Inicio SLEAFORD MODS - ALL THAT GLUE

SLEAFORD MODS – ALL THAT GLUE

-

Un grandes éxitos de una de las bandas británicas más underground de la última década es quizá la clase de ironía que nos merecemos estos días. Suerte que eso no sea posible y, en su lugar, Sleaford Mods nos hayan dado All That Glue (2020). Una colección de canciones con el hilo conductor de las que precisamente han alcanzado su estatus actual por ser unos anti-grandes éxitos.  

Se trata de un resumen perfecto y cohesionado de un sonido, una era y un mensaje dentro de la conciencia social y la cultura más sucia y escondida de la sociedad británica del siglo XXI, conectado con los sectores más residuales de la sociedad media europea. En ello está incluido la capacidad del dúo británico para hablar de clases y no de ideologías ni fronteras, pero también su acercamiento a unas preocupaciones que acaban trazando un reflejo de los últimos tiempos a lo largo de su catálogo.

La llegada de All That Glue un año después de Eton Alive (2019), el álbum que disparó su popularidad y relevancia entre el público mayoritario, parece una forma de reafirmar que el lugar que ocupan no es casualidad ni algo regalado. Es una forma de hablar de lo que han conseguido desde mucho antes de esa popularidad con un estilo tremendamente simple y revolucionario a la vez.

Este repaso por los últimos siete años de su carrera incluye, por una parte, desde las favoritas más antiguas como Fizzy, Tied Up in Nottz o Tweet, Tweet, Tweet, hasta representaciones de sus últimos álbumes como B.H.S. o When You Come Up to Me. Por otra parte, otros singles sueltos que raramente han abandonado su setlist, clásicos como TCR o la siempre vigente Jobseeker y algunas rarezas (entre las que se incluye la genial versión ralentizada de No One’s Bothered). Un buen puñado de temas inéditos lo completan. Cortes como Jolly Fucker, Rich List o la anticipada Second se llevan la palma, teniendo en cuenta lo que significa para muchos fans la recopilación de material del que se tenía constancia pero de forma completamente diseminada o no oficial.

Sleaford Mods llevan muchos años siendo el reflejo de la parte de la sociedad que no encaja en los cánones y se inventa el suyo propio.  Con rabia y honestidad pero también sentido del humor. Desarrollando un género propio que consiste en no tener ningún género, con una lista de influencias interminable, desde el punk y el rap hasta el spoken word, reducidas a la mínima expresión.

La voz de Sleaford Mods es un enfado siempre bajo control del que va tirando hacia abajo unas bases impertérritas que ganan intensidad en la monotonalidad y la incomodidad. También una forma de reflejar las miserias de una sociedad descorazonada poniéndolo todo bajo el prisma de lo ridículo de todo ello, con una inteligencia irrebatible.

A estas alturas definiciones innatas al dúo como son la crudeza de sus bases, el marcado acento representativo de Williamson o esa actitud entre la obstinación y el cabreo de profetas improbables están más que manidas. Por ello All That Glue los define mejor que cualquier reseña que puedas leer, siendo el relato más fiel a lo que el grupo es y significa, tanto musical como culturalmente.

Escucha lo nuevo de Sleaford Mods, All That Glue