Inicio Discos PEACH PIT - YOU AND YOUR FRIENDS

PEACH PIT – YOU AND YOUR FRIENDS

-

En su momento fue la frescura en la forma de combinar elementos en aparente tensión lo que me llamó la atención del grupo canadiense. Canciones como Drop the Guillotine o la homónima Peach Pit, en las que por un lado, la presencia vocal reclama toda tu atención, pero por otro la guitarra va girando y girando en patrones de virtuosidad contenida. Algo que me recordaba a la forma de entrelazar de las guitarras de Tom Verlaine y Richard Lloyd —salvando las distancias—.

Todo ello me hizo pensar que no eran un grupo más de la ola indie pop influenciada por el surf y la psicodelia alternativa. Being So Normal, el primer álbum de Peach Pit, se presentó como un recordatorio de lo que ciertas influencias bien digeridas en lo instrumental, junto a una especial honestidad y personalidad en lo lírico pueden llegar a hacer con un sonido ya muy manido.

Es la narratividad que desprenden las canciones de Peach Pit desde sus inicios lo que alimenta de verdad su corta discografía. Se trata de un refinamiento de las letras de ese bubblegum pop: una especie de deconstrucción del mismo pero conservando su idiosincrásica nostalgia y sin pretenciosidad alguna. En esta línea, donde en su primer trabjo teníamos Private Presley o Tommy’s Party, en su nuevo álbum You And Your Friends encontramos Brian’s Movie o Figure 8.

Es el caso de canciones que funcionan por su carga lírica, a la que la música solo tiene que aportar contexto y poco más. Son historias de pérdidas de amigos, relaciones y, en general, momentos en los que te sentías joven y con posibilidades. Pero siempre desde cierta humildad de héroe sin clase que podría salir de una canción de Springsteen —mucho más juvenil, ciertamente—.

Una forma de composición heredada de toda la tradición folk pero con un tratamiento muy diferente. Aun así funciona por la cotidianidad, por cierta inmadurez emocional e incluso el romanticismo absurdo al que se adapta. Ahí tenemos Shampoo Bottles, cumbre del álbum, una típica historia de ruptura pero centrada en todos aquellos restos materiales que deja una relación. Todo es tan deliberadamente absurdo y nostálgico que para cuando llega ese magnífico estribillo ya estás roto. Nunca una canción sobre seguir usando el desodorante de tu ex me había llegado tanto.

La parte instrumental de Shampoo Bottles es un ejemplo de ese equilibrio entre voz y guitarra del que hablaba al principio: a pesar de parecer en lucha, estos elementos acaban complementándose. Sin embargo —y aquí empiezan las malas noticias— no es esta la tónica general del álbum.

Ese espacio labrado entre el riff indie de guitarras y el dream pop más influenciado por el surf es el que tan bien empezaron explotando Peach Pit y lo que los diferenció. En You And Your Friends ese espacio se difumina y, debido en gran parte a la producción, acaba pesando más hacia un lado que a otro. Las guitarras se relajan, desaparecen los riffs nerviosos para dar paso a las texturas y cede su parte de protagonismo a la voz, que acaba acaparándolo todo. A veces es precisamente lo que pide la canción, como ocurre en la mencionada Brian’s Movie o en Camilla, I’m At Home, donde la influencia surf y psicodélica de la parte instrumental es obvia pero no sobresale.

Sin embargo, en otros casos es lo que hace que pierdas el interés, como en Second Life with Emily o Your Teeth. Al repetirse, la fórmula se va desgastando y resulta en canciones demasiado homogéneas. Los arreglos de guitarra acaban siendo fácilmente intercambiables entre canciones y la sección rítmica no acaba de brillar. Solo en canciones obviamente conducidas por el ritmo, como Feelin’ Low (F*ckboy Blues) o Black Liquorice, adquiere protagonismo.

Quizá por ello estas dos canciones resultarán entre las más destacadas, aunque su parecido a lo que había hecho hasta ahora el grupo se deba más a su vitalidad y sentimiento que al sonido en sí. Una especie de sentimiento imbuido de esa nostalgia de la que hablábamos que, por poner un referente, personalmente me recuerda a la atmósfera presente en el Come of Age de The Vaccines.

Esa cierta maleabilidad que contenía el sonido de Peach Pit se ha convertido en You And Your Friends en algo más rígido, menos abierto a improvisación. Aunque ello se deba en parte a algo positivo como es un sonido más completo, sí es verdad que no se ha sabido explotar ese factor diferenciador con el que contaban en su origen.

La capacidad del grupo para escribir canciones geniales a la vez que tremendamente mundanas sigue ahí, aunque el envoltorio no acabe siendo del todo disfrutable. No se trata de una mala evolución sino de un mal enfoque, en el que el sonido anterior del grupo se ha dejado llevar por uno más denso y lleno de texturas que casi no dejan sitio a la energía y a aquella capacidad lírica que hicieron especiales sus primeras canciones.