Inicio Noticias Destacados SURF ROCK IS DEAD - EXISTENTIAL PLAYBOY

SURF ROCK IS DEAD – EXISTENTIAL PLAYBOY

-

Paradójicamente Surf Rock is Dead ha demostrado que el género surf rock está más vivo que nunca. Tras una serie de singles consecutivos muy cautivadores desde 2015 y un EP en 2017, los de Brooklyn por fin han publicado su primer trabajo de larga duración, Existential Playboy (2020), donde retoman clásicas influencias del shoegaze de los 90 como Ride y también actuales como DIIV incorporando influencias post punk a su sonido surf de base.

El álbum comienza con Out of Time, una reflexión sobre el miedo, la verdad y el proceso de madurez tanto personal como musical. La canción, según han explicado, «salió tras juguetear con la guitarra y descubrir el estribillo». En lo lírico, Our Time «aborda esa sensación incierta de perseguir una pasión, siendo la noche el único momento de auténtica libertad para hacerlo».

A lo largo del álbum la banda hace uso de recursos post punk para reflejar momentos de melancolía, oscuridad y soledad como en Watching the Dead y recursos shoegaze para expresar optimismo y alegría como en Away Message. De esta forma al comienzo de cada canción, el oyente se puede hacer una idea del rumbo que irá tomando la pieza mientras se incorporan estos cambios de ritmo lo que lo hace un trabajo realmente interesante y ameno.

Away Message muestra un tono nostálgico; el joven amorío veraniego reflejado en un frenesí de emociones: la pasión de lo novedoso («Oh This is something new / This is feeling») y la impaciencia («I wouldn’t wait all day»).

En Diabolik el dúo narra el resultado de sus negativas experiencias tras haber vivido con compañeros de piso en Nueva York en donde la banda afirma haber sido un foco de discusiones y problemas. El tema va sobre «gestionar algunas situaciones extremas con las que dimos en NYC. Nunca sabes qué te vas a encontrar: si un compañero de piso durmiendo en el baño, una pila de cualquier cosa en el suelo, desconocidos en tu habitación… a veces no es como imaginaste tu vida», explicaban en otra entrevista. Diabolik, en este sentido, exorciza esas situaciones «que apestan en el momento pero, con el tiempo, se convierten en algo gracioso».

Seguidamente, Inmaculate refleja lo efímero que puede llegar a ser nuestra existencia en este mundo y Miss You narra la pérdida de un buen amigo, en donde una vez más la atmósfera post punk refleja esta tragedia. Una voz de ultratumba, acompañada de una nebulosa guitarra al comienzo de Solid Ties, parece no deparar nada bueno; sin embargo, pronto es apaciguada por un riff surfero, que, junto a la tenue voz de Kevin, subraya la importancia de estrechar sólidos y verdaderos lazos con los amigos.

Another World, constituye un tema pop experimental donde se agrega un elemento más electrónico, conservando esa energía post punk en la guitarra principal y coqueteando sutilmente con un auto-tune al final del segundo verso. El tema explora conceptos profundos de una manera muy íntima y sincera. Inspirado por Dostoyevsky, Another World llega en el momento en que «lo existencial comienza a convertirse en un terreno más turbio para la banda, preguntándose: ‘¿qué nos pasa cuando morimos?’», explicaban los de Brooklyn.

El álbum cierra con el tema Always Learning What Not To Do. Una corta reflexión acústica y Folk muy pausada en donde la banda refleja las lecciones que aprendemos de los errores cometidos en el pasado. 

A diferencia de los singles lanzados anteriormente, en este primer álbum de estudio apreciamos una voz más pulida y modulada. Se incorporan una gran variedad de sonidos post punk con diferencia al sonido dream pop por el que se caracterizaban. Las partes instrumentales, muy presentes a lo largo del álbum, son totalmente impecables; el empleo de riffs muy elocuentes y pulidos, pero sin ser pretenciosos y en el que un bajo muy marcado contribuye a reflejar esa oscuridad y en donde la batería por primera vez, pasa a estar en un segundo plano dejando un diálogo abierto muy interesante entre guitarra y bajo.

El hecho de reinventarse tan tempranamente muestra que Surf Rock Is Dead tiene mucho que ofrecernos. La transición del dream pop a este surfgaze tan renovador ha sido ejecutada de manera brillante. Del mismo modo, los ágiles riffs nos mantienen despiertos, aunque en el fondo queramos sumergirnos en lo más profundo de esas cautivadores voces, espacios y atmósferas de otro mundo que esta banda es especialmente buena creando. Un sueño del que nunca querer despertar.

Escucha ‘Existential Playboy’, LP debut de Surf Rock Is Dead