Inicio Discos SLEAFORD MODS - SPARE RIBS

SLEAFORD MODS – SPARE RIBS

-

Evolucionar, como hecho puramente intrínseco a la humanidad, es probablemente el mayor lujo con el que se haya ataviado a una persona. El realizar una metamorfosis propia de un camaleón o de una mariposa.

En la música, evolucionar es algo también puramente intrínseco, sin embargo, con un doble rasero bajo el brazo. A veces, desafortunadamente, si evolucionas está bien, a veces, desafortunadamente, si evolucionas está mal. Parece que a veces el ser humano solo permite evolucionar a aquello que a su juicio lo necesita. Es tan complicada la mente humana…

En esta vorágine de nuevos tiempos, de salir del capullo, de demostrar fuerza y estoicismo, en la que nos vemos embebidos, prácticamente todas las mentes están pensando en ofrecer nuevas respuestas, pero… ¿por qué iban a hacer algo así Williamson y Fearn? ¿Para qué cambiar una fórmula que va a funcionar siempre? Si no necesitas hacer cambios no hagas cambios. Esa es la filosofía de Sleaford Mods.

Spare Ribs es un compendio musical que trata de enseñarnos que para la élite algunos simplemente sobramos o que somos costillas absolutamente desechables. Comienza con un nuevo primer ladrillo, paradigma que podría instar a una nueva realidad en la música de los de Nottingham, si no fuera porque la inmediata Shortcummings nos retrotrae a muchas de las bases potentes en bajos de Andrew Fearn, como puede ser la de PPO Kissin Behinds (Austerity Dogs, 2013). Ojo, este es el punto importante, esa capacidad de traer componentes instrumentalmente similares pero que funcionan, creados así para la posibilidad de transmitir un mensaje. Y es que el mensaje, esas letras que puedes encontrar en miles de páginas web, es el arma principal del dúo británico. Nunca nadie verdaderamente del pueblo había representado con tanta fuerza a esta clase social.

El LP sigue girando con Nudge It (la más que interesante colaboración con Amy Taylor de Amyl & The Sniffers) y Elocution, la canción probablemente más movidita del repertorio, ponen en un punto álgido al disco desde el comienzo, nivel que, sin embargo, no se puede mantener por entero, pasando tras el quinto corte a un deshojar de margaritas, que la melódica Glimpse, Mork n Mindy (la colaboración con Billy Nomates) o la orgánica Spare Ribs se encargan de reflotar hacia el “me quiere”. Todo para conducir a un final lúgubre en el que los de Nottingham pasan a la pista 13 con Fishcakes, una vista triste atrás en el tiempo: “And when it mattered, and it always did/ At least we lived”.

Sleaford Mods se bambolea una vez más en un mar que no le ofrece demasiada resistencia, no tratan ni de reinventar su propia fórmula. Es un hecho que el dúo británico jamás sacará ningún himno, jamás sonará Shortcummings con la potencia que lo hayan hecho miles de clásicos ingleses. Pero tampoco quieren: su poder reside en la capacidad de sacar un boletín de notas lleno de ochos; es más difícil mantener la media que sacar un diez en Educación Física y un cuatro en Matemáticas.

Escucha aquí Spare Ribs de Sleaford Mods