Inicio Discos JASON ISBELL - REUNIONS

JASON ISBELL – REUNIONS

-

Gran parte de las reseñas escritas por la red sobre el último trabajo del cantante de Alabama Jason Isbell parten de una retrospectiva que arranca en su etapa de sobriedad, hace ya tres álbumes. Isbell admitió en una entrevista que le costó centrarse sabiendo que debía estar a la altura de las expectativas de sus fans, quienes saben que ya en The Nashville Sound (2017) dejó el listón muy alto. La presión casi puede con él y con su matrimonio, no hay que olvidar que su mujer también es música, Amanda Shires, y que, además de tener una carrera como solista y ser miembro de las Highwomen, forma parte de la banda que acompaña a Isbell en su carrera en solitario, The 400 Unit.

Antes del lanzamiento de Reunions regaló al mundo un hit que se hizo eco durante meses gracias a su interpretación por Bradley Cooper y Lady Gaga en A Star Is Born, Maybe It’s Time. El ex miembro de Drive-By Truckers ha presentado una decena de pistas en su séptimo trabajo sin apenas agitación y revisando temas ya tratados, aunque con mayor franqueza y concreción.

Prácticamente lo más elogiado en este largo es su apertura. What’ve I Done To Help es una interesante apuesta de casi siete minutos de duración. Es la artillería pesada que se enreda demasiado en un mantra y la que mayor carga tiene de su cosecha propia. La letra es de lo más errante del trabajo y reflexiona mucho sin acabar dando respuestas fáciles. Al contrario que Dreamsicle, un corte que ofrece una escena muy particular. Frustración, promesas rotas… la infancia de un chaval hijo de padres adolescentes que ve cómo aumenta la grieta de su hogar e incomprendido se encuentra con un divorcio a ritmo de country.

Este disco apuesta por el sonido de raíz de Isbell, pero también arriesga con tintes más rockeros y apuesta por un sonido de la década de los ’80 que acaba tocando sintetizadores de época no muy acertadamente.

Su familia también está presente entre los cortes de este LP. Overseas habla de esas etapas en las que su esposa y él apenas se ven porque cada uno tiene su gira y Letting You Go sobre la relación padre e hija. Esta canción comienza con una recién nacida y levanta la cabeza hacia su futuro con versos tan sinceros como: «Es fácil ver que llegarás donde vas, la parte difícil es dejarte ir». Ambas escenas son tiernas y mantienen esa idea de Isbell de dejar de lado las letras universales y contar historias más palpables y reales.

En River un piano y un violín contemplan el trascurso vital de un río y cómo algún día fueron nubes que tarde o temprano se secaran. A esta balada le sigue un sonido más crujiente, uno más rockero. Be Afraid le dice al oyente a la cara: «Ten miedo, mucho miedo, pero hazlo de todos modos».

Y la introspección se hace un hueco de nuevo durante el último tercio de esta decena de pistas. It Gets Easier pone el foco sobre el estado de sobriedad de Isbell y sus ya ocho años sin probar un trago. St. Peter’s Autograph es el regalo a un ser querido ya fallecido y una pausa necesaria para aquellas personas que necesitan sentir su pérdida a su propio ritmo. Es bastante complicado valorar Reunions sin compararlo con sus predecesores y que no salga mal parado. Tiene muchos elementos de ambiente, pero le falta algo de acción, un giro inesperado y trepidante que se salga de una fórmula predecible. Las tramas llegan y la apuesta por un mensaje más directo es digno de mención, pero, a veces, la innovación se percibe tímida y parece ser un paso a un lado más que un intento de avanzar. Reunions podría resumirse como un álbum correcto, honesto y real.

Escucha el nuevo álbum de Jason Isbell, ‘Reunions’, en Spotify y Apple Music