InicioDiscosRalphie Choo - SUPERNOVA

Ralphie Choo – SUPERNOVA

-

Juan Casado Fisac es Ralphie Choo, este artista de vanguardia que estrena un álbum debut tan esperado tanto por el público que ha ido forjando desde 2019, como por la crítica profesional que ha ido descubriendo a esta joven promesa. No es un artista con malos movimientos, ha conseguido grabar una sesión para COLORS, aparecer en World Café –el show distribuido por NPR–, ser mencionado por Zane Lowe y nombrado en Pitchfork como Best New Track, gracias a BULERÍAS DE UN CABALLO MALO.

Cabe mencionar que a los artistas les hace falta presentar trabajos sólidos y largos para poder demostrar el talento con sonidos más pensados que quepan en un LP. Es por ello que desde 2019, tras haber lanzado tantos singles extraños, se necesitara escuchar un álbum completo para conocer mejor a este genio. Recientemente ha fichado por Warner Records, pero por la entidad estadounidense, tendrá, sin duda, más nicho de mercado y proyección desde ahí que el esperado aquí. Considero que este país no le dará el reconocimiento merecido a este joven.

Este 15 de septiembre ha salido SUPERNOVA. Una supernova es una estrella que libera una gran cantidad de energía, es la fase terminal de ellas, en la que se convierten cuando estallan. A diferencia de esta definición, esperemos que la estrella de Ralphie Choo esté en fase de nube de gas y polvo en el espacio, aún en su ciclo de nacimiento. El debut contiene 14 canciones que incluyen tanto colaboraciones con artistas internacionales como locales emergentes. Es sin duda el estreno más impresionante para un artista español en años, este trabajo aúna madurez, buena definición, a la vez que desorientación, una gran sensibilidad y amplias referencias musicales de géneros pop y de nicho.

El madrileño nos introduce este disco al más estilo fantasioso, JUAN SALVADOR GAVIOTA, lo que, de antemano, deja ver su sonido y utopía personal que te lleva por tantas partes divertidas y con un sonido cuidado que aportan tantos instrumentos clásicos en compañía de la biblioteca de sonidos del productor más novedoso en cuanto a tecnología de vanguardia se refiere. Se dejan escuchar unas cuerdas y flautas traveseras que recuerdan a a la discografía de Björk, una buena influencia para este joven entre otras muchas. Unos coros y una percusión al más estilo del jazz acolchan la canción cuando introduce las flautas y el xilófono en su carácter más angelical. Es una entrada tanto pausada como sorprendente, nos lleva de una dirección a otra disfrutando de esta experiencia. Y es que este disco es una experiencia en toda su duración que te hace disfrutarlo y no comprender la mente tan enrevesada que parece que tiene este creador. Su mood board será tan desordenado como buenamente relacionado.

La cultura musical española está incluida también dentro de este universo, la encontramos en BULERÍAS DE UN CABALLO MALO, donde nos guiamos por una bulería flamenca en el que incorpora elementos electrónicos de otros materiales que no son instrumentos, así como el motor de una motocicleta haciéndola sonar como el relincho de un caballo. Este recurso es una característica que parece estar en tendencia por el movimiento musical urbano actual que también la usa en TANGOS DE UNA MOTO TRUCADA, canción con título también del palo del flamenco al que le da muchas vueltas, con una percusión muy electrónica y cortada en el que nuevamente agrega una flauta travesera y un piano. El cante jondo también aparece en BESO BRUMA, donde firma una omertà por un amor: “Yo callaría por ti, aunque me metan preso”. En la percusión está bien conducida por unas palmas y un cajón flamenco, y, de manera periódica, encontramos una perfecta mezcla entre jaleos y ad-libs digitales.

Muchas canciones están divididas e incorporan esa dualidad que parece que separa la pista en 2 diferentes temas bien unidos. Así lo demuestra en NHF, acompañada de una voz inentendible y un batería y palmas electrónicas. También lo hace en WCID?, en colaboración con mori – su compañero de rusia-idk –, un tema de rythm and blues con una grabación de batería y coros que te hace sentir en alguna canción de Blonde (2016), último álbum de Frank Ocean.

Nos encontramos una nana tan personal en TOTAL90NOSTALGIA, con ecos de su voz incorporados con efectos digitales e instrumentos infantiles lo acompañan en la primera parte, seguido, se agregan tanto una guitarra acústica como teclas de piano. La canción más galáctica e inentendible, y es que no hace falta comprender la lírica si lo que importa en este elepé son la búsqueda de sonidos experimentales que nos va entregando. también es buen interludio que lo demuestra, aquí parece que nos habla un niño que no comprendemos por su inexperiencia hablando pero que tendrá tantas preguntas como las que tenemos al escuchar todo lo que nos plasma Juan. Tiene un gusto y una calidad muy buena en este viaje que se va pasando rápido, porque el disco es eso también, un viaje por todos las galaxias y multiversos digitales, o por los sueños infrecuentes que se pueden tener en una noche febril.

En el tema de crema batida, en otro idioma, el de WHIPCREAM, nos da a entender todas las combinaciones mezcladas de lo escuchado y de lo que queda por escuchar. Aquí, acompañado de Paris Texas, encontramos su pista más MIKE DEAN, gracias a esos sintetizadores, ese ritmo de trap que lo cohesiona y ese sample de teclados en forma de percusión que se repite en tercer plano durante toda la canción. Es una de las canciones que parece que más fases de producción ha tenido, ya que incorpora tantos instrumentos en toda la estructura de la canción, a pesar de eso, están perfectamente elegidos en cada momento para sorprender y estimular al oyente.

Puede llamar la atención la colaboración con Mura Masa, esa MÁQUINA CULONA que consigue tanto hacerte mover las caderas cuando la escuchas. Es probablemente la que más libertad creativa tiene de todo el largo, y no es de extrañar que la combinación entre estos 2 productores – más DRUMMIE – haya quedado tan natural como juguetona y absurda (en el buen sentido). Inspirados desde la cumbia consiguen exploran tantos instrumentos como otros géneros musicales para llevarnos a un club y ser pinchados en la Boiler Room.

VOYCONTODO es la canción más romántica que encontramos, y probablemente, la que más pensada esté desde la lírica en todo el metraje. En esta dice: “Un abrazo / En el pecho atravesándolo / No le bajo / Si lo que quería ya pasó”. Es el tema homónimo SUPERNOVA otro de los más poéticos, donde un órgano nos abre las puertas para darnos una combinación entre él y el timbre tan urbano de Abhir Hathi.

Para cerrarnos el disco nos entrega METAVERSE, esta outro que nos saca de este viaje tan sensorial como emotivo en el que parece que nos encontramos en la banda sonora de un videojuego de hadas y elfos. Es esta la tercera colaboración internacional que incluye, en la que apenas se escucha a la intérprete de Wet en la segunda mitad.

Qué pena que la sociedad española no esté preparada para un disco tan único, especial, disruptivo y vanguardista donde utiliza elementos cotidianos contraponiéndolos de manera bizarra. Probablemente funcionará mejor fuera de estas fronteras. Se nota que ha habido grandes esfuerzos en la mezcla para separar de manera equilibrada tanto instrumento y sonido haciéndolo sonar de manera descompensada pero uniforme en su medida. Es un desorden con un equilibrio perfecto y tan bien comprendido en este caos, en el que este compositor ha dado una dirección tan correcta como bien focalizada.

Es, sin duda, el álbum español de lo que llevamos de año, por su frescura, riesgo, actitud y personalidad. Es el más llamativo del año, y más, sabiendo que es un debut. Si el año pasado ROSALÍA demostraba que los géneros no tienen importancia para hacer un trabajo coherente y actual Ralphie Choo viene a darle la razón con esta combinación que ya hace difícil a la crítica y los oyentes etiquetar en géneros a los artistas. Pese a que su letra no llame la atención, y, ni siquiera se entienda lo que el intérprete dice, deja intuir que la producción está en primer plano, es decir, es un disco de producción, donde gracias a toda la experimentación consigue dejar para sorprender y estimular a nuestra mente. Es como entrar en un algoritmo que conoce al milímetro la mente de una persona con TDAH. Podremos ver los primeros directos de la presentación de SUPERNOVA en Oviedo el 29 de septiembre, el 30 en Donostia, el 5 de octubre en Málaga, el 6 en Granada, el 7 en Sevilla, el 3 de noviembre en Lisboa y el 24 en Barcelona. Pronto anunciará más fechas.

Escucha aquí SUPERNOVA de Ralphie Choo

AUTOR

¿Te gusta CrazyMinds? ¡Síguenos!

BUSCADOR

Y MUCHO MÁS...

spot_img
spot_img
Juan Casado Fisac es Ralphie Choo, este artista de vanguardia que estrena un álbum debut tan esperado tanto por el público que ha ido forjando desde 2019, como por la crítica profesional que ha ido descubriendo a esta joven promesa. No es un artista...Ralphie Choo - SUPERNOVA