Inicio Discos MARIA ARNAL I MARCEL BAGÈS – CLAMOR

MARIA ARNAL I MARCEL BAGÈS – CLAMOR

Empieza a ser un clamor que Maria Arnal i Marcel Bagés es una de las parejas artísticas del momento en este país. Pocos proyectos musicales se pueden permitir el privilegio de, en su segundo álbum, cambiar por completo las piezas del tablero, darle una vuelta de 360º a su sonido y arroparse de artistas internacionales de pedigrí alineadas con su nuevo concepto artístico. Estas son las bases que sostienen CLAMOR (Fina Estampa, 2021), un ambicioso y extraterrestre disco que lleva a Arnal y Bagés a pisar suelo lunar a través de sonidos electrónicos, arreglos clasicistas y mucha imaginación en su concepción.

Si en su celebradísimo debut de 2017 la mezcla de tradición y vanguardia acababa resultando en una victoria de lo primero, en esta ocasión son los elementos modernistas los que terminan por decantar el peso de la balanza. Su finalidad es un pop “mutante” que recorre un sendero en el que suenan cencerros y campanas, pero también voces sintéticas, cajas de ritmo y un sinfín de arreglos orquestales y electrónicos que le dan al conjunto un aire cinemático.

La ambiciosa producción de David Soler compite por el rol protagonista con Arnal y Bagés en un álbum hipnótico y lleno de fantasía que te mantiene pegado al asiento como una buena película de suspense. ¿Qué sucederá a continuación? ¿Qué desvío tomarán en su camino? Esta sensación de tensión constante y cortante es uno de los grandes aspectos positivos de un trabajo no falto de ellos.

Se debe en parte al gran salto al vacío espacial que ha dado la pareja artística en su reválida. Un giro realizado con la colaboración de diferentes proyectos y cabezas pensantes: el histórico cuarteto de cuerda estadounidense Kronos Quartet introduce al clasicismo la música de Arnal i Bagés en la reivindicativa Jaque, que adapta un poema de la historiadora Donna Haraway -“alza la voz” clama Arnal repetidamente-; y una de las figuras contemporáneas del momento en la experimentación digital, Holly Herndon, implementa, sí, tecnologías de I.A. a la adaptación del canto litúrgico gregoriano Cant de la Sibil.la.

Este utópico viaje por referencias literarias y musicales comienza esperanzador con el sonido sintético que abre Milagro (“volver a empezar de nuevo”) y continúa por los dos temas más “pop” del repertorio: Ventura con la envolvente melodía vocal de Arnal y el ritmo de marcado acento tradicional que se transforma en canción dance en Fiera de Mí –se me ocurren pocas propuestas capaces “bailarle” al mundo occidental y del capital con el verso “caminito de perlas / muérdeme el cuello”-.

Meteorit ferit nos invita a continuación a pensar que puede haber nueva vida tanto en su música como en nuestro futuro como humanidad; Cant de la Sibil.la es pura ambición, fantasía eclesiástica en la que suenan cencerros, caminos de cabras, voces a capella, capas orgánicas y sintéticas; El gran silencio es un luminoso himno de pop electrónico; e Hiperutopía cierra el círculo catapultando a Arnal y Bagés a un terreno lejano a la música de autor catalana: su canto ya es universal, es infinito, no hay rejas que lo limiten y se puede dar por concluida su “mutación” como banda.

En definitiva, CLAMOR no repite fórmulas y bebe de una heterogénea electrónica de corte minimalista y detallista. Arnal sigue embaucando con sus partes vocales, quizá lo más continuista con 45 cerebros y 1 corazón, y Bagés parece más relegado a un segundo plano, como un peón en el nuevo tablero del dúo, repleto de colaboraciones y recursos primitivos y electrónicos. Un álbum en el que el respeto por lo pasado sigue muy presente, pero en el que el futuro -del yo, del nosotras, del todos- cobra relevancia. El resultado se queda a las puertas del jaque mate.

Escucha aquí Clamor de Maria Arnal i Marcel Bagès

Salir de la versión móvil