InicioDiscosTHESE NEW PURITANS - INSIDE THE ROSE

THESE NEW PURITANS – INSIDE THE ROSE

-

Existe en la actualidad una especie de filia o incluso autodeterminación en llamar las cosas por su nombre, o más bien, por buscarles una etiqueta “clave” que las defina, y así, pues todos podremos estar un poco más tranquilos al saber situarlas y además explicarlas cuando nuestro amigo de turno nos pregunte: ¿oye, y esto qué es? Es difícil salvarse de esta mencionada filia y como hacedor de textos como este soy uno de los principales culpables de ello, no hay duda, pero a veces es lo que toca y es hasta satisfactorio cuando te encuentras ante la imposibilidad de hacerlo, ¿no?

These New Puritans es uno de esos casos, no por no poder relacionarlo con bandas del estilo de Aphex Twin o con una nueva orbe experimental y existencialista por parte de The Chameleons. Más bien por una máxima básica, “si ni yo sé qué soy, ¿cómo lo vas a saber tú?” y así exponen su música los de Essex y es que, definirse es limitarse, ya lo diría Oscar Wilde.

Los gemelos Jack y George Barnett han evolucionado desde el 2006, como cabría esperar, y ahora esa visión joven se ve altamente distorsionada hacia unos pensamientos y reflexiones que hacen de ellos un mestizaje entre la épica del pop post-clásico y una suerte de música experimental, o como algunos se aventuran, art rock. En Inside The Rose (cuarto disco de los británicos) se observa una atmósfera lúgubre, bélica, un apocalipsis venido a más y una felicidad venida a menos. El aroma militarista, el deje marcial de las cuerdas junto al ritmo militar de los tambores, esa es Infinity Vibraphones, algo etéreo, preciso y convulso a partes iguales que podría ser la primera parte de A-R-P. Las dos guerras mundiales expuestas en dos temas, con cierto regusto a Guerra Fría y una tensión más que mascable.

El uso de figuras literarias asociadas a lo belicoso no es una casualidad, ¿acaso no libras una batalla interior similar a una guerra cada vez que tienes dudas o interrogantes en ti mismo o hacia los demás?, ¿acaso no están todos los árboles de tu yo interior en llamas cuando no sabes una respuesta que crees necesaria?, ¿acaso no te encuentras perdido entre el humo cuando la densidad mental supera tus límites? Where The Trees Are On Fire acoge todas esas dudas sin encontrar respuesta alguna imaginable y se sitúa en la esfera continua del LP, ¿sería descabellado hablar de álbum conceptual? Un álbum conceptual, como su nombre indica, desarrolla un concepto de forma seguida, esto es, a lo largo y ancho del disco. En Inside The Rose no tenemos un protagonista (o sí) que tenga vivencias que hagan pensar en ello, sin embargo, ¿no es suficiente si para uno mismo el disco sigue una estela?

Y caen granadas en el campo de batalla, con explosiones tanto distantes como cercanas, el ritmo cardíaco se acelera cuando uno está en peligro y el camino que marca la luz no es nada placentero, claro está. Al fin y al cabo, toda rosa lleva espinas, esto nos demuestra el tema que le da nombre al LP. Cuando más cerca se encuentra el final el sufrimiento es mayor, se hace presente constantemente y la catarsis es impensable, reflejado de manera fiel en Black Beyond Suns, que ejemplifica un paisaje de comienzo atronador, aletargado por unas voces angelicales que derivan en un titubeo místico. “Se acerca el final”.

Toda tragedia acaba mal, es un hecho, no es aceptable otro pensamiento. Por muy bien que salgas parado, como protagonista o no, siempre hay algún ángel caído en la escena final (o previas). Lost Angel, pese a no estar situada como broche final del disco, lo debiera ser mental y moralmente, con esa mezcolanza de cuerdas y viento que rezuma. Haciendo de canción de despedida de aquellos seres queridos, porque al final las palabras sobran cuando es tan difícil decir adiós.

spot_img
spot_img