Inicio Discos MINT FIELD - SENTIMIENTO MUNDIAL

MINT FIELD – SENTIMIENTO MUNDIAL

-

Un sentimiento de desolación, tristeza y añoranza recorre el mundo. Un sentimiento que le viene como anillo al dedo al segundo álbum de la banda mexicana Mint Field y en especial a su vocalista, letrista y compositora principal, Estrella del Sol Sánchez. El grupo, que se quedó hace unos meses sin la co-creadora del proyecto en 2015, Amor Amezcua, pone banda sonora cruda y tensa a este ocaso que vivimos en Sentimiento Mundial (Felte Records, 2020), uno de los trabajos castellanoparlantes que más van a dar que hablar a nivel internacional.

Y no es para menos, porque el trío que conforma en estos momentos junto a Sebastian Neyra (bajo) y Callum Brown (batería) ha cruzado el charco para grabar en Londres su nuevo álbum. Componentes de bandas anglófilas como Ulrika Spacek –Brown es batería de los de Reading- o Vanishing Twin ponen su granito de arena en uno de los lanzamientos más esperados del año salidos del país azteca.

La apuesta vuelve a ser arriesgada, atrevida y recubierta de un halo de misterio. Cuesta discernir de nuevo lo que trata de expresar Estrella del Sol en las pocas palabras que cubren sus canciones. Quizá el tema epónimo sea el más explícito en este sentido. “Todo se ha marchitado / Hay una sombra donde antes había luz”, susurra en una nebulosa de ruido, distorsión y ritmos kraut que funden a negro cada pieza del LP.

El resultado es más escueto que en su estelar debut Pasar de las luces, que los hizo girar por Norteamérica y Europa, pero es igual de hipnótico y difuso. Un dulce caramelo para paladares ávidos de la extrañeza que genera una mezcla tan variopinta que suena entre el krautrock, el shoegaze más ruidista y pesado, ecos detallistas de free jazz y pasajes espaciales y complejos.

La etiqueta de ‘dream pop‘ se queda diminuta para definir lo que Mint Field exponen en su flamante obra. Resulta una tarea costosa adentrarse en su universo sonoro, pero la experiencia puede ser memorable a la par que confusa. La sensación es parecida a la que provocan tótems de la escena shoegazer como My Bloody Valentine o Slowdive. Solo que aquí la propuesta está menos definida.

Tan pronto embelesan con la onírica Delicadeza como someten con el enrabietado psych-rock de Contigencia. Natural es todo menos eso, “natural“. Le hablé a la ola del mar es como el recuerdo de un sueño calmado en mitad de este viaje a lo desconocido. Nuestro sentido cierra vibrante con los pedales a todo trapo y arreglos de cuerda que marcan un tono gótico y lúgubre. Y la terna final Nadie te está persiguiendo-No te caigas-Presente protagoniza los momentos de ruido más explosivos y pesados.  

Sentimiento Mundial trata, en definitiva, de lo globalizado que es sentirse extraño, triste y desolado ante lo incomprensible, desconocido y oscuro. Estrella del Sol trata de personalizar este sentimiento con su frágil y susurrante voz en un duelo intenso contra el ruido y la crudeza instrumental.

Escucha ‘Sentimiento Mundial’ de Mint Field