Inicio Discos ROC MARCIANO – MT. MARCI

ROC MARCIANO – MT. MARCI

La leyenda de Roc Marciano continua. El rapero y productor de Long Island (Nueva York) es una de las figuras más relevantes e influyentes de la escena underground en la última década.

Tras sus comienzos a principios de este siglo con el grupo Flipmode Squad de Busta Rhymes y prestigiosas colaboraciones con colectivos como Wu-Tang Clan o U.N. y el productor Pete Rock, decidió iniciar su carrera en solitario en 2010, y desde entonces ha ido encadenando clásico tras clásico: Marcberg (2010), Reloaded (2012), Marci Beaucoup (2013), Rosebudd’s Revenge (2017), RR2: The Bitter Dose (2018), Behold A Dark Horse (2018), Kaos (2018), y Marcielago (2019).

Roc Marciano en su doble faceta de rapero y productor es uno de los más brillantes, ya no sólo de la última década sino de todos los tiempos, a la altura de otros artistas urbanos polifacéticos como Dr. Dre, Q-Tip o Kanye West.

Pionero y creador, ha rejuvenecido el subgénero coke/mafioso rap de mediados de los años 90. Con una producción minimalista y envolvente, en muchos casos sin emplear bombo y caja; y con un estilo de rapear único y reconocible, con letras profundamente callejeras sostenidas a la perfección por una voz rasgada que roza el susurro y unas virtuosas rimas multi-silábicas.

Y así llegamos a Mt. Marci (2020), el noveno LP de Roc Marciano, publicado por ahora exclusivamente en digital, al “módico” precio de 40$. Una agresiva estrategia de marketing o “Art that kills” como lo autodefine el artista, pero que tras las numerosas escuchas, podemos afirmar que merece la pena. El álbum está completamente producido por Roc Marciano, salvo puntuales colaboraciones de Jack One y Chuck Strangers y en las letras de grandes raperos como ScHoolboy Q, Action Bronson, Stove God Cook$ y Kool Keith.

Mt. Marci comienza fuerte, concentrando gran parte de sus mejores canciones en la primera mitad del álbum. La canción Downtown 81 cuenta con la sensacional producción de Jack One basada en una cálida melodía de vientos que bien podría haberla firmado el mismo Roc Marciano, cuyas pintorescas letras giran en torno al número 81 y la figura de Kobe Bryant: “I’m made all this cake, I’m scraping the bowl like a eight year old, Shake you out your J’s made your ankle roll, Do you dirty like Kobe did Jalen Rose”.

A continuación, en Wheat 40´s un sencillo sample que emana calor y resplandece funciona como perfecto contrapunto a las frías rimas de Roc Marciano. En muchas de sus canciones cuesta quedarse con tan sólo una parte, aquí los versos iniciales son espectaculares: “I have no home, I’m a rolling stone, Life’s one long road, Go and lighten my load… I believe police might know, Always gotta keep the heat cuz the streets ice col… I’ll buy the casino, Every line is perico”.

Otros temas destacados de la primera parte del álbum tienen como protagonistas a dos excelentes colaboradores y amigos de Roc Marciano: Action Bronson aporta su toque humorístico habitual en Spirit Cookin´: “When I threw the rifle in the river, It look like Bol Bol was diving in the river” y Stove God Cook$ (cuyo álbum Reasonable Drought producido al completo por Roc Marciano ha sido uno de los lanzamientos más sólidos de rap underground del año) rima con su habitual energía e ironía en The Eye Of Whorus: “Bumped into my homie, he said he think the feds on to me. Told him he should worry about some different shit, honestly, like why his Jesus piece looks like Matthew McConaughey”.

El resto de cortes que conforman la primera mitad de Mt. Marci sorprenden por unas producciones aún más minimalistas si cabe. Las baterías sincopadas en Covid Cough, la crudeza absoluta en Pimps Don´t Wear Rabbits, el melancólico saxofón en Butterfly Effect o el solitario piano en Steel Vagina aportan un toque vanguardista al proyecto, mientras que en contraposición el raperocontinúa encadenando complejas y originales rimas una tras otra.

En la segunda mitad del álbum Roc Marciano da un paso más y deriva la producción minimalista a una experimentación más agresiva y oscura. Es la parte del álbum más arriesgada y complicada de digerir, como el fallido tema Wicked Days que con sus irritantes gritos y ritmo descompuesto nos alejan de la atmósfera generada en el LP.

Sin embargo, también hay momentos destacables al final del disco, como la claustrofóbica instrumental de película de terror de los años 30 en Broadway Billy o alguno de los más originales juegos de palabras de toda la carrera de Roc Marciano en la canción Trenchcoat Wars: “Lil homie this ain’t poney, this coat made of coyote, Quit playing out acting like you know me, My old lady looks like Naomi, Hoe can’t play with me or must be taking peyote”.

El álbum sale finalmente de la oscuridad gracias al sensacional cierre homónimo Mt. Marci con un nostálgico y luminoso bucle vocal de soul sobre el que Roc Marciano malabarea con las sílabas de forma increíble: “Enjoy these pollos, I wrote this song with cogollos, you can smoke of the foil, the rose grown from the soil”.

Mt. Marci (2020) consolida una vez más a la leyenda del rap underground Roc Marciano. Su estilo, tanto en la producción como en las letras, es único y ha marcado el paso durante más de 10 años a importantes colectivos como Griselda o artistas como Willie The Kid, 38 Spesh, Eto, Flee Lord, ElCamino o Hus Kingpin. Todo el mundo quiere sonar como Roc Marciano, pero no hay nada como el original.

Escucha aquí Mt. Marci de Roc Marciano

Salir de la versión móvil