Inicio Entrevistas Amatria: “La acogida de Un Disco ha sido brutal” (2020)

Amatria: “La acogida de Un Disco ha sido brutal” (2020)

-

El quinto álbum de Amatria, Un Disco (2020), cuyo lanzamiento estaba previsto para el pasado 11 de abril, vio por fin la luz hace tan sólo una semana. Charlamos con Joni Antequera en un encuentro vía telemática para que nos cuente más acerca de este nuevo disco de estilo ecléctico y cuidado que suma nuevas canciones, todas igual de bailables, a las ya conocidas Un Alud o Un Amor.

¿Qué tal la acogida de Un Disco?

Creo que ha sido la mejor hasta ahora en cuanto a la respuesta de la gente y de los medios. Con este disco han pasado cosas que no me habían pasado con trabajos anteriores, diría que la acogida ha sido brutal, la verdad.

¿Ha sido más difícil tomar el pulso del público en un momento en el que se hace tan difícil presentarlo en directo?

La verdad es que este tema me genera una sensación agridulce y con un puntito de tristeza. La acogida ha sido muy buena pero resulta difícil plantear esa continuidad con los directos que antes siempre había tenido. A veces me planteo que este debería haber sido un disco malo porque va a ser más difícil llevarlo al directo.

La publicación estaba prevista para el 11 de abril. De haber sido así, ¿qué canción crees que habríamos bailado más este verano en los festivales?

Pues la verdad es que hay varias para bailar a saco. La más electrónica habría sido Una Ciudad, un tema más de club, con unos graves a lo bestia. También es muy bailable Un Fusilador, que es un funky con el que creo que es inevitable que se te vayan los pies. Tengo también muchísimas ganas de ver cómo funciona el directo de Un Dragón. Fue de las primeras canciones que compuse para el disco. Aunque la letra pueda parecer un poco más seria, el directo con los arreglos de la banda es brutal, creo que de las mejores. Me lo he pasado muy bien preparándola y cantándola y creo que cuando lo disfrutas el público lo percibe y se contagia de ello.

La experiencia te vuelve más crítico

Este es el quinto álbum de Amatria y por el camino has producido también a otros artistas, ¿qué cosas han cambiado en este tiempo? ¿La experiencia te obliga a esforzarte más para mantener la frescura?

A nivel de producción por ejemplo, al ir aprendiendo cada vez más y mejorando, el nivel de exigencia es mayor. Crecen los miedos también. Esto hace que el proceso se ralentice y te apetezca menos hacer algo a no ser que sea algo muy guay. Al final terminas haciendo menos cosas porque sientes la necesidad de hacerlo todo más a lo bestia y súper bien. La experiencia te vuelve más crítico. Por ejemplo, en este álbum yo no estaba contento con algunas cosas. Ahora siento que eran paranoias mías visto lo visto esta semana.

Has compartido algunas cosas sobre los adelantos como Un Amor, dedicada a tu hija o Una Ciudad, que se inspiraba en tu llegada a Madrid o Una Rápida, ¿qué hay detrás de las canciones inéditas que se estrenaron la pasada semana?

Un Fusilador, por ejemplo, está inspirado en una persona. Hay gente que ha pensado que está inspirado en mí, pero no, y básicamente habla de fusilar, tampoco hay mucho más detrás. El fusilador de la canción es un fusilador artístico, en este caso fusila tendencias creativas, artísticas y demás. Aunque lo cierto es que cuando creas siempre hay un poquito de ti. Exageras ciertos rasgos de alguien aunque siempre va a haber una parte inspirada en uno mismo, a lo mejor su brazo es el tuyo.

Nos han sorprendido las melodías de Un Dolor

Sí, hay una melodía, la del enlace, que llama un montón la atención a todo el mundo. Lo cierto es que esa melodía es mía, pero la base armónica se la he tomado prestada a un tema de Mecano, Hijo de la Luna. Esa canción tiene una progresión de acordes muy extraña sacada seguramente de alguna melodía tradicional. La adapté en la canción y es la que le llama la atención a la gente porque no te la esperas ahí.

Resulta llamativo comprobar cómo nunca te apartas de ese estilo desenfadado que te caracteriza independientemente de la profundidad o temática de las canciones. ¿Es uno de los objetivos que te marcas a la hora de hacer música?

La verdad es que es lo que me sale. En el disco hay canciones a las que yo llamo canciones bálsamo, que son canciones que en principio hago para mí como. Una de ellas es Una Voz, que la hice para mí, para curarme una heridita mía. Esa parte es más visceral, no la pienso. La otra parte sí que está más destinada al público, pienso más en la gente que lo va a escuchar que en mí mismo. Aún así, en esas también hay una parte en la que quiero contar algo mío, que me ha ocurrido pero lo hago de forma natural. No pienso en contar algo concreto que esté de moda, de hecho es algo que me echa para atrás y que evito.

Con los artículos indeterminados pretendía quitarle importancia a los temas y calmarme, ha sido una herramienta para lidiar mejor con ese sentimiento de exposición.

¿Se te hace difícil compartir esas canciones más personales con el público?

Meterlas en el disco no se me hace tan difícil, porque sé que el disco entero sólamente lo va escuchar un número limitado de gente. Siento que van a pasar un poco más desapercibidas. Lo que sí se me hace duro es publicarlas como singles y darles el peso específico que tienen ese tipo de canciones. Eso sí que me provoca un poco de ansiedad y con alguna lo he pasado muy mal.

Por ejemplo, como decías, Un Amor habla de mi hija y cuando salió la canción lo pasé bastante mal. En ese caso, me importaba la opinión de la gente porque para mí es algo muy profundo. Probablemente la gente no perciba esa canción como algo profundo y de hecho el tema de los artículos indeterminados va un poco por ahí. Un Amor es el mayor amor de mi vida para mí pero para los demás es un amor, no tiene por qué ser tan importante. El uso de los artículos indeterminados en los títulos pretendía quitarle importancia a los temas y calmarme. Ha sido una herramienta para lidiar mejor con ese sentimiento de exposición.

A la hora de componer, ¿qué va primero, la necesidad de contar una historia o la de compartir una melodía?

En condiciones normales surge primero la base armónica sobre la que me sale una melodía. Después aparece una palabra sobre la que me apetece escribir, como por ejemplo ocurrió con Un Dolor. A partir de ahí empiezo a tirar de ese hilo y a contar cosas sobre ese concepto, aunque luego igual el tema se complica. Precisamente cuando compuse Un Dolor, estaba en una de las mejores épocas de mi vida, no había nada que me doliese, ni física ni mentalmente. Esto me dificultaba la tarea. Poco después una noche tuve un dolor muy fuerte y la canción se desatascó y pude escribir en torno a esa palabra. En algunas ocasiones, pasa lo contrario, quieres contar una historia y a partir de ahí surge todo lo demás. He llegado a componer algunos temas a partir de una base, a golpe de ratón y teclado.

¿Has seguido trabajando en nuevas canciones estos meses?

He compuesto dos cositas, pero están ahí en standby porque no quiero que pierdan la frescura inicial. Cuando trabajas en ellas se convierten en otra cosa y muchas veces tienes que volver al origen y fiarte del instinto que tuviste al principio. No quiero seguir con ellas de momento porque no quiero perder esa sensación hasta no tener más claro qué será lo siguiente. Ahora estoy centrado en este disco y esas canciones están ahí, preservadas para que sigan frescas.

En los adelantos del disco te hemos visto en el salón de tu casa, en la cocina y también hemos disfrutado de videoclips más cuidadas como el de Un Amor, ¿habrá más videoclips para este disco?

Por ahora no hay nada pensado, ya veremos. La verdad es que molaría. Lo que ocurre es que en la situación actual te piensas mucho más las cosas y no sé todavía si merece la pena ir por ese camino. Iremos viendo.

Hemos leído en alguna entrevista que te gustaría actuar o dirigir algo audiovisual, ¿en qué tipo de proyecto te apetecería participar?

No lo sé, es una idea muy vaga. Es algo que tengo ahí y que sé que ocurrirá. No tengo muy claro cómo será el proceso pero es un mundo que me atrae mucho. Hago mis pinitos con la fotografía, con los últimos videoclips, que los he hecho yo… De alguna forma voy en esa dirección porque me atrae mucho, tarde o temprano algo saldrá.

Habrá una purga, pero el que sea fuerte y aguante tendrá más posibilidades.

Desde el punto de vista que te da tu trabajo en Vanana Records, ¿cómo crees que va afectar esta situación a los artistas emergentes?

Es difícil de saber pero creo que va a haber una purga, va a haber gente que no logre seguir a flote, que lo deje. Es demasiado tiempo, demasiados meses. Yo en su día vivía de la ilusión, estaba en un circuito súper underground y amateur y recuerdo que el motor principal era eso. Tenía amigos que pensaban que estaba tronao. Sentía que tenía que estar ahí para seguir adelante. Ahora lo pienso y me sorprende. Me sentía en un camino rodeado de niebla, no veía nada pero sabía que tenía que seguir dando pasos. Eso sólo lo hacía por ilusión, por ilusión y por vocación porque me encantaba la música. Todo esta situación, en lo que más me ha afectado es a la ilusión, me ha quitado mogollón de ilusión.

La verdad es que no sé qué habría pasado si en ese momento de mi carrera se hubieran dado estas circunstancias. No sé si habría pesado más la ilusión o la desilusión. Creo que, lamentablemente, mucha gente no podrá con el mazazo y se dedicarán a otras cosas y pospondrán o dejarán a un lado su proyecto musical. Habrá una purga, pero el que sea fuerte y aguante tendrá más posibilidades.

¿Qué puede hacer el público para apoyar a los artistas en estos momentos?

Consumir música. Consumir música y comprar discos y merchan de los grupos. Eso es lo que puede hacer la gente ahora mismo para apoyar a los que hacemos música.

¿Habrá conciertos de presentación?

Pues la verdad es que habrá que esperar un poco más antes de anunciar nada. La situación es la que es y es difícil de decir. Por mi parte sólo puedo decir que tengo muchas ganas. Diseñamos el directo hace meses: el orden de las canciones, enlaces que hay entre temas… Trabajamos en su día con la banda en un guion de emociones para que la gente disfrute al máximo las canciones de Un Disco en directo.