Inicio Discos VETUSTA MORLA – CABLE A TIERRA

VETUSTA MORLA – CABLE A TIERRA

4 años sin un nuevo disco de Vetusta Morla son muchos años. Aun así, la banda de Tres Cantos se ha encargado de hacer la espera de sus seguidores más amena, y con su MSDL – Canciones dentro de canciones (2020), donde reinterpretan los temas de su exquisito disco de 2017, y la banda sonora de La Hija (2021) quedaba claro que los de Pucho apuntaban a la diana del folklore para retomar sonidos populares en su nuevo disco Cable a Tierra (2021).

A cualquiera que conozca la trayectoria del sexteto no le sorprenderá este giro hacia las raíces de la música popular. Sin ir más lejos, 23 de junio en Mismo Sitio, Distinto Lugar (2017), que acabaría convirtiéndose en el mayor éxito del álbum. Aun así, la banda ya había tenido algunos coqueteos con el folk en temas anteriores como Maldita Dulzura en Mapas (2011) y la banda sonora del videojuego Los Ríos de Alice en 2013. Sin embargo, para los más despistados, los singles previos a Cable a Tierra se han encargado de marcar ese retorno a las raíces y a lo popular que ofrecen los madrileños en su nuevo largo. Unas raíces que, en palabras de propio grupo, «van desde The Beatles hasta la copla».

Pero antes de entrar en materia conviene detenerse en la maravillosa estética y packaging que nos traen los madrileños de la mano de la artista Laura Millán para Cable a Tierra. Vetusta Morla siempre ha sorprendido con la presentación de sus discos, y junto a la artista de Sanlúcar de Barrameda presentan una preciosa caja creada exclusivamente para este proyecto, acompañada por 10 láminas hechas a mano (una por cada canción) con las letras de sus nuevos temas. Una acertada apuesta por la artesanía acorde a lo que buscan en este Cable a Tierra.

Puñalada Trapera, el último single antes del lanzamiento de Cable a Tierra, tiene la misión de abrir el disco y presentar algunos de los sonidos que nos acompañarán durante media hora de nuevo material de Vetusta. Son evidentes desde el principio las influencias e instrumentos populares, que mezcladas con sonidos electrónicos crean esa atmósfera que los de Tres Cantos buscaban desde un principio: crear canciones de inspiración popular, pero propias del siglo XXI.

El sample de Concha Piquer en La Virgen de la Humanidad servirá de columna vertebral para este tema, sinónimo de baile y verbena. Sin embargo es No Seré Yo, el primer tema inédito en Cable a Tierra, una de las grandes sorpresas del disco. La voz desgarrada de Pucho, acompañada por un estridente juego de guitarras, trae más comparaciones con los Radiohead de Hail to The Thief (2003) que con el folklore. Los de Thom Yorke siempre han sido un referente para los madrileños, y en este tema lo dejan más que claro.

Tras la fragilidad de El Imperio del Sol y uno de los mejores estribillos del disco con firma 100% Vetusta Morla (Cambié todos los soles del imperio / Por ver cada mañana amanecer / Salvé todas las sombras del invierno / Por volverte a ver) llega, casi de manera fantasmagórica, Corazón de Lava. Un tema redondo en pleno corazón del disco, marcado por un evocador piano con melodías oscuras, de inspiración casi arabesca, acompañado por uno de esos estribillos enormes que tanto gustan a los seguidores del sexteto madrileño y cuyo videoclip cierra la trilogía dirigida por Patrick Knot. Sin duda alguna, el pico de este Cable a Tierra.

La Diana ve a los Vetusta Morla más bluseros, con un riff que bien recuerda al Beck de Loser, ese tema mítico de Mellow Gold (1994). Las pulsaciones suben con la desenfadada Palabra Es lo Único que Tengo, que por temática y por ser uno de los temas más cañeros del disco podría considerarse como una secuela a Te Lo Digo A Ti, el corte más cañero de su anterior Mismo Sitio, Distinto Lugar.

Contrastando, Si Te Quiebras se alza como la canción más bonita de todo el disco. Una canción desnuda, frágil. dura y, sobre todo, extremadamente necesaria en el contexto del disco. Poesía pura directa al corazón. («No le importa a la montaña / Otra hazaña del escalador / Poco importa a la guadaña /La mirada del enterrador«) Por otro lado, la producción electrónica de la explosiva (y ya a estas alturas familiar) Finisterre nos recuerda igualmente a temas de discos anteriores pero con esa estética folk propia del nuevo trabajo de Vetusta Morla.

Aunque Cable a Tierra pueda ser el pico creativo y conceptual de la banda, se queda un poco corto a la hora de traer esas canciones memorables y coreables propias de la banda madrileña. Sin embargo, la experimentación, las texturas y las atmósferas presentes en él lo convierten en una experiencia atrevida y muy recomendable.

Ahora, el sexteto se enfrenta al mayor reto de su carrera: superar su épica hazaña en la Caja Mágica en 2018 y conquistar a las más de 60.000 almas que les esperan el 24 de junio de 2022 en el Wanda Metropolitano. Cualquiera pensaría que este es un objetivo demasiado ambicioso, pero tras haber reunido a más de 200.000 personas en un directo de presentación en TikTok está claro que todo está a su alcance. Parafraseando al tema de cierre Al Final de la Escapada, esperemos que a nuestra banda favorita le queden muchos años y que su mejor canción esté aún por venir. Larga vida a la tradición y a la música. Larga vida a Vetusta Morla.

Escucha «Cable a Tierra», el nuevo disco de Vetusta Morla

Salir de la versión móvil