Inicio Discos WESTSIDE GUNN - WHO MADE THE SUNSHINE

WESTSIDE GUNN – WHO MADE THE SUNSHINE

-

Proyecto tras proyecto Griselda y Westside Gunn continúan construyendo su imperio en este año 2020. Tras el brillante Pray For Paris y el irregular Flygod Is An Awesome God 2, llega su tercer álbum del año: Who Made The Sunshine, el esperado debut con el sello de Eminem Shady Records. Y posiblemente no sea el último, puesto que se rumorea una octava edición de Hitler Wears Hermes y la esperada colaboración con el productor Madlib: Gunnlib.

Prolífica como ninguna, la figura de Westside Gunn como rapero tiende a diluirse cada vez más en sus propios proyectos: “Nunca me consideré realmente un rapero. Me encanta juntar a diferentes personas y pintar un determinado cuadro”, reconocía recientemente en una entrevista para The Ringer. Para compensar sus limitadas capacidades como rapero ha desarrollado una gran aptitud para la organización y marketing de su sello discográfico, y sobre todo, una increíble habilidad para reclutar pesos pesados en las colaboraciones, tanto en la producción como en los versos.

La producción de Who Made The Sunshine está sustentada principalmente por la sólida pareja compuesta por el habitual productor británico Beat Butcha y el beatmaker del sello Daringer, produciendo hasta un total de siete de las once canciones del álbum. Consisten en unos minimalistas ritmos de caja boom-bap sobre las que unas rápidas y agudas notas de teclado generan ese ambiente sucio y oscuro propio de Griselda.

Sobre estos pesados ritmos somos testigos de los agresivos versos de toda la familia Griselda. En The Butcher and The Blade Westside Gunn es eclipsado como de costumbre con los juegos de palabras de su hermano Conway The Machine: “Bitches think I’m vegetarian, these carats on my neck” y las duras rimas de su primo Benny The Butcher: “The opps get it in two days or less like Amazon Prime”.

Las grandes colaboraciones aparecen muy pronto en el álbum, uno de los mejores letristas de todos los tiempos Black Thought (The Roots) deja su huella con sus complejas rimas conceptuales en Ishkabibble´s: “This coke’ll knock the face off the Sphinx like ‘Leon”.

Otras leyendas como Busta Rhymes y Slick Rick brillan con estilos completamente contrapuestos en la canción Ocean Prime. Tras los brutos versos de Busta Rhymes: “Bitches can’t manage this D in the morning like I’m Alonzo”, la instrumental se relaja yentra Slick Rick con sus melosas y astutas rimas en las que saborea cada sílaba: “Walkin’ down the street, my jewels neck drop ’cause, Admires black, eloquent, this, how fucked does us have?”. Westside Gunn consigue además que la figura del rap old-school Slick Rick (cuyo último álbum es de hace más de 20 años) colabore en una segunda canción del álbum, Good Night, un excelente trabajo de narración detallada y sórdida.

Al margen de la contundente pareja Beat Butcha y Daringer, el resto de la producción está en muy buenas manos. The Alchemist, como siempre, es el responsable de dos de las mejores instrumentales de todo el álbum. En All Praises tras superar el insoportable estribillo cantado de Westside Gunn, aparecen los fríos y descriptivos versos del nuevo miembro de Griselda Boldy James: “In the trap with the blow and the pills, weighin’ up a Split, They think I rap, streets know I’m still playin’ with them bricks” y las siempre seguras rimas de otra leyenda como Jadakiss: “Smell of coke in my clothes, that’s just a sign of us, No matter what, my connect will remain Anonymous”. En Liv Loves Luger, The Alchemist vuelve a deleitar con un perfecto bucle cálido y distorsionado, en el que nuevamente Westside Gunn se encarga de estropear con unas desafortunadas y asquerosas rimas sexuales explícitas.

La canción más especial de todo el álbum es Frank Murphy, una epopeya callejera de más de 8 minutos que recuerda a otros temas como 1 Train de A$ap Rocky o Piñata de Freddie Gibbs y Madlib. El corte contiene una instrumental de Conductor Williams absolutamente controvertida, un sample retorcido y enfermizo que se mueve entre la cacofonía y la genialidad. Westside Gunn, como hizo en su anterior álbum Flygod Is An Awesome God 2, vuelve a dar visibilidad a la escena rap underground. El tema funciona como un peligroso escaparate donde lucen referentes de la comunidad como Estee Nack, El Camino, Flee Lord, Smoke DZA y sobre todo Stove God Cooks, el cual abre la canción con unos versos cargados de ironía e intensidad: “Don’t ever judge a book by the cover, Bitch, judge a cook by how it bubble”.

Finalmente, el álbum cierra con otra colaboración muy esperada, la producción del respetado Just Blaze, responsable de moldear los sonidos de raperos icónicos como Jay-Z o Eminem. 98 Sabres es una triunfal y barroca instrumental sobre la que toda la familia Griselda intercambia fulgurantes rimas con mención especial a los siempre excelentes Benny The Butcher y Conway The Machine.

Who Made The Sunshine es otro sólido proyecto que continua la expansión imparable del universo Griselda en 2020, pero no a la altura de su primer álbum del año Pray For Paris o del reciente LP de Conway The Machine From King To A God. Mientras el protagonismo de Westside Gunn como rapero continúa difuminándose, su trabajo en las sombras sigue mejorando, consiguiendo nuevas y sorprendentes colaboraciones que permiten una gran riqueza en cada uno de sus nuevos proyectos.

Escucha ‘Who Made The Sunshine”, de Westside Gunn