InicioDiscosThe Soap Girls – In My Skin

The Soap Girls – In My Skin

-

«No estamos seguras de tener un cierto papel en una sociedad con la que no estamos de acuerdo, pero estamos aquí para alentar a las personas a luchar por sus derechos y reconocer que tienen una función que desempeñar, especialmente para aprender a defenderse: levantarse y ser valientes y estar orgullosos de todo lo que pueden ser sin preocuparse de si encajan en las diversas etiquetas que la sociedad tiende a otorgar a los demás. Queremos que las personas comiencen a enfrentarse a los Gobiernos que aplican políticas que deshabilitan y desaniman al hombre de la calle y estamos aquí para ser escuchadas y destacar los problemas en una sociedad cada vez más despiadada e irreflexiva, en una sociedad que definitivamente necesita atender a los más vulnerables. Decimos que el poder está dentro de todos y cada uno de nosotros y esperamos mantener este movimiento y espacio de libertad de juicio en crecimiento».

The Soap Girls (para Louder Than War, Alexandra Hawkins)

Furiosas, provocativas y con mucho cerebro, The Soap Girls son dos valientes hermanas de origen parisino que, a través de su mensaje, descaro y potencia sonora, desatan un desafío revolt rock que pulveriza al público en todos sus niveles.

Curiosamente las dos comenzaron su carrera musical como artistas callejeras cuando solo tenían 8 y 9 años respectivamente, cuando deambulando por las calles de Ciudad del Cabo cantaban y vendían benéficamente jabón hecho a mano. Asi es como como las niñas se ganaron el nombre de The Soap Girls, banda que mas tarde vio la luz como tal durante 2011.

Sin embargo, sus verdaderos nombres son Camille Debray o Mille (bajo, voz y contorsiones) y Noemie Debray o Mie (guitarra y voz), ambas ​miembros activos del movimiento feminista y grandes luchadoras de los derechos de la mujer y la igualdad de género. En sus discos y actuaciones cuentan ademas con el apoyo de baterías de estudio como Arya Goggin (Skindred), Daniel Ryan o Sam Ogden.

The Soap Girls se distinguen por aparecer vestidas con escasa lencería, ciertos toques de pintura corporal y algunos complementos de peluquería. Pero no pensemos que se trata de un simple fetichismo erótico para llamar la atención y generar ventas, detrás de ello hay una intencionalidad. Su mensaje es una forma de incitar a las personas a rasgar los blindajes que las cohíben a fin de repudiar las fórmulas morales impuestas por una sociedad decadente, represiva y obsoleta.

Esta desafiante actitud busca reivindicar un paralelismo entre géneros, especialmente dentro del mundo que aun vivimos marcado por la masculinización, los desequilibrios y las injusticias, lo cual desata todo tipo de nefastas consecuencias. Es más, en sus conciertos son las propias artistas quienes animan a los espectadores (de ambos sexos) a subir al escenario a quitarse, junto a ellas, la ropa de arriba como símbolo de libertad y transgresión: «Mucha gente nos dice que deberíamos usar jeans y una camiseta para cubrir nuestro cuerpo, pero eso nadie se lo dice a los hombres, nadie le dice a Iggy Pop que se ponga la camisa para cubrir su torso. Odiamos decirlo así pero hasta que tengamos sesenta años seguiremos enseñando las tetas. Solo seremos felices cuando la gente deje de avergonzarse de su cuerpo» (The Soap Girls para Louder Than War, Alexandra Hawkins).

Como se puede ver, The Soap Girls es una formación de armas tomar. No se anda con rodeos ni moralinas, su atrevida propuesta hinca los colmillos en la yugular de la sociedad, tal como lo han sufrido otras bandas a causa debido a su inconformismo, fuerte imagen y opiniones abiertas. En este sentido, siguen las influencias de bandas como The RunawaysJoan JettMarilyn Manson, Sex Pistols, Kiss, Killing Joke, Black Sabbath, Nirvana, Alice In Chins Alanis Morrissette, etc.

Éxitos anteriores como Pretend Friend, Hater, Pretty Good Looking (Calls For Rebellion, 2016), Jonny Rotten, Waters Edge, Air, Bury Me (Society Rejects, 2017), One Way Street, My Development, Sugar Gets You High (Elephant In The Room, 2019) – todos ellos pertenecientes a discos con portadas muy sugestivas – demuestran el poderío de la banda. Ahora, en pleno 2022, aterrizan con el demoledor larga duración In My Skin, cuarto album de estudio que puede resumirse como una auténtica revolución capaz de levantar hasta los más muertos.

Se trata de un trabajo que reúne 14 pistas de máxima potencia y desgarro, perfecto para oír cuando vas decelerado anímicamente y precisas un ‘chute’ de arrollador de rebeldía de salvaje rebeldía abrasiva. Cuando esto ocurre, las chicas del jabón recorren tu piel dejándola como una porcelana Rosenthal. El album ha sido publicado a través de Universal, compañía discográfica que representa a artistas de la talla de Billie Eilish, Marvin Gaye, Rolling Stones, Taylor Swift, Elton John, Nirvana asi como un larguísimo elenco de otras estrellas. Podría decirse que In My Skin es un alarido de beligerancia contestaria y reivindicativa que busca el retorno del sentido común, la libertad y la confianza en nosotros mismos.

Ante tal panorama, resulta difícil elegir qué temas son los favoritos del álbum, ya que todos son brillantes y repletos de matices contundentes y afilados. Pero puestos a elegir (va por gustos) destacaría In My Skin, Breakdown, Medicated Bubble Bath, Heart in Bloom y Promise You, pero insisto, sin menospreciar el resto.

La tracklist arranca con la impetuosa Breathe, un respiro ante el humo que nos ahoga en sus entrañas impidiéndonos respirar el oxigeno puro de otra realidad: «Abre tus ojos, abre tu mente y vive para siempre esos colores perdidos en el tiempo (…) Tus ojos ahora están vacíos, mirando fijamente al sol (…) pero respira y no recuerdes nada de lo que dicen». Acto seguido llegamos a Liar, un tema donde «la verdad comienza a volverse confusa» y desenmascara las mentiras que llevamos impuestas pero que mantenemos hipócritamente para justificar nuestras vidas: «Me siento aun vivo, pero he retrocedido (…) No puedo seguir jugando ese fuego (…) Necesito escapar, tengo que salir (…) Soy un mentiroso».  

Demons, es un tema que recuerda a Nirvana, sobre todo la guitarra. Nos muestra los demonios que llevamos en nuestro interior, aquellos que nos martirizan y niegan la posibilidad de vivir libremente: «Todos tenemos la culpa de ser nosotros mismos / Todos somos diferentes, pero de alguna manera somos iguales (…) Todos escondemos los demonios que llevamos dentro / Necesitamos abrirnos para no perder la voluntad de sobrevivir». Wasted, ofrece esa sensación de desperdicio que nos abruma cuando nos negamos, por miedo o cobardía, a perder la oportunidad de cambiar las cosas pero, al mismo tiempo, aborda los problemas de las rupturas: «No puedo creer que me esté ahogando en lo más profundo del mar. Ahora estamos aqui, tú y yo, saboreando el whisky entre los dientes».

Después llega In My Skin, un título y melodía que hacen hervir la sangre: «Dios, la Policía, el Gobierno, todos te hacen dudar / y te golpean hasta dejarte templado / Deja de tomar toda esa mierda y evita comer lo que te están dando (…) La felicidad es fugaz, el amor es solo un mito (…) Algunos toman todo lo que tienes (…) pero a la mayoría les importa una mierda (…) El futuro es muy sombrío (…) Y los relojes nos están robando el tiempo (…) Ahora ya no queda ningún lugar donde esconderse [por tanto] no me digas que soy libre».

Breakdown, es una pista que rompe las costuras que envuelven nuestro disfraz, y surge como un desprendimiento, una extracción por despojarse de todo lo malo que ensucia y agrieta nuestra piel. Para ello, nada mejor que un baño medicinal de burbujas (Medicated Bubble Bath) y renacer con un nuevo corazón en flor tras perder aquello que tanto amamos (Heart in Bloom).

Nos acercamos a She Don’t Wanna, esa dama vapuleada que detesta las melodías rotas y las palabras que se rompen cuando surgen de ciertos labios (Broken Melody), Nada perdura para siempre (Summer Rain) porque las lluvias van y vienen, arrastrando cosas que alguna vez fueron hermosas: «los sentimientos se entumecen y se desvanecen como el sol».

Llegados a ese punto nos convertirnos en Psycho, asesinos del alma, pisoteando lo prometido (Promise You), liquidando los sueños y aquello que queremos («Siempre moriremos solos, los amigos son pocos y lejanos»). Y con ello fulminamos nuestra capacidad como especie, un conglomerado humano que agoniza y muere lentamente atragantado por las quiméricas proposiciones y cacareos de los espectros de la realidad falsa (Kill Breed). Este último tema, es un brutal cierre que manifiesta la naturaleza pavorosa, sin sentido y turbulenta, que parece tan arraigada en la sociedad moderna: «Si bien nada es real, el desafío es saber cuándo empieza y termina todo en el mundo existente con sus infaustas ilaciones».

Resumiendo, The Soap Girls son mucho más que dos chicas monas de fina piel marmórea. Son dos cabezas pensantes y dos corazones dorados en cuyo interior late un entramado de ideas que estallan como un huracán dentro de todo sistema circulatorio. Son dos damas de alta cuna creativa, que rompen, cruzan y componen alternativas a base de letras y melodías inteligentes, que seducen y hacen entender que todos tenemos en la mente algo más que materia rugosa, es decir, neuronas y emociones que nos permiten cambiar nuestras conductas para que todo tenga un sentido y forme parte del eje natural de las cosas.

Es por ello que, musical y conceptualmente, In My Skin es un álbum sobresaliente, rabioso, sutil y penetrante como un latigazo lleno de contenidos, ritmos y mensajes que merecen ser un exitazo. Como bien dicen las propias protagonistas (Mille y Mie) de este audaz torbellino: «La vida es demasiado corta para desperdiciarla odiando. Los comentarios más hermosos vienen de personas que se han sentido solas y rechazadas toda su vida pero que finalmente se sienten orgullosas de ser quienes son. Nuestro objetivo es seguir publicando discos, recorrer el mundo, acumular un ejército de rechazados sociales pero que viven la vida al máximo y aman nuestra música. Queremos con ello construir una plataforma que aborde los problemas cercanos a nuestros corazones y asi poder permitir que otros alcancen su máximo potencial» (Gary Trueman para Devolution Magazine). No es de extrañar pues que estas chicas de jabón nos ayuden a limpiar y a desinfectar toda esa suciedad que, día a día, se impregna en nuestra piel social y existencial.

Escucha In My Skin de The Soap Girls

AUTOR

Carlos Flaqué Monllonch
Carlos Flaqué Monllonch
Hablar de uno mismo no es tarea fácil, aunque muchas veces las circunstancias pidan hacerlo, como es el caso. Se pueden contar muchas cosas, pero quizás lo más importante es abrazar la vida con positividad. ¿Qué puedo contaros de mí? Este caso deciros que me encanta la música y mi profesión, la de periodismo (escribir) y la de comunicación gráfica (diseño gráfico y fotografía), herramientas que me permiten abrir muchas puertas, como conocer gente para intercambiar, transmitir cosas y generar proximidades. Las nuevas tecnologías permiten eso y más. Así que nada de excusas y manos a la obra…

¿Te gusta CrazyMinds? ¡Síguenos!

BUSCADOR

Y MUCHO MÁS...

spot_img
spot_img
«No estamos seguras de tener un cierto papel en una sociedad con la que no estamos de acuerdo, pero estamos aquí para alentar a las personas a luchar por sus derechos y reconocer que tienen una función que desempeñar, especialmente para aprender a defenderse:...The Soap Girls – In My Skin