Inicio Discos MASTODON - MEDIUM RARITIES

MASTODON – MEDIUM RARITIES

-

Los discos de rarezas, como este Medium Rarities, en esta era en la que todo está a tiro de click, no dejan de ser meros divertimentos para el fan completista que necesita poseer físicamente y en un único lugar, todos aquellos temas que llevan cierto tiempo dando vueltas por la red. Pero hay veces que las rarezas, versiones y tomas en directo valen por sí solas la adquisición de uno de estos trabajos. No es este el caso que nos ocupa.

Y no es que sea una pena, porque lo cierto es que los reyes del sludge progresivo se merecen un cierto descanso compositivo y dar salida al material que tienen para contentar al fan más irredento en estos tiempos en los que es todo tan difícil. No es que Fallen Torches, el único tema seudo inédito (lleva dando vueltas desde 2019) sea un mal tema. No lo es en absoluto y la colaboración del Neurosis, Scott Kelly junto con al poderoso estribillo cantado por Brann Dailor, lo convierten en un tema matador. No es original, pero es un tema clásico de Mastodon y eso no es poco.

El problema de este Medium Rarities es la irregularidad, aunque no engañan ya que no dejan lugar a dudas con el título. Esta irregularidad se da sobre todo en las covers de temas muy alejados del mundo Mastodon, aunque no de los eclécticos intereses musicales de los cuatro miembros del grupo. A Commotion, por ejemplo, versión de la indie Feist que apareció como tema de un split single en la que esta hizo una versión de Black Tongue de los metaleros, tiene un punto de punk oscuro y de sonido a lo Melvins, es curiosa por como llevan a su terreno la oscuridad indie de la canadiense, pero no acaba de sonar ni a uno ni a otro.

Por otro lado, la versión del tema A Spoonful Weighs A Ton de los abanderados del pop psicodélico de este milenio, The Flaming Lips también peca de mantenerse demasiado entre los dos mundos, el de Mastodon y el de los alocados labios en llamas, dando como resultado un tema que es un canción con melodías de puro pop con guitarrazos de puro sludge, pero no acaba de ser redonda y las conexiones no encajan demasiado.

La versión del Orion de Metallica, aparecida en un CD de versiones de los thrashers, es anodina porque no deja de ser una versión prácticamente calcada en la que tal vez lo que cambie sean las afinaciones y los pedales de guitarra, para sonar como suenan las de Mastodon, pero poco más.

El otro tema a destacar, junto con Fallen Torches, es la locura desatada que es Atlanta, colaboración con el inefable Gibby Haynes de los Butthole Surfers y aparecida como single de los Adult Swim. Un tema irreverente, divertido y agresivo que nos trae a los Mastodon más primigenios, y que es puro y adictivo metal punk.

El resto de los temas no dejan de ser instrumentales muy bien ejecutados, como todo lo que hace el cuarteto, y rendiciones en directo de diversos temas clásicos de etapas pasadas de la banda, lo que nos sirve como fotografía nostálgica de un proyecto que cumple ya 20 años y que ha vivido diferentes evoluciones de sonido. Valga como ejemplo la versión de Circle of Cysquatch, en la que se abandona la precisión en la ejecución y se ahonda en la potencia y en la intensidad, algo que han ido abandonando por una ejecución más dinámica de los temas.

En este sentido encontramos temas más pausados como White Walker, que hicieron para la banda sonora de Juego de Tronos, serie en la que aparecieron como extras y que se sumerge de lleno en la atmósfera medievalista de la serie sin abandonar la esencia de los Mastodon más tardíos. O la versión instrumental de Jaguar God, que suena mucho más poderosa y épica sin voces que en la versión oficial aparecida en su Emperor of Sand de 2017.

Este Medium Rarities, en conclusión, tal y como hemos dicho al principio, no es más que un divertimento para la banda y para los fans que sirve para conmemorar los 20 años del grupo mientras esperamos el nuevo trabajo.

Artículo anteriorBRING ME THE HORIZON
Artículo siguienteCOLD WAR KIDS – NEW AGE NORMS 2