Inicio Discos MARINA - LOVE + FEAR

MARINA – LOVE + FEAR

-

Los años más recientes en la vida de Marina Diamandis han sido bastante convulsos llegando a necesitar no sólo un parón en su carrera sino un replanteamiento vital que ha acabado definiendo su nueva identidad. Ella misma dice haber desenredado el caos que unía su personalidad real con la artística y ha reaparecido de la manera más llana y directa posible. Esta nueva etapa prescinde de sus Diamonds y la muestra tal y como quiere bajo su nombre, MARINA. Su primer paso hacia delante explora la teoría de la psicóloga Elisabeth Kübler-Ross sobre la dualidad sentimental. Según dice, los humanos somos definidos por dos emociones dominantes y opuestas de las que derivan todas las demás.

Love + Fear es un doble trabajo que se coloca en la discografía de MARINA como el cuarto álbum de su carrera. La galesa ha presentado dos bloques de ocho temas durante este abril que la han permitido profundidad ambos temas con sus letras y bajo un estilo musical común. Los primeros adelantos son ya una declaración de intenciones del resto que ha de acontecer. Handmade Heaven cuenta con el productor de Lorde, Joel Little, y transporta a una atmósfera fantástica brillante y optimista digna de la mitad amorosa.

Superstar mantiene ese carácter de letra “Disney” que han dado algunos críticos y que añora a otra persona con la distancia como problema que limita el deseo de MARINA. De ambas se extrae el factor musical que redefinirá el pop de la artista galesa. Todos los temas tienen, en mayor o menor medida, un pop orquestado/épico muy estilo Enya. La cantante entra de lleno en sus canciones sin apenas intro y el colchón sobre el que se sostiene su voz queda reforzado en un puente que romperá modulando en el estribillo cargando, aún más si cabe, de elementos una pista que parecía ya suficientemente llena.

La brillante producción está por encima del synth pop que la definió durante años con temas tan icónicos como The Outsider. Ahora las pistas se alzan potentes y hasta las baladas son impulsadas por un ritmo liviano a la par que cañero. El anhelo y la tensión se masca en ambas caras del proyecto. De un fuerte optimismo To Be Human y End Of The Earth ofrecen la transición entre Love y Fear. Marina fusiona ambos sentimientos cargando sus letras de matices. Trump, un mundo en decadencia que ofrece mierda la población, del cadáver de Lenin hasta teorías rocambolescas que desde la garganta de la artista cobran sentido y belleza musical dando paso a la segunda mitad.

True tiene un estribillo que recuerda al Smell Like Teeen Spirit de Nirvana y Baby es, siendo uno de los temas más promocionados, la pista que desmonta la primera parte. Una buena colaboración con los recurrentes Clean Bandit y con Luis Fonsi que, sin duda, estaría mejor en cualquiera de sus trabajos que en el de la galesa. Ya en Fear, Marina si consigue traer un ritmo latino a su terreno y experimentar con sentido, dentro del proyecto, con una guitarra acústica. Karma tiene ese colchón que la hace suya y que empaca gracias a una voz fría al narrar comparada con la mejor Madonna. Fear no es tan clara y esperanzadora como su hermana. Dudas y ansiedad recorren los versos que la conforman, mostrando las inseguridades vividas por la cantante en la brecha que la llevó a publicar un nuevo largo.

Sus pistas son más similares entre sí que las de Love y el romanticismo ahora pide ayudo a base de miedo e interrogantes. Too Afraid deja perlas tan explícitas como: “Odio esta ciudad, pero me quedo por ti”. Rivalizarán entre ambas emociones cediendo gran carga hacia la que los titula y, aun con las grandes y pegadizas melodías que deja con su escucha, Marina pone el cierre con una suave balada a piano que otorga a la fuerza interna la bondad como el mayor motor. Soft To Be Strong es un digno cierre ante la complejidad del proyecto en conjunto cargado de un ambiente agridulce y reflexivo, ante todo.

Si bien es cierto que sus rimas no son lo más elocuente del panorama actual y que su instrumental mama de fuentes bastante obvias, Marina se ha redefinido muy dignamente y ha creado una nueva marca que la hace merecedora de tal sonido propio. De letras más comunes a otras nada esperadas bajo la etiqueta pop y gracias la premisa conceptual de este cuarto LP, el existencialismo de Love + Fear hace de él uno de sus mejores trabajos y venerado con una alta puntuación.