trabajo y experimentación que ninguna canción suena igual que otra. Genialidad.

Los dos siguientes temas se abrazan a un synth pop muy rítmico y pegadizo que, por momentos, parecen canciones de Taylor Swift. The Rhythm y Quicksand tal vez sean los temas más accesibles, pero también de una calidad enorme y los más bailables. Todo lo contrario que Thinking Of: la canción más pausada y experimental del disco. Al inicio parece una de las baladas de Wolf Alice cantadas por Ellie Rowsell, para finalmente mutar a una rareza digna de escuchar.

Giving The World Away (como el título del álbum) es una canción fiestera y digna de discoteca de los 90. Nuestros oídos sienten aquí dance británico en toda regla. Por su parte, The Key y Don’t Leave Me In The Rain ofrecen las dos principales caras de la moneda del disco: la primera, un derroche de shoegaze y la segunda, un golpetazo de synth pop.

Para dar cierre al álbum, tenemos dos canciones preciosas y para enmarcar: Sunday Song nos deja una melodía bellísima acompañada de unas guitarras finales que dejan un dream pop de categoría mientras canta: The way you look at me / the way I look at you. La última canción, Til We Run Out Of Air, vira la mirada hacia los sintetizadores proponiendo el cierre ideal, y clamando: «The further we’re driving into the sun».

En definitiva, Hatchie ha vuelto con su segundo disco por la puerta grande. No solamente ha superado a su álbum debut, sino que además nos ha dejado 12 piezas musicales brillantes de diversos géneros… Y ninguna es igual a la otra, aunque compartan esencia. Giving The World Away es ideal para oír de noche, a todo ritmo y cantar a pleno pulmón, gracias al abanico de sonidos que nos da la australiana.

Sin duda, uno de los grandes trabajos de lo que llevamos de año. Sigue así, Hatchie.

Escucha aquí Giving The World Away de Hatchie

AUTOR

Seba Pacheco
Seba Pacheco
Formado por letras musicales y secuencias cinematográficas.

¿Te gusta CrazyMinds? ¡Síguenos!

BUSCADOR

Y MUCHO MÁS...

spot_img
spot_img
Este año, tenemos entre nosotros una de las vueltas más esperadas en el panorama dream pop: Harriette Pilbeam (Hatchie). Han pasado 3 años desde el gran Keepsake, álbum debut de la artista nacida en Australia. Un disco que repartía maravillosas dosis de este género,...HATCHIE - GIVING THE WORLD AWAY