Inicio Discos HINDS - THE PRETTIEST CURSE

HINDS – THE PRETTIEST CURSE

-

A diferencia de trabajos anteriores, esta entrega de Hinds, The Prettiest Curse (2020) incorpora un pop sofisticado marcado por influencias ochenteras dentro de su sonido garage. Se nota la mano del sello Lucky Number Music y de Jennifer Decilveo en la producción de este album. Se incorporan un gran amalgama de sonidos que recuerdan a The Wombats o Albert Hammond Jr, artistas con las que trabaja la productora estadounidense. La portada, diseñada por la artista, pintora, poeta y fotógrafa española Ouka Leele, da un giro a la estética a la que nos tenían acostumbradas. Cambio que también se reflejará desde el punto de vista musical.

Una primera cara del álbum la integran los singles que la banda ha estado lanzando desde finales de 2019, marcados por melodías indie pop para dejar en un segundo plano el garage y el lo-fi.

El album abre con Good Bad Times, una pieza que señala lo ambiguo que puede resultar la comunicación en una relación cuando las cosas se interpretan de manera totalmente diferente por ambas partes. En palabras de Carlotta Cosials: «¿Sabes cuando en las películas dos personas viven realidades completamente opuestas dentro de la misma relación? ¿Cuándo uno piensa que está todo bien y el otro que está a punto de ahogarse? “Good Bad Times” trata sobre esa especie de batalla comunicativa; esa especie de diferencia horaria entre dos personas; la distancia: las dos caras de una moneda. Dos lados muy juntos que no se pueden separar, a pesar de que parecen ser completamente opuestos».

Mientras que la banda disfrutaba de una buena acogida internacional, llegándose a codear con artistas de la talla de Mac Demarco o The Strokes, en España eran vapuleadas cuestionando el porqué de su éxito. Just Like Kids (Miau) precisamente trata sobre esto. Presenta un estilo donairoso que combina ironía y sutileza a la hora de narrar los comentarios, críticas y opiniones de la gente desde los inicios de la banda.

Se trata de un cóctel de «todos los comentarios y consejos que hemos tenido que escuchar durante todos estos años como banda: de extraños o de ‘amigos’, de la industria», explicaban en una entrevista. «Oh, espera… ¡el tipo que tienes sentado a tu lado en el autobús probablemente también tenga una opinión! Si te preguntaste, como nos han preguntado a nosotras, “cómo se siente ser una chica en una banda”, aquí tienes la respuesta», han dejado claro, con un espíritu desafiante e irreverente transversal al trabajo.

En Riding Solo, la banda refleja la omnipresencia tanto física como emocional a la que están expuestas cuando se encuentran fuera de sus casas. Un ritmo acelerado de vida difícil de gestionar cuando todo sucede tan rápido pero que es necesario llevar para vivir de la música. «Se trata sobre vivir y morir por y para la música», comentan en varias entrevistas.

Come Back and Love Me <3 es un difuminado bolero que deja al desnudo una guitarra española acompañada de una pausada voz que permite leer entrelineas los entresijos de una destructiva relación amorosa.

La cara B presenta un estilo mas desenfadado y fresco que nos recuerda más a los inicios de la banda. El bajo de Ade cobra mayor protagonismo y canciones como Burn o Take Me Back, son buenos ejemplos de ello. Un par de solos deshilachados de Ana Perrote recuerda a los primeros trabajos de la banda y la empalagosa voz de Cosials supone para el oyente lo mismo que para Hinds la cerveza. Un must have.

En The Play la banda trata de encontrar sentido a su existencia tras sufrir una crisis de identidad —«Cause I don’t know who I am now»— y Waiting for you muestra resentimiento y venganza en una melodía de lo más pegadiza y repetitiva. El broche de oro viene con This Moment Forever. Una lenta guitarra a ritmo de vals que puede recordar a Cigarettes After Sex en la que Perrote y Cosials intercambian lentas estrofas para mostrar un tono de lo más profundo e íntimo.

The Prettiest Curse (2020) constituye así el trabajo más elaborado de Hinds hasta la fecha. Se ha pulido el descafeinado estilo garajero y lo-fi que las caracterizaba, abriendo nuevas vertientes hacia un indie pop más edulcorado con influencias de los 80. Los diálogos entre ambas cantantes, mezclando español e inglés son un recurso constante a la hora de narrar en primera persona sus experiencias y aventuras. Atrás quedó la sencillez en cuanto a producción musical. En esta ocasión, cada canción esta adornada con un sinfín de sonidos que contribuyen a crear una atmósfera chill que envuelve al oyente.

Aunque, en última instancia, el aspecto más importante que constituye la personalidad de Hinds es que sigue sonando a 4 chicas que se lo pasan genial haciendo música.

Escucha lo nuevo de Hinds, The Prettiest Curse, en Spotify y Apple Music