InicioDiscosTHE OFFSPRING - LET THE BAD TIMES ROLL

THE OFFSPRING – LET THE BAD TIMES ROLL

-

Fieles a su línea cañera, The Offspring nos deleitan de nuevo trabajo con una amplia gama de doce temas tras nueve años de inquietante espera (Day Go By, 2012 fue su último trabajo de estudio). Por fin, la banda norteamericana ha publicado su décimo disco dejando un mensaje y titulo muy claros: Let The Bad Times Roll (Deja que los malos tiempos pasen). Según Kevin Noodles, guitarrista de la banda, “Actualmente están ocurriendo todo tipo de disturbios sociales. Hay una pandemia. Ha aumentado el consumo de drogas y la gente no está teniendo suficiente sexo”.

Estamos ante un álbum trabajado, aunque para ciertos críticos está algo lejos de sus primeros trabajos. No obstante, con esta nueva entrega la banda ha tratado de recuperar ese espacio de antaño que los catapultó al éxito. No olvidemos temas como The Kids Aren’t Alright o Pretty Fly (For A White Guy), entre otros. Los años pasan, sin duda, pero la edad y la experiencia marcan diferencias, sobre todo después de haber pasado por momentos críticos que inciden en la inspiración artística.

Con este trabajo, la banda ha buscado componer temas con ciertos toques diferenciales pero manteniendo la potencia y el estilo que marcaron sus excelsos tiempos pasados (Smash, 1994 o Americana, 1998). Let The Bad Times Roll se compone de 12 tracks llenos de poderosas estructuras y ritmos frenéticos, que culminan con un maravilloso stop apelando a la calma y al amor perdidos, junto a una pista de cierre que se asemeja a una volátil crisálida que se diluye incompleta en la lejanía. Como bien dice la propia banda: “Hay canciones que vas a escuchar y que vas a reconocer fácilmente, porque suenan mucho a los primeros Offspring”.

Let the Bad Times Roll es pues, un disco considerable que tiene sus puntos más enérgicos y otros más estándar. Para los seguidores de la formación, la nueva entrega es una sorpresa tras esa larga espera, y para los neófitos, una opción para conocer a la banda.

La portada del álbum es una auténtica maravilla llena de simbologías. La dama negra pintada a modo de catrina mexicana que trae el sueño eterno. En sus cuatros brazos y manos se sostienen el dinero, la corrupción, la enfermedad y la muerte, cuatro elementos que hacen una marcada referencia a la actual situación en el mundo. El rostro de la dama, con sombrero de ala ancha y maquillaje al estilo Catrina, máscaras que son una representación originaria de México y que originalmente se usaban para expresar el descontento social hacia las políticas aplicadas por el gobierno mexicano de turno. Posteriormente pasaron a convertirse en el símbolo de la muerte mexicana en la festividad del Dia de los Muertos.

El disco ha sido producido por Bob Rock y es el primer lanzamiento con la dioscográfica Concord Records (antes era Columbia Records quien editaba los trabajos de la banda). El álbum se completó en 2020 pero a causa de la pandemia, el lanzamiento se retrasó hasta el 16 de abril del presente año

Recordemos que The Offspring está formado actualmente por el vocalista y guitarra rítmica Dexter Holland, el guitarrista solista Kevin Noodles, el bajo Todd Morse y el batería Pete Parada. Holland, lejos de parecer lo que muchos pueden considerar un simple músico punk, ostenta el grado de Doctor en Biología Molecular, regenta un restaurante en California y tiene su propia marca de salsa picante, Gringo Bandito, de la cual se ha vendido más de un millón de botellas.

Desde 1990 hasta 1997, la banda se caracterizó por tener un estilo claramente punk rock y skate punk, e incluso hardcore punk. Gracias a ello la banda fue aclamada como una de las más influyentes del resurgimiento punk, llegando a conquistar la escena mainstream californiana junto a otras formaciones como Bad ReligionRancid, Green Day y NOFX. Sus álbumes han logrado vender alrededor de 70 millones de copias en todo el mundo. Su cúspide comercial y artística fue alcanzada con el aclamado Smash de 1994, el álbum bajo sello independiente más vendido de la historia, con 17 millones de copias.​

A continuación, pasamos a analizar canción por canción.

«This Is Not Utopia» (Esto no es una utopia)

Contundente. Abre el álbum de la mejor manera. Para muchos el tema top del disco. Representa un ataque directo a las raíces de esa América fundamentada entre pasiones y odios: “Las raíces de América / Son las raíces de la histeria / Las reglas ya no importan / Esto no es una utopía / ¿Cuánto tiempo deberemos esperar? / Hasta que el amor venza al odio y sane estos corazones”.

«Let the Bad Times Roll» (Deja que los malos tiempos pasen)

Canción que titula el álbum, con toques comerciales, pegadizos, sin olvidar la fuerza rítmica y los coros característicos del grupo. La letra deja muy claro lo que estamos haciendo como sociedad: “Cuando veas todo el infierno que estamos construyendo / No pienses que estamos locos / Porque la verdad es no olvidar lo que estamos borrando”.

«Behind Your Walls» (Detrás de tus muros)

Se inicia suave, pero al poco rato una guitarra rítmica anuncia un fuerte despegue melódico. Trata de dar respuestas a esos bloqueos que levantamos cuando sufrimos las incongruencias de la vida: “¿Cómo buscas las señales cuando no hay nada? / Cuando el agua no corta la llama / Y la ira te vuelve loco / Dime cómo se ve todo detrás de tus muros de dolor?”

«Army of One» (El ejército de uno)

Una caña de tema. Comienza con un compás muy marcado: bajo, batería y guitarras bajo un ritmo obsesivo como un misil. Es uno de los temas que más electrifican. Cuestión de gustos. Como bien indica su letra: “El mundo sigue girando / Mientras todos nos deshacemos / Somos uno con sangre y rabia / Es difícil sentir esperanza cuando estás lleno de dolor / Pero seguimos corriendo toda la noche / Resistiendo la desesperación con todas nuestras fuerzas”. Sin duda, un temazo.

«Breaking These Bones» (Rompiendo estos huesos)

Otro tema de los que excita la adrenalina hasta los topes. Musicalmente es muy rítmico. Se inicia con batería y luego entra el resto. Buenos riffs y acentos que invitan a moverse sin freno. Líricamente es una composición con una potente filosofía introspectiva: “las lágrimas son el peso que rompen nuestros huesos, y que solo el tiempo puede curar las heridas, si realmente somos capaces de dar marcha atrás y evitar vuestra ceguera”.

«Coming for You» (Yendo por ti)

El potente golpeo de la batería, los riffs de guitarra y los coros recuerdan, en cierta medida, al glam rock de Gary Glitter, todo ello mezclado bajo el estilo Offspring. Las letras son aplastantes: “Los sueños de ayer están muertos y se han ido / Qué vas a hacer cuando sigan yendo por ti”. A mitad del tema, un escalado de guitarra solista. El tema finaliza con un toque seco y fuerte.

«We Never Have Sex Anymore» (Nunca más tenemos sexo)

Aquí la banda rompe mezclando diversos estilos que van desde el punk rock hasta el swing, burlesque y rockabilly, incluyendo secciones de viento. Es un tema ideal que hace recordar músicas de antaño fusionadas con la contundencia punk rock actual. Sin duda, un tema sexy y curioso a la vez que invita a bailar sin parar.

«In the Hall of the Mountain King» (En la gruta del Rey de la Montaña)

Lo peor del disco. Un relleno de un minuto completamente ilógico dentro de la tematica general del album. El tema original es un fragmento de la suite sinfónica Peer Gynt, compuesta por Edvard Grieg para la obra de Henrik Ibsen. No merece más atención.

«The Opioid Diaries» (Los diarios opioides)

Cañera con algunos giros cercanos a los discos iniciales. La canción arremete contra las drogas y las farmacéuticas afirmando que ellas son las máximas responsables de muchas dependencias y dolencias que sufrimos hoy, especialmente entre los jóvenes: “Cuando esas pastillas se acaben, ¿qué va a pasar? / Cuando esas pastillas se acaben, ¿qué fármaco sigue? / Hemos hecho una nación llena de niños drogados / ¿Quién vendrá y arreglará esto? / No son drogadictos como dijo el tipo de las noticias / Son solo niños que se han vuelto locos / Las grandes farmacéuticas los engancharon en primer lugar /  Ve a casa mientras puedas / Aún puedes encontrar tu camino”.

«Hassan Chop»

Pista muy acelerada y que cierra la dosis energética de todo el disco. Atentos al minuto 1’12 con un giro de corte oeste americano. Estamos ante un tema que pone en jaque las guerras por religión, la matanza de seres humanos por creencias absurdas e injustificables: “En esta lucha por Dios en una tierra abandonada por él, matamos para que otros se salven / Lideraremos una cruzada moderna / Pero la liberación nunca desaparecerá / Mientras siga la voluntad de los EE. UU.”

«Gone Away» (Desaparecida) (Se ha ido)

Con este tema Offspring cierra la fuerza del disco con el inicio de la calma. Es una versión más suave de la canción original de su cuarto disco de estudio Ixnay on the Hombre (1997). Asimismo, fue la primera canción de The Offspring que alcanzó el número uno en la lista de Hot Mainstream Rock Tracks, y la posición cuatro en la lista de Hot Modern Rock Tracks. Esta nueva versión es un claro tributo a la primera esposa de Dexter Holland, Kristine Luna, que falleció en un accidente de tráfico, La melodía y la letra hacen recordara la persona que se ha partió para no volver; “El mundo se enfrió / Ahora que te has marchado / Dejando flores en tu tumba / Muestra que todavía me importas / Pero las rosas negras y los Avemarías / No pueden devolverme lo que me ha sido arrebatado”.

«Lullaby» (Canción de cuna)

Es un reprise de extraña presencia. Y más porque suena como un tema inacabado. Curiosamente cabe saber que una canción de cuna es un tipo de canción corta que contiene una estrofa de cuatro versos bajo un ritmo tranquilo, suave y relajante. Ese sonido ayuda a los niños a conciliar el sueño y a sentirse más seguros. Quizás la justificación de este final de álbum venga dado para remarcar el título del mismo, advirtiendo que debemos dejar que los tiempos pasen y olvidarse de una puñetera vez del dolor que estamos padeciendo desde tiempo..

spot_img
Carlos Flaqué Monllonch
Hablar de uno mismo no es tarea fácil, aunque muchas veces las circunstancias pidan hacerlo, como es el caso. Se pueden contar muchas cosas, pero quizás lo más importante es abrazar la vida con positividad. ¿Qué puedo contaros de mí? Este caso deciros que me encanta la música y mi profesión, la de periodismo (escribir) y la de comunicación gráfica (diseño gráfico y fotografía), herramientas que me permiten abrir muchas puertas, como conocer gente para intercambiar, transmitir cosas y generar proximidades. Las nuevas tecnologías permiten eso y más. Así que nada de excusas y manos a la obra…
spot_img