InicioNoticiasDestacadosREJJIE SNOW - BAW BAW BLACK SHEEP

REJJIE SNOW – BAW BAW BLACK SHEEP

-

En una anterior reseña ya había hablado de cómo el cine y la música están tan relacionados que muchas veces sirve como inspiración e incluso en algunos otros casos uno puede ser el medio para realizar un homenaje al otro. Bueno, en este caso sucede un poco lo segundo, y es que el rapero irlandés Rejjie Snow creó, en sus palabras, “un soundtrack para Willy Wonka y la Fábrica de Chocolates”. 

Por más raro que suene, esta es la película favorita del rapero que a base de esfuerzo se ha ganado su lugar junto a raperos de la talla de Earl Sweatshirt o Joey Bada$$, y si lo pensamos bien, Baw Baw Black Sheep (nombre que recibe este nuevo material) resulta en algo sumamente íntimo, ya que hicieron a Rejjie mostrar una reinvención sin dejar de lado lo personal que pueden ser sus materiales. 

En cuanto a lo que podemos encontrar en el material, todo tiene una base de jazz que acompaña perfectamente las rimas suaves y tranquilas que Rejjie suelta así como las de sus invitados. Un LP que mantiene la vibra que el irlandés ha creado en su carrera. 

La producción, a cargo de Cam O’bi (colaborador de Chance the Rapper), brinda una experiencia agradable de escuchar gracias a la cadencia, libertad y ligereza de todas las piezas, aunque existe un pequeño detalle: los interludios que tiene Baw Baw Black Sheep, donde podemos escuchar la voz de un niño que funciona como una especie de narrador en este viaje en el interior de la cabeza de Rejjie, pues son estos momentos los que rompen la atmósfera completa y se sienten fuera de lugar. 

Pero concentrémonos en lo que vale la pena, porque claro que el disco tiene temas sólidos que muestran la capacidad de Rejjie así como su capacidad de acoplarse a cualquier colaborar, pues vaya que este LP está repleto de colaboraciones. La primera que podemos encontrar es Cookie Chips, un cortes que pudimos tener la posibilidad de escuchar en el ya lejano 2020 y que nos deja los totalmente conocidos beats de MF DOOM para la posteridad. 

Otros de los temas más notables es Mirrors, donde entre el soul de Snoh Aalegra y el ritmo bajo de la canción nos vemos envueltos en un mundo de tranquilidad, ideal para ir abriendo paso en el disco, mientras que por otro lado tenemos Oreos, un tema donde el poeta J Ivy nos recita líneas muy conmovedoras para terminar con los ritmos de la batería jazzera muy característica del material. Dos canciones diferentes, pero que comparten lo personal de los temas así como el ritmo entre ellas. 

Previo a nuestro destino final en este viaje del Baw Baw Black Sheep encontramos Shooting Star, un tema que resulta como el momento más alto en ritmo y sonido, hecho para brillar antes de apagar las luces y salir de este lugar con Outro (I Just Wanna Be Me), un titulo muy personal en el que Rejjie nos deja claras sus intenciones a futuro y que son reforzadas con las declaraciones que dio a la NME previo al lanzamiento de este material en el que señala que “Rejjie Snow está muerto”. 

Baw Baw Black Sheep goza de momentos muy interesantes y plenamente disfrutables, convirtiéndose en un disco que marca un nuevo rumbo en la carrera del irlandés sin dejar su esencia de lado, y eso siempre se le agradecerá a un artista aunque no siempre sea un resultado deslumbrante. 

Escucha aquí el último disco de Rejjie Snow

AUTOR

¿Te gusta CrazyMinds? ¡Síguenos!

BUSCADOR

Y MUCHO MÁS...

spot_img
spot_img
REJJIE SNOW - BAW BAW BLACK SHEEP En una anterior reseña ya había hablado de cómo el cine y la música están tan relacionados que muchas veces sirve como inspiración e incluso en algunos otros casos uno puede ser el medio para realizar un homenaje al otro. Bueno, en este caso...