InicioEntrevistasNiña Polaca: "Este disco es un diario extraño" (2021)

Niña Polaca: «Este disco es un diario extraño» (2021)

-

Fotografías: Eli Quevedo

Asumiré la Muerte de Mufasa (2021) es el primer LP de Niña Polaca. Tras el recopilatorio De la Línea diez al Sol (2020) en el que reunieron sus primeras canciones y con el apoyo de Subterfuge Records, la banda madrileño–alicantina presenta ahora un trabajo cuidado y contundente pero a la vez fresco y plagado de historias. 

Tras comprobarlo empíricamente de camino a la entrevista, estamos convencidos de que acercarse a Malasaña y pasear por el barrio escuchando las nuevas canciones de Niña Polaca debería aparecer en las guías online de Madrid como uno de los mejores planes para este mes de octubre.

Hemos quedado con Alberto (Beto), Álvaro (Surma) y Sandra en una terraza cercana a la Plaza del Dos de Mayo al final de una de las pocas tardes realmente otoñales que nos ofrece la capital cada año. El dueño del local recibe a Sandra como lo haría con alguien de su familia y antes de entrevistarles sobre el reciente lanzamiento, Beto nos pide por favor que si nos inventamos algo, sea súper loco.  Asumiré la Muerte de Mufasa parece ser una buena tarjeta de presentación para Niña Polaca: al igual que su disco, ellos también se presentan rotundos pero sin artificios.

¿De qué forma describiríais vosotros Asumiré la Muerte de Mufasa?

Beto: Es el producto de un proceso de un año en Subterfuge [risas de todos].

Sandra: ¿Qué eres ahora, Wikipedia? Es un disco trabajado, nos hemos metido en él a fondo. Igual no es un disco conceptual, pero es un disco que nos hemos currado mucho.

Surma: Yo sí creo que tiene una narrativa. 

Sandra: La tiene, pero no está pensada ni buscada en el momento de la concepción.

Surma: Este disco es un diario extraño. 

Beto: Se nota que grabamos en dos partes, la primera después de la pandemia. Sí que se nota que las primeras que grabamos eran más tristonas, más melancólicas. Las últimas son también de llorar, pero menos. 

A pesar de que no lo consideráis del todo un disco conceptual, las canciones parecen girar en torno a dos grandes temas: el amor y la precariedad.

Surma: Bueno, claro, pero es que es la realidad [risas]. Es la vida de un músico. 

BÁSICAMENTE LO QUE HACEMOS ES LLORAR Y CAGARNOS EN COSAS

Una de las canciones que más alude a esa precariedad sería Pdr Snchz

Surma: Sí, es que básicamente lo que hacemos es llorar y cagarnos en cosas.

Sandra: Es algo que hemos hecho tanto en el primer disco como ahora en el segundo.

Se os está presentando como banda sonora de Malasaña e incluyendo dentro de una incipiente escena musical del barrio, ¿os sentís identificados?

Beto: Son titulares guays. Pero bueno, la verdad es que hemos vivido por esta zona y también hemos salido mucho por aquí, es normal. 

Surma: Las canciones son un diario de vida y nos hemos estado moviendo en este entorno. 

Beto: No dejan de ser titulares, ¿eh? Que vamos por el barrio y no nos conoce ni Dios. Si fuésemos el adalid de Malasaña tendríamos una estatua o algo, digo yo [risas].

Sandra: A mí me parece muy guay que identifiquen nuestra música como generacional de Madrid y que la gente la haga suya. 

A estas alturas os han comparado ya con infinidad de grupos: Carolina Durante, Loquillo, Los Brincos… 

Surma: Sí, no sé, pues no nos sentimos cercanos a ninguno de estos. En mi vida he escuchado a Loquillo, por ejemplo. 

Sandra: Muchas veces te comparan con grupos que tienen las mismas referencias que tú.  Eso hace que inevitablemente acabes pareciéndote en cierta forma a ellos. 

Surma: Si tuviera que decir a alguien en quien yo me quiero fijar para escribir te diría The Libertines y Bruce Springsteen. 

Beto: Con esto de las referencias se inventan muchas cosas, casi todo es mentira.

Precisamente La Muerte de Mufasa habla un poco de eso, de las mentiras que se inventan sobre uno. ¿Qué es lo más raro que han dicho de vosotros como grupo?

Beto: Alguien dijo que lo peor de Madrid sin ti es que habla de Madrid. Y luego nos cambian de instrumento todo el rato. 

Sandra: Me han llegado a poner de cantante, ¿sabes? Que digan que yo toco el bajo, pues ok pero que soy la cantante… ¿has escuchado Niña Polaca, amigo? ¿Qué soy yo, Janis Jopplin? [risas de todos]

Surma: Las peores cosas sobre nosotros son verdad y no se saben todavía [risas].

Volviendo al disco, ¿De qué canción os sentís más orgullosos?

Beto: Yo de Pdr Snchz

Surma: Yo San Francisco El Grande

Sandra: San Franscisco puede ser también mi favorita pero creo que Pdr Snchz ha sido un reto para todos, entonces creo que en cuanto a orgullo, me quedaría con esa. Es súper rápida y la hemos tenido que ensayar muchísimo. 

Beto: Además es que se compuso en un día, en una hora. En el último ensayo salió Pdr Snchz improvisando y la metimos en la maqueta. Una semana después la estábamos grabando. 

San Fransciso el Grande viene a engrosar el imaginario popular del Madrid estival, una ciudad vacía y asfixiante.

Surma: Sí, la canción es de quedarte sólo y triste en Madrid. Cuando la escribí yo vivía en un quinto que daba al tejado. Yo creo que había 200 grados en verano en mi casa de antes. 

Sandra: Tengo un recuerdo especial con esta canción. Solíamos juntarnos los findes a encerrarnos en una casa y trabajar en las canciones y yo ese finde no pude ir, así que fue otro chico en sustitución. Me pasaron las canciones que habían grabado mientras yo volvía de Alicante y cuando escuché San Fransico El Grande me puse a llorar muchísimo. Y eso que yo no estaba pasando por ninguna ruptura ni nada, pero me lo llevó a otro lado y me llegó. Desde ahí no he podido parar de llorar con esa canción. Creo que es una canción con la que mucha gente se va a identificar. 

Surma: A mí me ha dicho mucha gente que llora con esa mierda canción. Yo nunca he llorado con una canción, la verdad. 

Beto: Me encanta cómo la gente está respondiendo a esa canción. Le pegaría un videoclip, la verdad. 

Mary The Queen es otra de las canciones que nos ha llamado mucho la atención (más)

Surma: Esa es de la primera tanda y a mí personalmente me gusta mucho. 

Sandra: Es de mis favoritas. 

Surma: Nos extraña que no sea de las que más lo está petando porque nos gustaba mucho. Era la única que no era cortavenas de cojones en la primera idea de disco. Le fuimos metiendo guitarras en el estudio y  movidas y acabó siendo muy chula. Es una canción que se fue haciendo muy poquito a poco porque entró muy simple. 

Sandra: A mí me mola mucho el concepto de canción triste pero con ritmo guay. Es una cosa que hace por ejemplo Guille, de La Casa Azul. Las canciones son suicidas a saco pero les añade unos ritmos súper alegres y te las comes. 

Surma: Justo, la canción es súper oscura, habla de una relación tóxica pero ese contraste la hace especial. 

Hay canciones compuestas por separado y otras de forma grupal, ¿cómo funcionáis en ese sentido?

Surma: En Pdr Snchz por ejemplo, Sandra sacó una melodía y unos acordes, yo luego metí la letra por la noche. 

Sandra: La gran mayoría las hacen o Surma o Beto, pero las letras de Niña Polaca son de Surma casi en su totalidad. 

Surma: Realmente del disco, que son 11 temas, 2 son de Beto, 2 son grupales y 7 mías. 

Sandra: Sí, lo que pasa es que algunas veces Surma viene con la canción más entera, pero la mayoría de veces viene con la letra y algunos acordes y a partir de ahí la montamos todos. Nos da como respeto componer letras entre todos porque son muy personales y sería raro entrar ahí, no podemos saber cómo lo está pasando él. 

Beto: Muy pocas veces nos hemos puesto todos a componer. Lo que sí pasa es que estemos tocando y salga algo de repente. 

Sandra: En general las canciones salen entre todos pero partiendo de una base. Eso es lo guay de ser un grupo. 

Surma: Sí, además ellos son muy buenos músicos y aportan muchísimo siempre. 

¿Creéis que Magaluf tomará el relevo a Madrid sin ti en cuanto a popularidad? 

Sandra: No, yo no lo creo. 

Surma: No lo sé. A ver, está ahí arriba porque la gente la escucha mucho, pero… no es que la gente lo esté flipando con esa canción. Por ejemplo con San Franscisco el Grande sí nos ha pasado que la peña pone unos mensajes súper largos en redes y tal sobre la canción. Y Magaluf, pues se escucha mucho pero como que está ahí, no hay tanto fandom

Beto: Claramente al éxito de Magaluf contribuye que sea una colaboración con las Ginebras, obviamente. 

Surma: Aún así me flipa la canción, las líneas de coro, las trompetas… es una puta locura. 

Beto: Además es que no creo que el número de reproducciones sea lo más importante. Madrid sin ti, por ejemplo, no tenía muchas pero la gente nos transmitía cómo les llegaba la canción, se implicaba más. 

El título del disco coincide con la estrofa de una de las canciones y habéis comentado en otras entrevistas que es así porque os cuesta poner títulos, ¿recordáis algún título que hayáis descartado por ser especialmente estrafalario?

Sandra: Uf… Hemos tenido varios

Beto: Pdr Snchz era Pdr Snchz déjame follar, por ejemplo, y se cambió. 

Surma: Y luego a mí es que me da por poner títulos muy raros y luego me los quitan siempre. Son títulos muy largos y luego no se mantienen. 

Beto: La Riviera se llamaba Gipsy Jazz

Sandra: De hecho en los bolos nos ha pasado de leer en el setlist Gipsy Jazz y decir… mierda, ¿qué canción es esta?

Surma: Mañaca se llamaba La Canción de Odio. 

[En ese momento Sandra saca el móvil y revisa un grupo de WhatsApp]. 

Sandra: Mira, títulos descartados: Formas de Dramatizar, Disquito de Dramas, Actitudes Suicidas, Bezoya, Pedro Phoenix, Tu Belleza se Merece un Disco… [risas]

Beto: Yo os digo el truco para ponerle nombre a los discos y vosotros lo metéis en la entrevista si quieres, ¿vale? Tienes que pensar en las canciones, sacar una frase de la canción y ya lo tienes. También lo hicimos con De la Línea Diez al Sol

Contar con el apoyo de Subterfuge para este disco imaginamos que ha debido ser un elemento diferencial y os ha permitido trabajar con Dani Alcover a la producción, ¿qué cosas ha aportado? 

Surma: A mí Dani Alcover me ha aportado muchísimo. A la hora de hacer canciones he aprendido a estructurarlas mejor. Por ejemplo, en Madrid sin ti no había estribillo. Básicamente es que me ha enseñado a hacer música. Y luego, pues en la grabación. 

Sandra: Sí, aunque intentamos ir con la canción súper ensayada y que se grabe prácticamente en directo. Y luego ya, arreglamos cosas. Pero las maquetas nos las curramos mucho porque Beto es técnico de sonido y aporta mucho. Aún así se agradece mucho porque es una mirada externa. 

Surma: Es más el detalle, el trabajo de cirugía, de potenciar lo que tenía que potenciar y quitar las paridas mentales, que también las había. Pero sí, hemos aprendido un montón. Poder trabajar con alguien con su trayectoria es como asistir a un máster. 

Beto: Además es que el sonido es muy nuestro, nos representa. Es algo que vamos a poder llevar al directo de forma muy orgánica. 

NOS GUSTARÍA QUE NUESTRO ÉXITO NO SE MIDA EN ESCUCHAS SINO EN MÁS DIRECTOS Y CONTRATACIONES.

Grandes medios como El País os definen como promesa del indie, ¿cómo lo lleváis?

Sandra: ¡Qué presión!

Beto: ¿Pero promesa de qué?, ¿qué implica eso? [risas].

Surma: Mira, pueden decir lo que quieran, yo hasta que no vea pasta en la cuenta del banco… [risas].

Beto: Nosotros lo único que queremos ver es que la industria musical se aviva, nos gustaría que nuestro éxito no se mida en escuchas sino en más directos y contrataciones. 

Sandra: Lo que también nos gustaría es el apoyo por parte de la industria, alguna nominación a los Premios Min y tal… Pero volviendo un poco a lo de promesa, creo que está surgiendo una nueva generación de bandas desde hace un par de años y creo que estamos en esa escena. Y mola, porque por desgracia no todo el mundo entra en ese saco de bandas a las que se les hace más caso. 

Contadnos cuáles han sido los grandes hitos en la carrera de Niña Polaca desde que surgió el grupo al oíros tocar a través de la ventana?

Beto: Pues mira, Kobe se ha hecho autónomo [risas].

Surma: A ver, sí, si conocierais a Kobe, lo entenderíais. 

Sandra: Fichar con Subterfuge ha sido un antes y un después, la verdad. 

Beto: Me he comprado un ampli. 

Surma: Se ha comprado un ampli cuatro años después [risas]. Por ejemplo, tocar en el Teatro Lara fue una locura, por ejemplo. Pero en general es muy guay ver cómo algo que surgió un poco de coña está funcionando y a la gente le gusta. 

Sandra: Encima con la pandemia de por medio, ¿sabes? Que ellos empezaron en el verano de 2018 y es que es una pasada todo lo que hemos hecho teniendo en cuenta las circunstancias. 

Surma: Sandra está a lo mejor más acostumbrada, pero nosotros somos unos chavales que se levantan a trabajar en otra cosa todos los días y reunir a tanto público es muy bonito.

¿Qué tal se lleva compaginar proyecto musical con otros trabajos? Lo cierto es que es una realidad poco visible pero compartida por muchos músicos de la escena independiente… 

Surma: Mal, mal. Yo por ejemplo trabajo en una multinacional y se me va la puta olla. 

Sandra: Yo ahora mismo no estoy compaginando las dos actividades pero es muy complicado porque, por ejemplo, si tenemos compromisos un jueves, a lo mejor él se tiene que pedir un día libre. Al final sus días de vacaciones son días en los que está currando con el grupo, ¿sabes? Durante años mis vacaciones han sido ir a un sitio a tocar. 

Surma: Igual nos toca casarnos para que nos den 15 días para los festis de verano [risas].

Hablando de público, festivales y directos en general, ¿Qué escenarios os apetece pisar?

Sandra: La Riviera

Surma: El Ochoymedio

Sandra: La sala But, sí. 

Beto: Pues a mí en la Wurlitzer, pero en la sala petada con gente fumando fuera. 

Sandra: Tocar en escenarios grandes y festivales molaría, pero también un buen ambiente de sala es brutal. 

Beto: Estaría súper guay ir a Mexico a tocar. Es el segundo país con más oyentes. 

Os hemos escuchado decir en una entrevista reciente que ojalá las sillas de los conciertos fueran para hacer peleas de rock y sillas. ¿Creéis que queda mucho para poder bailar en los conciertos?

Sandra: No, no, ya no queda nada. Me atrevo a decir que los bolos de noviembre… serán de pie, la mayoría. Lo de las mascarillas ya es otra cosa. 

Surma: Ojalá, como artista es muy difícil tocar con la gente sentada, es una mierda. 

Sandra: Si la peña está de pie, aunque no conozca la canción, se mueve un poquito, pero sentada la gente parece más apática, aunque no lo esté. 

Beto: Además, es que se pierden las putivueltas, el flirteo…

[En ese momento, las chicas de la mesa de al lado le piden a Beto una foto, de ellas y los tres se empiezan a reír]. 

Hace unos días salió el formato físico por fin…

Surma: Sí, el 1 de octubre y a la gente que hizo pre order les llegó un poco antes, a algunos.

Beto: Mi padre tiene un cassette. Yo no los había visto pero mi padre tiene uno. 

Surma: La parte visual además está muy guay. Hemos pasado de unos diseños muy oscuros a algo más luminoso y brillante.

Beto: Es que además siempre hemos sido fatales para esa parte. 

Sandra: Total, solo hay que ver la portada de Wannabe, es una foto que nos hicimos con un móvil en un banco. 

MUCHAS DE LAS CANCIONES COBRAN SENTIDO DESPUÉS DE COMPONERLAS

Antes de terminar y aludiendo al tema Tu Belleza Se Merece una Canción, ¿Qué es «tener cara de koala», Beto?

Beto: A ver, es que koala rima con cara [risas]. Y los koalas son suaves y bonitos y están en peligro de extinción, son difíciles de ver. 

Sandra: Joder, tiene más sentido de lo que me esperaba. 

Surma: ¡Qué va! Si hay mazo koalas. 

Sandra: No, pero hay una cosa que pasa con las canciones, por lo menos a mí. Canto lo que se me pasa por la cabeza sin que tenga sentido y después lo piensas y tiene más sentido de lo que creías. Muchas de las canciones cobran sentido después de componerlas.

Surma: Luego también pasa que algunas cosas nos parecen bien a todos porque le damos nuestro propio sentido, como con el título del disco, por ejemplo. 

¿Hay alguna cosa que os gustaría añadir?

Beto: Nunca nos preguntan cómo estamos. 

 [Risas de todos]

¿Cómo estáis?

Beto: Estamos cansados.

Surma: Cansados.

Sandra: No es un buen día, te he de decir. 

Beto: Ahora estamos 15 días out. Os vais todos fuera, yo me quedo en Valdemorillo. Y además Mercurio está retrogrado desde ayer. 

Sandra: Lo estoy notando. Aunque creo que igual también podría llamarlo resaca. 

Niña Polaca actuarán el próximo 12 de noviembre en la Sala Cool de Madrid (entradas) y el jueves 25 de noviembre en el Centro Cultural Mª Victoria Atencia de Málaga.

¡Te esperamos en Telegram!

¡Suscríbete a nuestro canal de Telegram y no vuelvas a perderte ninguna novedad!

spot_img
spot_img