InicioDiscosKAREN O & DANGER MOUSE - LUX PRIMA

KAREN O & DANGER MOUSE – LUX PRIMA

-

En apenas cinco años Karen O y Danger Mouse han ampliado su repertorio considerablemente gracias a un gran número de temas colaborativos. Karen compuso no hace mucho la banda sonora del film Where The Wild Things Are y versionó Immigrant Song de Led Zeppelin con Trent Reznor y Atticus Ross. Mouse, por su parte, ha trabajado con varias bandas como Parquet Courts y Run The Jewels. No es fácil trabajar en tándem, pero ambos artistas han conseguido un resultado ecléctico y muy curioso. A un sonido articulado entre el mundillo retro y las influencias más moderna de Mouse, le ha caído como bendición del cielo la voz de los Yeah Yeah Yeahs.

Su primera presentación como dúo son nueve pistas en un LP con tintes rock, ambientales y cargados de la fuerza atmosférica de una buena banda sonora. Cuando preguntaron a Danger Mouse por su inspiración mencionó que en Lux Prima la idea era “buscar un lugar en lugar de un sonido”. A ese lugar le ponen música de fondo con el homónimo. Una apertura de más de nueve minutos que crean el colchón instrumental que tenían en mente. Es un tema tan largo para comenzar que su variedad sorprende a cada giro inesperado. Lo que comienza suave se llena de melodía y epicidad hasta un estallido que cierra tal y como arrancaba.

Ministry sigue su legado y, sin perder la tensión, sumerge al oyente en un bucle incompleto e hipnótico sobre el que la voz dramática de Karen O se siente especialmente cómoda. En encabalgamiento de un compás aparentemente inconcluso es sobrepasado por la rítmica que giran noventa grados el rumbo del tema. Y sosegada para cerrar el primer tercio entra Turn the Light, una canción entre la música disco y el funk con la que se puede fantasear y formar en la cabeza la imagen de un caminante marchoso que recorre una calle o pasillo con su flow y pantalones campana pero sin prisa.

Siguiendo el pasado de la historia en sentido contrario, Woman mete cabeza con una batería rockera de mediados del siglo pasado. Estas dos últimas quizá rompieran lo que el dúo tardó un cuarto de hora en crear, mas el álbum es evolutivo y ya en Redeemer se sosiega la banda con un aire spaghetti-western que recuperará algo de la “niebla” pasada. Drown será la balada a media lista mientras, que Leopard’s Tongue un repunte final de ilusión que romperá la monotonía que podía aparentar el largo. Reveries retoma el sonido de fílmico con un colchón de cuerda, una guitarra y un velo de ecualización vintage.

El octavo tema que acerca la trama al abismo en el que se encuentra el cierre, Nox Lumina, un repaso de la intro con el que ponen punto y aparte al inicio de un viaje creativo bien conseguido y trabajado. Puede que descoloque la disparidad de los extremos frente a las pistas centrales del list, mas es que tanto Karen O como Danger Mouse han tocado ese lugar que preveían y parece que cómodamente se han asentado sin riesgos ni turbulencias.

spot_img
spot_img