InicioEntrevistasBruna: "No somos una banda liderada por nadie" (2020)

Bruna: “No somos una banda liderada por nadie” (2020)

-

Fotografías: Alejandro García-Cantarero

Apenas conocemos cuatro canciones suyas, pero Bruna es una de las más gratas sorpresas musicales que nos ha dado este casi extinto 2020. El año que va a arrancar será el de su confirmación y en el que, por fin, den a conocer sus temas encima de un escenario. La banda en cuestión está formada por César Pop, Chapo González, Coki Giménez, Mara Rubio, Sergio Valdehita y Nadia Álvarez, todos ellos músicos experimentados y con un gran bagaje previo en diferentes formaciones del más alto nivel.

Los seis decidieron dar forma a su proyecto más personal antes de que la pandemia llegara a nuestras vidas, pero cuando esa desgracia estalló, no renunciaron a ello, sino que supuso un aliciente más para impulsar el grupo. Así, en el mes de junio pudimos escuchar por fin a qué sonaba Bruna y empezamos a conocer a una banda que se muestra como lo que son, seis fabulosos músicos dando rienda suelta a toda la ilusión, complicidad, talento y amistad que llevan dentro.

Aprovechando que Bruna estuvieron ensayando unos días en El Observatorio Musical de Madrid, nos juntamos con ellos al terminar una de esas jornadas. Tuvimos la magnífica oportunidad de ser los primeros en hacer una entrevista presencial a los seis componentes y aprovechamos la ocasión brindada para comprobar cómo es Bruna en las distancias cortas. La conversación se convirtió casi en una reunión de amigos, con un ambiente distendido y sumamente divertido, que hizo de este encuentro uno de los más especiales de cuantos ha tenido el que firma este artículo.

Creo que la primera pregunta es obligada y no puede ser otra que el origen de Bruna. Contadme cómo surge la idea de este proyecto y cuándo se prende la mecha de todo esto.

César: Es una larga historia y realmente no quieres que te la contemos porque es demasiado larga (risas). Bruna es la materialización de la conversación clásica que tenemos los músicos de bandas diferentes, con los que al final te encuentras varias veces, te haces amigo y muchas veces se habla de eso: de lo bonito que sería tocar juntos. Yo creo que el germen de todo esto es que Chapo y yo, desde que nos conocemos hace 15 años, siempre hablábamos de juntarnos. Así que un día, él estaba montando una cosa con una chica, aparecí yo, metí la nariz y estuvimos los tres durante un tiempo. Luego ella se fue, nos quedamos Chapo y yo y, a partir de ahí, arrancó todo.

En realidad no sé qué tiene de distinto o qué ha ocurrido diferente esta vez para que se haya conseguido materializar todo esto. La mayoría de las veces se queda en esa conversación primera pero esta vez no, y no sé por qué ha ocurrido.

Sergio, Coki, César, Mara, Nadia y Chapo

Posiblemente, Dawes sea la banda que más nos une a todos

¿Cómo os vais sumando los demás a este proyecto?

Nadia: Yo llegué cuando esa chica se fue y buscabais una voz. Bueno, primero llegaste tú (dirigiéndose a Sergio).

Sergio: Sí. Un día hablando con César, le dije: “Tío, ¿por qué no montas una banda para tus canciones?”. Y él me dijo: “En realidad, ya tengo una banda montada, así que súmate a ella” (risas). Empezamos a tocar y a probar las canciones con otro batería y otro guitarrista que había en ese momento. Así que, de repente, la chica que estaba dijo que no quería seguir.

Un día, yo tenía un concierto con otro chico y Nadia iba de invitada. De repente cantó, mandé un mensaje a César y le dije: “Tenemos a la cantante y es Nadia. Él me dijo que por supuesto, que la conocía de hace mucho tiempo, así que vino y aquí está. Ella es la que nos cuida y nos lleva por el buen camino (risas).

Luego llegó Mara, después se fue el batería que estaba y llegó nuestra salvación (dirigiéndose a Coki)

Coki: Desde muy lejos. Fíjate lo desesperados que estaban los pobres que tuvieron que recurrir a mí, que vivo en Málaga (risas). En realidad, la idea era que yo tendría que estar viviendo ya aquí, pero ha sido la pandemia la que ha cambiado eso. Yo ya me pensaba venir aquí porque siempre trabajo con gente de Madrid. Entonces, Chapo me dijo que sería una buena idea porque así, cuando yo estuviera, se podría estabilizar todo.

Empezamos así y fue arrancar (de hecho hicimos un único ensayo) y llegó la pandemia. Bueno, en realidad hicimos dos. Aunque yo conocía a todos menos a Nadia, le dije a Chapo que quería hacer una prueba porque no quería estar aquí solo por ser colega. Así que hice esa prueba, después hicimos un ensayo aprovechando que yo venía a Madrid a grabar con Fito. Al final, que la banda continuara y fuéramos sacando cosas, fue una decisión pandémica porque podríamos haber esperado a que todo esto pasara. Pero un día que quedamos para tomar un vermut por Zoom, no sé quién se vino arriba…

César: Bueno, fuiste tú el que se vino arriba.

Nadia: Tú también un poco, César (risas).

César: Pero fue, sobre todo, Coki. Es que, cuando nos vimos en medio de la pandemia dijimos “vamos a hacer algo” porque, aunque no podamos salir de casa, podemos mandarnos pistas por internet.

Coki: Es que fíjate que cosa tan freak que, como yo estaba en Málaga, Chapo me dijo: “Para que podamos ensayar regularmente el resto de la banda, grábate las baterías y yo las monto y las lanzo”. Era una cosa bizarra a tope. O sea, yo toco la batería pero virtualmente, que está guay porque así no discuto (risas). Y con esas baterías, que eran una guía que yo grabé una mañana, Chapo hizo su magia, el resto también y de repente pues eso, nos vinimos arriba con el vermut y decidimos sacarlo.

César: Lo primero que sacamos, Espantapájaros, en realidad era una maqueta. Estábamos trabajando en la canción, probando elementos, grabando cada uno en su casa, a ver qué tal funcionaba para ir avanzando. Pero ahí fue cuando vino el calentón y decidimos sacarlo.

Todos venís de proyectos diferentes, con caminos distintos que en muchas ocasiones han confluido. Supongo que a nivel musical habrá muchas cosas que os unan pero, si tuvierais que elegir un punto en el que coincidís todos (estilo, sonido, banda, canción, disco…), ¿cuál sería?

Sergio: Yo diría Dawes.

Coki: Hay muchas cosas. A mí me encantan Dawes aunque no soy tan fan como algunos de aquí, pero sí que es cierto que es el grupo que más ha salido siempre.

César: Es mi banda favorita, sin lugar a dudas.

En Bruna tenemos la oportunidad de poder moldear las canciones entre todos

¿Por qué tenéis la necesidad de juntaros y hacer música juntos?, ¿qué es lo que tenéis cada uno dentro que no podéis sacar en otros proyectos en los que estáis?

Nadia: A mí, por ejemplo, me encanta poder interpretar las canciones de César porque yo, antes de esto, ya era muy fan de César. Y si además estoy acompañada de ellos, que son unos músicos increíbles… Yo tengo mis propias canciones y mi proyecto personal, pero poder interpretar unos temas que admiro tanto, para mí es increíble.

Coki: En mi caso, yo me considero un músico mercenario, aunque no me guste el término que tanto se usa aquí en España. A mí me gustaría llamarlo, como dicen los guiris, músico de sesión o algo así. Cuando trabajas siempre para los demás, está guay, pero estás ejecutando algo que te dicen que hagas. En el fondo, todos tenemos la necesidad de hacer algo propio.

Para mí esto es como si me tomara una medicina. Yo dentro de unos días me volveré a mi casa feliz porque todos hablamos y debatimos de todo. Esto no va de que alguien te diga que hagas algo concreto que, aunque lo hagas con todo el cariño del mundo, al final eres una pieza más de un engranaje. Pero aquí te das cuenta de que estás aportando algo y es otra sensación que no tiene nada que ver. Lo otro es cojonudo, pero esto es mejor.

César: Supongo que todas las profesiones tienen sus apasionados pero creo que en esta, cuando te gusta mucho la música, aunque estés haciendo música con alguien y estés de puta madre, siempre vas a tener algo que te apetecería hacer y que no estás haciendo.

Sergio: Yo creo que ese algo es la capacidad de crear. A todos los que tocamos en otras bandas nos pasa, que tenemos que tocar una canción y al final, es esa canción. Aquí tenemos la posibilidad de proponer, de probar, de poder elegir… Eso, para un músico que está acostumbrado a trabajar más o menos para reproducir algo, es la hostia. Sobre todo está el hecho de poder opinar y moldear una canción porque aquí tenemos la suerte de que, aunque partamos de canciones de César y de Nadia, podemos moldearlas entre todos. Eso es algo increíble.

Esa es la impresión que da al escucharos, al ver vuestros videos y al seguir cada paso que dais: que las canciones son de los seis, los arreglos son de los seis. ¿Cómo encajáis cada uno en el proceso compositivo? Parece que sois un grupo totalmente democrático, cosa no muy habitual en el mundo de la música.

Todos: ¡Demasiado! (entre risas).

Coki: Yo hablo desde mi punto de vista que soy el último que llegó y ya ellos tenían algunos temas más o menos hechos o planteados. Pero por ejemplo, en el último single que hemos sacado, Sueño con serpientes, sí que lo he vivido desde el principio y es cuando te das cuenta de que esta agrupación mola. Llegó César un día y dijo: “Tengo tal idea de este tema de Silvio. Así que nos juntamos, cada uno empezó a parir lo que tenía en la cabeza y todo se unió. Yo es que creo que el proceso de todo es casi como lógico, no sé…

César: En realidad es que hay varios procesos. Si hablamos del proceso creativo de la canción quizá es una cosa de la que se ocupa más Nadia, o yo, o yo con Chapo… Es que escribir una canción entre seis quizá es difícil. La verdad es que no descartamos hacerlo y quizá lo hagamos en algún momento. Pero a mí, a priori, me da la sensación de que esa parte requiere hacerse entre menos personas.

Pero una vez que eso está hecho hay otro proceso creativo muy importante, que es el de vestir una canción y ponerla a sonar. Ahí sí que lo estamos compartiendo mucho los seis y es algo muy chulo. Por ejemplo, A dentelladas yo la tenía enfocada de otra manera, mi idea en la cabeza era diferente y, de repente, llegamos al local y Coki dijo “¿Por qué no la llevamos por aquí?”. A otro le gustó, entró en la peli de Coki y nos fuimos dejando llevar…

Supongo que eso os debe enriquecer un montón.

César: Muchísimo.

Sergio: Prácticamente en todas las canciones pasa algo así. De repente, uno lo ve de una manera y no dudamos en ir a por ello.

César, Mara, Nadia y Chapo

La personalidad de Bruna es una combinación de lo que somos todos nosotros

Hasta ahora solo habéis sacado cuatro temas. Tengo que preguntaros por esta “estrategia”, no sé si responde a razones de logística o ha sido vuestra idea desde el principio, ir dando pequeñas píldoras hasta que la gente empiece a conoceros más.

Nadia: Las circunstancias nos han llevado a esto. Ojalá pudiéramos haber sacado singles y haber dado un concierto de presentación, que era lo que esperábamos a hacer en noviembre. Pero, visto lo visto, teniendo temas en la recámara trabajados y cerrados, hasta que podamos hacer algo en condiciones, ¿por qué vamos a dejar espacio y tiempo si podemos ir adelantando cosas?

¿O sea que veis mucho más cerca juntaros encima de un escenario y dar a conocer vuestras canciones que sacar un disco largo?

Nadia: Yo creo que es prioritario. Esa era nuestra idea: tocar en directo antes que sacar un disco.

César: Es que lo natural es eso.

Nadia: Además que nos apetece muchísimo. Es lo que más queremos ahora mismo: tocar en directo.

Coki: Al final todo esto no responde a ninguna estrategia. Simplemente sacamos cosas porque nos ayuda a trabajar, nos motiva y así tenemos la máquina siempre encendida.

César: De hecho, la estrategia inicial era grabar dos o tres canciones para enseñar un poco a la gente lo que hacemos, con la intención de que viniesen a un concierto nuestro. Porque nuestra idea, siempre, era tocar. Al final, eso es lo que hace que una banda se convierta en una banda.

Al principio las canciones eran algo accesorio, orientado a conseguir bolos y al final, las circunstancias nos están obligando a hacer las cosas de otra manera.

En uno de vuestros textos de promo cuando os presentasteis decíais que el objetivo era construir algo que fuera mayor que la suma de las partes. ¿Creéis que lo estáis consiguiendo?

Sergio: Yo sí que lo creo. Bruna somos los seis formando uno.

César: Y Bruna tiene una personalidad propia que no es la personalidad de Chapo, ni la de Nadia, ni la de Mara… es la personalidad de Bruna, que es una combinación de lo que somos todos nosotros.

El videoclip de Hazlo por mí es el claro ejemplo de todo esto. Ahí se ve una banda, con cada pieza bien encajada en su sitio, sin que nadie destaque con respecto a los demás, pero notándose lo que aportáis cada uno… Al final ese es un poco el lenguaje que estáis construyendo.

César: Yo creo que tenemos muy claro que queremos transmitir eso. Que no somos una banda liderada por nadie.

César y Mara

Estilísticamente no vamos en una única dirección

Uno de los objetivos de todo artista o grupo cuando arranca con un proyecto es el de tener un lenguaje propio. Vuestras canciones, aunque puedan tener más o menos referencias, no suenan a nada de lo que conocemos actualmente. ¿Creéis que estáis consiguiendo ese lenguaje propio o ese sonido Bruna?

Sergio: Yo creo que nos estamos encontrando y estamos buscando el camino. Yo sí que identifico un sonido Bruna, la verdad. Escucho las canciones y me suenan a Bruna. A veces tiramos más para un sitio, otras para otro, y sí que es verdad que estamos buscando por dónde nos gusta más ir, pero el sonido de todo sí que me recuerda a Bruna.

Coki: En este caso, para mí, la voz de Nadia define mucho. Es la clave de todo esto. Una cosa que me gusta y que creo que refleja la actitud de la banda es que no vas a ver a Nadia nunca intentar destacar, sino que siempre tiene una tranquilidad cantando, dentro de la intensidad, que es parte de lo que vamos buscando. Yo creo que un sonido se consigue a base de años y de experiencia. Nosotros sí que tenemos esa experiencia independiente porque llevamos trabajando muchos años como músicos, pero juntos aún nos queda mucho camino. Pienso que toda esa búsqueda de la que habla Sergio es fruto de la voz de Nadia. Es que a mí personalmente ella no me recuerda a nada y tiene una personalidad muy fuerte.

Queda mal que yo diga esto pero personalmente creo que, si quitas la voz de Nadia, todo está muy correcto tocado pero es una música más o menos estándar. No hemos inventado la pólvora. Así que su voz es un elemento primordial.

César: Y ojalá estemos buscando siempre.

Coki: Más o menos todos tenemos claro el camino por el que queremos ir. Creemos que tenemos algo muy bueno, que vamos arropando para que cada vez sea un poquito más especial.

Cada canción de las que conocemos hasta ahora, tiene sus matices diferentes, ninguna es igual al resto… ¿Tenéis en la cabeza a qué queréis que suene cada tema antes de hacerlo o simplemente os dejáis llevar a ver qué va saliendo? Da la impresión de que todo surge de manera muy natural.

Chapo: Así es. Surge todo de manera natural. De hecho, se ve en las canciones que no hay un estilo marcado y lo que cohesiona todo realmente es la voz de Nadia.

Coki: A eso iba antes, que ella es como el pilar básico de la casita.

Chapo: Estilísticamente es que no vamos en una única dirección.

Nadia: Ahora tenemos un repertorio de unas 15 canciones y ninguna te va a recordar a otra. No sé si eso es bueno o malo, pero es así.

Coki: Hoy por ejemplo venía nuestro mánager, ha escuchado una canción y se ha quedado muy rayado porque decía que no se esperaba algo así (risas de todos). De ahí hemos pasado a otro que se llama Mañana, que es uno de mis favoritos, súper bonito, melódico, precioso… es un disparate de lo bonito que es.

Sergio: Es verdad que la cara que ha puesto ha sido de no esperárselo. Pero le ha encantado el tema, eso sí.

Chapo: El resumen es que no buscamos una dirección artística ni estilística.

César: No pensamos estratégicamente en ese sentido.

Coki: Yo diría algo muy importante y es que no tenemos ninguna canción con un bombo a negras y eso me encanta. Lo puedes poner como titular (risas).

Chapo: Espérate que no terminemos haciendo alguna.

Coki: Entonces yo, que soy el batería, me negaré (risas).

Nadia: Pero como los demás seremos mayoría, te aguantas (risas).

Coki: Es que a día de hoy, en el ambiente musical, se oyen tantas y tantas canciones de este tipo, que yo digo esto con mucho orgullo.

No tenemos ninguna canción con un bombo a negras

Ya habéis comentado que la pandemia trastocó vuestros planes y tuvisteis que trabajar desde la distancia. A pesar de eso, para vosotros supongo que también habrá sido una oportunidad de tener tiempo para poder centraros en este proyecto.

Coki: Totalmente.

César: La pandemia nos ha permitido lo que tú dices, tal cual, que nos centremos en Bruna.

Sergio: Nos ha permitido poder grabar y centrarnos mucho en los detalles de las canciones.

César: No sé cómo lo veis vosotros, pero yo creo que el proceso de grabación de las primeras canciones, durante la pandemia, confinados, con el pedazo de shock que teníamos todos, nos cohesionó mucho. Por lo menos a mí las reuniones que hacíamos, los zoom y las grabaciones me salvaron el confinamiento.

Nadia: Y tener un objetivo a corto plazo también ayudó mucho. Es que en ese momento no sabías lo que iba a pasar. Yo hablo por mí, pero estar en mi casa y tener el objetivo de trabajar con ellos, olvidándome de toda la mierda de alrededor, me reconfortaba mucho.

He estado echando un vistazo a las listas de reproducción que habéis hecho en Spotify. Hay de todo: Jorge Drexler, Egon Soda, Paolo Nutini, Ron Sexsmith, Michael Kiwanuka, Black Pumas, Lichis, Serrat… Lo veo un poco como lo que hemos hablado antes acerca de los diferentes caminos que vais tomando en vuestras canciones. ¿Cómo surgen esas listas?

Nadia: Se crea la lista y “chicos, por favor, añadid vuestras 4-5 canciones favoritas”.

César: Yo de vez en cuando sigo soltando cosas en las listas, eh.

Chapo: Yo también.

Nadia: Ah, ¿sí? Pues yo no… (risas).

Coki: Yo pensé que ya no se podían meter más… (risas).

Nadia: Yo he jugado con gente que les conoce más o menos a ver si adivinan quién ha añadido cada canción. Y no acierta nadie. ¡Eso mola mucho!

César: Yo creo que no lo adivinaría.

Chapo: Hombre, a ti se te adivina rápido (dirigiéndose a César).

César: ¿Por qué?, ¿porque son las buenas? (Risas de todos). Bueno, igual por aburridas… (risas).

Nadia: En la lista de castellano sí que se te adivina rápido.

César, Mara, Nadia y Chapo

La pandemia nos ha permitido centrarnos mucho en este proyecto

¿Por qué elegisteis Espantapájaros como vuestra carta de presentación?

Coki: Ahí hubo debate. Aunque yo lancé uno de mis órdagos.

Sergio: ¡Si siempre hacemos lo que tú dices! (risas).

Coki: Yo quería que fuera A dentelladas

Chapo: Sacamos Espantapájaros porque a mí me dio por empezar a maquetar esto e hice un pre-mix de esa canción.

Coki: Acuérdate que en una charla de Zoom, antes de que todos se conectaran, yo te dije: “Tío ‘A dentelladas’ es el single, antes que ‘Espantapájaros'”. Y te convencí.

Chapo: Sí, yo también lo pensaba.

Coki: Pero luego de repente César dijo “No, no, no, no. Tiene que ser ‘Espantapájaros'”.

Chapo: Pero es que A dentelladas tampoco estaba preparada.

Nadia: Yo también habría sacado A dentelladas. A mí por ejemplo, Espantapájaros no me llamaba como primer single.

César: Pensé que ibas a decir: “A mí por ejemplo, ‘Espantapájaros’ es que no me gusta” (risas).

Después llegó A dentelladas que es toda una delicia y un soplo de optimismo increíble, a lo que también ayuda el videoclip que presentasteis junto a la canción. En este año tan complicado, ¿se vuelve más necesario que nunca tener una visión más optimista de la vida?

César: (dirigiéndose a Coki). Es un poco lo que decías tú, que la canción tiene algo de balsámico.

Coki: Yo llegué a la prueba esa de la que te hablaba antes y me dijeron: “A ver qué se te ocurre aquí”. La escuché, se me ocurrió ese patrón y se la vendí muy bien. Les dije que imaginaba furgoneta, pareja medio en pelotas, la playa, California…

Sergio: La vendió bien, la verdad (risas).

Coki: Lo que pasa es que luego el videoclip decidimos que tuviera esa temática, que era muy bonita y muy optimista.

Nadia: Es muy curioso cómo un contenido de audio, con un contenido visual, juntos, pueden generar una sensación muy distinta a la que puede generar cada una de esas partes por separado. Eso nos pasó un poco con el vídeo. Es verdad que la sensación del vídeo es demasiado bonita de lo que en realidad la canción quiere transmitir. Sí que la canción tiene un trasfondo bonito y de esperanza, pero igual el vídeo lo acentúa demasiado y la gente lo ha cogido de otra manera. No sé…

Nadia y Chapo

Hacer música tiene una parte muy importante de juego

La tercera canción que conocimos fue Hazlo por mí y, como hemos hablado antes, quizás es en la que más se percibe esa sensación de banda. En este caso también ayuda el videoclip. Pero para vuestra cuarta entrega os decidís por una versión de Silvio Rodríguez. ¿Sois todos fans de Silvio?

César: Sospecho que yo debo de ser el único.

Nadia: No, yo también lo soy. Los cantautores somos más de Silvio, por derecho y por obligación (risas).

La verdad es que me gusta mucho el nuevo enfoque que le habéis dado a Sueño con serpientes. Contadme cómo surge esto. ¿Soléis tocar versiones cuando os juntáis?

César: ¡Qué va!. Es que, como nos podemos juntar tan poco… De hecho, hoy hemos pasado el día juntos y ya hemos hecho un poco el indio con las canciones. Justo hace un momento lo hablábamos, que hacer música tiene una parte muy importante de juego. Tienes que dejarte llevar y es bueno salirse del mapa y hacer cosas diferentes. Hacer esto con las canciones te conduce a sitios lo que pasa es que nosotros, desgraciadamente, cada vez que nos juntamos lo hacemos con objetivos concretos. Pero sí que creo que tenemos ese espíritu.

La versión de Silvio surgió cuando nos juntamos para hacer los ensayos para grabar una tacada de cuatro temas. Nos juntamos a ensayar y surgió.

Nadia: Bueno, es que yo me fui a casa y a las tres horas volví y me dijeron: “Mira, escucha esto”.

Coki: Hubo como un parón y César nos comentó que tenía eso en la cabeza. Así que nos pusimos con ella y la montamos muy rápido. De hecho, Sergio no estaba, la grabamos con el móvil, se la mandamos y decidimos grabarla esa misma tarde. Íbamos a grabar cuatro y al final grabamos cinco.

Sergio: Bueno, es que yo fui a grabar esa canción sin haberla ensayado con ellos. Llegué al estudio, les pregunté si habían grabado todo lo que había que grabar ese día y me dijeron: “Sí, hemos grabado todo y una canción más” (risas). Me la pusieron, nos pusimos a grabar y salió.

Coki: Pero vamos, que no había un objetivo de grabar una versión de Silvio, ni nada por el estilo.

Sergio: Por eso, ese factor de juego es increíble. Ahí jugamos todo lo que pudimos jugar y más.

Y luego está el videoclip, dando a la canción un nuevo y acertado enfoque (incluso los versos de Bertolt Brecht cambian de género y hablan de las mujeres). ¿A qué responde esas ganas de reivindicar, de mostrar, de visualizar…?

César: Yo creo que todos tenemos sensibilidad feminista. La verdad es que, siendo honestos, ha sido un poco una casualidad. La canción tiene esos versos de Bertolt Brecht, en nuestra banda canta una mujer y se nos ocurrió que si le dábamos la vuelta, igual todo cobraba un carácter feminista muy interesante. A raíz de eso nos pusimos a darle vueltas y a profundizar un poco en el tema. Yo creo que todos compartimos esta idea y es que, en este oficio que tenemos, uno no tiene por qué estar lanzando mensajes transformadores o sociales, pero es verdad que tiene el potencial de comunicar ciertos mensajes que a veces pueden ser muy convenientes. Entonces nos vimos con la posibilidad de hacerlo y lo hicimos.

Sergio, Coki, César, Mara, Nadia y Chapo

A veces cuesta mucho tomar decisiones entre los seis, pero el proceso merece la pena

A día de hoy, ¿cuántas canciones o bocetos tenéis en la recámara?

Coki: Además de estas cuatro, 11 más.

Nadia: Para un concierto.

Coki: De hecho, mañana tenemos vuelta al repertorio, como para un concierto, que es nuestra intención.

Chapo: De los 15 temas, de Bruna hay 10.

César: Eso es. Hay tres de mis discos anteriores, uno de Nadia, la versión de Silvio y 10 propios de Bruna. Son los siete temas que tenemos grabados, más los tres que grabaremos. Esos formarán parte del disco, seguramente.

Y para terminar, también un par de preguntas muy obvias: ¿cuáles son vuestros planes de cara a la publicación de un disco largo?

Mara: Realmente, como te decíamos antes, estamos centrando la energía y las fuerzas en preparar los directos, que están un poco a la vuelta de la esquina.

Chapo: Y la intención sí que es sacar un disco, que no sabemos si será de 8, 9 o 10 temas. Todavía estamos debatiendo eso porque es cierto que cada vez se sacan discos con menos canciones.

Todo son debates entre vosotros…

Chapo: Todo son debates muy largos, sí (risas).

César: Pero bueno, es un proceso y un aprendizaje. Está molando mucho.

Nadia: Cuesta mucho, pero a medida que vas avanzando te das cuenta de que merece la pena.

Coki: Esa es la clave de ese sonido Bruna del que hablábamos antes.

Y de cara al directo, ¿lo tenéis a la vuelta de la esquina como habéis dicho?

Nadia: Si todo va bien, será para primeros de año.

César: Ahora es un poco una incertidumbre, pero nosotros queremos que sea cuanto antes.

spot_img
spot_img