Inicio Noticias Destacados ROLLING BLACKOUTS C.F. - SIDEWAYS TO NEW ITALY

ROLLING BLACKOUTS C.F. – SIDEWAYS TO NEW ITALY

-

Volver a casa después de una larga temporada siempre conlleva sentimientos encontrados e incluso cierto miedo. Miedo a que todo haya cambiado o a que por el contrario todo siga exactamente igual. También miedo a que seamos nosotros los que hayamos cambiado. Para Rolling Blackouts Coastal Fever parece haber sido un poco como el silencio y la tranquilidad después de los gritos y la euforia de una gira casi interminable.

A ese miedo se le une el desafío de levantar un segundo disco, pero con Sideways to New Italy (2020) el grupo demuestra que está a la altura. Conservando su sonido fresco pero evolucionando en distintas direcciones, a veces volviendo a las raíces más folk y a veces recorriendo terrenos menos explorados.

Parece que a la hora de cuestionar la identidad propia y reconectar con ella el acercamiento a una sensibilidad folk se convirtiese casi en  un cliché. Además no podemos decir que Sideways to New Italy sea un disco folk pero sí que hay algo de ese volver a las formas más simples del género para entender mejor su música. El grupo nunca ha sido ajeno a esa influencia, sobre todo en la importancia que le dan a la composición, pero aquí funciona como un revulsivo para encontrar nuevos sonidos.

Esto es evidente por ejemplo en esa especie de folk dance de The Only One o Not Tonight. Ambas con un groove de bajo muy presente, riffs de herencia country, un tratamiento a la vez orgánico y artificial y en general un gusto por esa ingenuidad de single ochentero que no quiere dejar atrás sus raíces, representado a la perfección en esa armónica de The Only One.

A pesar de lo que pueda parecer con esto, la sensibilidad de Rolling Blackouts C.F. en la composición hace que nada resulte forzado. A su vez, todo ese sonido heredero de jangle pop luminoso y el pub rock más bailable sigue ahí. A ello se une ese lirismo tan personal, un empaque rítmico imparable y su ya famoso juego escénico a tres guitarras. De ahí que muchos temas vuelvan a ser representativos de ese sonido, como los singles Cars In Space y Falling Thunder.

Esta última podría competir perfectamente en esa liga de los mejores estribillos a las que siempre aspira la banda. Por otro lado, la inteligencia a la hora de construir Cars In Space también la convierte en un clásico instantáneo. Usando el énfasis rítmico para contar más de lo que nos dice su letra y con las guitarras como principales conductoras de la evolución ascendente de la canción.

En esta ocasión ese tratamiento de las guitarras es un poco más suave, sonando menos afiladas y con más modulaciones y reverbs. Por ello se vuelven un poco más orquestales en concepto, conservando esas armonías y dando todavía mucha importancia a esos interludios que van creciendo en torno a licks y fraseos luminosos e intrincados (She’s There, Cars in Space, Cameo).

The Second Of The First es bastante expresiva en cuanto a lo que la evolución personal de la banda se refiere. Se trata de ese sentimiento de cambio constante y a la vez familiaridad debido a la forma en la que absolutamente todo nos acaba definiendo y quedándose con nosotros. Estas imágenes poéticas se vuelven constantes (Not Tonight es increíble también en este sentido) y se van acompañando de nuevos matices en su sonido.

Aquí entran el garage psicodélico de The Cool Change, el pop de armonías vocales de Beautiful Steven, la mezcla de estructuras y estilos de Cameo o el sentimentalismo matrimonial de Sunglasses At The Wedding. Son matices que dan buena cuenta de la buena evolución del grupo, unido a esos regalos del mejor sonido de la banda como es la genial She’s There.

Sideways to New Italy parece resultado de un largo proceso de maduración y a la vez una apuesta por el sentimiento más primario. Lo inunda un romanticismo más evidente que en sus trabajos anteriores, más sensible tanto en la forma de construir las canciones como en los temas que toca. El sonido, las imágenes, las melodías… todo parece llamar a esa ligera melancolía del cambio pero aferrándonos al presente.

Su trabajo de guitarras impecable, las voces tratadas con extrema sensibilidad, las melodías a medio camino entre lo antiguo y lo moderno y esos estribillos que se te quedan para siempre en la cabeza sin resultar estridentes lo ratifican. El nuevo álbum de Rolling Blackouts C.F. resulta así una bonita forma de reconciliarte contigo mismo y tus orígenes sin olvidar todo el camino que tienes por delante.

Escucha Sideways to New Italy, de Rolling Blackouts C.F., en Spotify y Apple Music