InicioDiscosIDLES - CRAWLER

IDLES – CRAWLER

-

Los formados en Bristol debutaron discográficamente en el circuito londinense en el año 2017 refrescando la escena con su disco Brutalism y desde ese instante demostraron que llegaban para darle un respiro al ambiente con su sonido pasivo agresivo que de pronto evocaba a unos Sleafords Mods aceitados. Las comparaciones, se dice son odiosas, pero en este caso particular, el Reino Unido ha ido aportando al semillero de bandas, propuestas ciertamente interesantes, que lejos de ser similares comparten algo en común: una rabia honesta por los tiempos que corren y les han tocado transitar.

El disco desde que arranca nos deja entrever que el viaje será distinto a sus anteriores álbumes, o al menos se percibe un esbozo de un cambio de dirección que, aunque (a mi parecer) no termina de cuajar por completo, se agradece el ánimo de intentar salir de su zona de confort.

El primer tema que discurre en una calma suave se agita un poco al final con la repetición de la frase /Are you ready for the storm?/ presagiando de alguna manera que algo brutal está por implosionar. No sucede mucho hasta que llegamos a Car crash y, comenzamos a notar el posible rumbo de Crawler con un track que en franca rebeldía se sale un poco de su canon habitual volviendo más denso el trance y acercándose de manera hipnótica a aquel desborde de cadencia narcótica que es Wrong de Depeche Mode, éste a su vez da paso a una de las canciones más distinguibles, The new sensation, en la que ya aparece de modo más claro la búsqueda e intención manifiesta de darle la vuelta a su sonido sin perder su esencia; un bajo rebasado y sucio, tambores precisos y una voz que alardea dejando a las guitarras como adornos filosos e incisivos.

El derrotero es otro y se perciben letras mucho más introspectivas sin dejar de lado los temas habituales que maneja Talbot, como su experiencia personal con las drogas y los infiernos existenciales que padece. Le agregamos asimismo el suceso de un accidente automovilístico que de alguna forma u otra ha marcado su vida provocando una reflexión y actitud diferente ante la existencia misma. Esto sin alejar del todo su impronta característica, pero sumando nuevas facetas y quizá, lo más importante, la forma de abordar la composición y ejecución de algunos de los temas de Crawler.

The whell respeta su clásico estilo con una batería furiosa. When the lights come on irrumpe sin aspavientos como si fuese una especie de melodía a medio ritmo, pero poderosa. Stockholm Syndrome retorna a sus orígenes mientras The beachland ballroom se revela y alza como una balada heroica.

Crawl! no tiene desperdicio con un Joe Talbot pletórico haciendo las paces consigo mismo gritando /I´m alright!/. Por otro lado, Meds no baja las revoluciones y seguimos instalados en el probablemente el pasaje más enérgico y punk del plato.

Kelechi presupone ser el interludio donde descansar antes de entrar en la canción que seguramente más se desmarca del disco: Progress, rola de corte experimental que recrea un mundo paralelo al que IDLES acostumbra habitar.

Wizz rompe con todo de manera desatada y compacta al no sobrepasar los treinta segundos como su compañera Kelechi pero en un sentido rítmico opuesto.

Llegamos al final del recorrido con un par de golpes ciertamente menos oscuros y más contenidos como lo son King snake y The end.

No diría que Crawler es un disco de transición, pero sí un alto en el camino donde las ataduras a lo establecido anteriormente, en lo que a su música se refiere, se van deshaciendo creando una nueva red de posibilidades que de entrada promete demasiado y promete bien. Sin temor a ser rechazados IDLES construye un disco emocionante que gira la cabeza hacia otros panoramas sónicos que enriquecen la base de su propuesta ya asimilada por todos sus seguidores. Es Crawler por lo tanto y por mucho un disco visceral que mira de frente a su futuro y no da concesiones hacia su propia evolución.

Escucha Crawler de IDLES

spot_img
Alejandro Arechandieta
Melómano cósmico. Escritor de balbuceos. Docente de lengua hispánica. Recolector de imágenes. Etcétera.
spot_img