InicioDiscosMARISSA NADLER - THE WRATH OF THE CLOUDS (EP)

MARISSA NADLER – THE WRATH OF THE CLOUDS (EP)

-

Marissa Nadler es una artista de otro mundo, su voz y habilidad compositiva penetran y trasladan al oyente hacia atmósferas y parajes de ensueño, introspección y aventura onírica. Es de aquellas cantantes que hacen volar la mente y eriza los surcos de la piel hasta lograr confeccionar mapas emotivos que, a modo de piezas de puzles, confeccionan una geografía psicológica muy personal.

Si ya dejó clara su enorme capacidad creativa en las 11 pistas de su anterior trabajo de 2021, The Path of the Clouds, con esta nueva entrega en formato EP, consigue reafianzar su imprenta como musico de altas esferas. La portada del disco y el titulo (la Ira de las Nubes) ya nos invita a entrar en un universo lleno de oscuridad, reflejos de luz y contrastes.

The Wrath of the Clouds consta de 5 tracks sublimes, en concreto dos versiones y tres pistas inéditas escritas durante el mismo período que su aclamado álbum de 2021, The Path of the Clouds. Es muy difícil elegir cual de ellos es el más destacable, ya que todos los temas rezuman la excelencia de una mujer compositora que, desde hace tiempo, se ha instaurado como una de las mejores aportaciones de la música actual.

El EP viene firmado con los sellos Bella Union y Sacred Bones. El álbum presenta dos versiones (Ferry Lane, un tema original de Sami Smith de 1970 y Seabird, un tema original de los Alessi Brothers en 1976). Al mismo tiempo, contiene tres pistas inéditas, Guns on the Sundeck, All the Eclipses y Some Secret Existence, los tres escritos durante el mismo período que su aclamado álbum de 2021, The Path of the Clouds.

Guns on the Sundeck es una impresionante y cautivadora gesta de siete minutos que narra el embrujo reinante del famoso barco Queen Mary. A lo largo de la canción, Nadler detalla los horrores y los aspectos más destacados del barco en sus años de servicio activo por el mar y en su estado de reposo en tierra, así como el olvido del mismo una vez abandonó su actividad marítima. Todas esas experiencias se trasladan musicalmente bajo la forma sutil y misterios de diversas vivencias y embrujos. El transatlántico británico, actualmente ya retirado, trasportó través del Atlántico a miles de pasajeros entre 1936 y 1967, configurando un cómputo histórico de 31 años. Actualmente funciona como atracción turística, albergando un museo, un hotel y restaurantes.

Cabe decir que la fama del Queen Mary viene respaldada por hechos diversos, desde las ilustres personas y famosos que viajaron a bordo de sus entrañas (el Gordo y el Flaco, los duques de Windsor, Marlene Dietrich, Charlie Chaplin, Elizabeth Taylor, Winston Churchill, entre otros), así como por las vivencias que experimentó durante el tiempo que estuvo surcando el océano, y por haber sido protagonista en películas como La aventura del Poseidón (1970), Pearl Harbor (2001) y Titanic II (2010). Pero su mayor transcendencia y misterio radica por haber sido descrito como barco encantado, un mito surgido a raíz de la supuesta existencia de fantasmas que habitan en su interior y de los crujidos que se escuchan por las noches. La canción de Nadler describe estos hechos: Pedder murió en el 66 pero todavía puedes escucharlo golpeando en el sótano del barco Es agradable bajo el sol, pero necesito un descanso de los muertos.

Al tratarse de un viaje narrativo a través de una regresión en el tiempo, es la pista más épica y monolítica como estructura, de combustión lenta, donde se describen los viajes con un barco repleto de vida propia, con sus pensamientos y sentimientos, misterios, desapariciones y muertes, amoríos, discusiones y vivencias de todo tipo, lo que convierte al barco en una leyenda embrujada.

En All the Eclipses, Marissa Nadler une sus habilidades con las de Amber Webber de Black Mountain. Las dos usan el ritmo vals para hundir al oyente en un profundo brebaje sónico y narcótico. La letra describe esa sensación de combustión que se tiene al caminar alrededor de un incendio después de que las brasas se han consumido. Es como mirar al cielo y ver lo que queda… Las voces etéreas giran mientras una guitarra fúnebre de guitarra arde en el centro. Es un tema que, al mismo tiempo, aborda estilos vocales, etéreos y atmosféricos, cuya narrativa lírica y sónica conducen a deseos y conexiones con los entornos naturales y la belleza del color, allí donde todos los eclipses se unen y funden para volver hacer brillar la vida: Dame algo para sostener todos los eclipses de plata y oro.

Llegamos a la turbadora Some Secret Existence, una canción que utiliza la armonía para entonar una imagen descriptiva de alguien que escapa de su morada para ir a alguna parte sin saber si regresará:  Algunos dijeron que ella se subió al tren, con una maleta y un sombrero. Y espero que fuera así. Porque nadie la ha visto desde la primavera. Y yo sé que le gustaba soñar con desaparecer. Se trata de una historia real e inquietante, que narra la historia de Dottie Caylor, una mujer que sufría agorafobia y que desapareció en 1985 tras entrar supuestamente en una estación de tren en California. Marissa Nadler revive esta historia en su memoria.

Saunders Ferry Lane, nos cuenta el deterioro de aquellas cosas que el paso del tiempo desgasta pero que algunas de ellas logran mantenerse a salvo a pesar de ese tiempo: Los tablones que crujen en el muelle vacío, son los únicos sonidos que escucho. El verano se ahoga en el lago congelado, mientras el invierno cobra vida. Los tiernos brazos que me sostuvieron y me hicieron desear el mañana, ahora se han ido.

Y llegamos al final del viaje con Seabird, una maravilla de pista que pone la sensibilidad al rojo vivo: Hay un camino que sé que debo seguir, aunque me digo a mí misma que el camino está cerrado. Escucha, ave marina y solitaria, has estado lejos de la tierra demasiado tiempo.

Concluyendo, Marissa Nadler es una experta creativa en generar canciones que hacen crujir la imaginación y los sentimientos. Se trata de vivencias y emociones muy intensas y profundas que abocan a la reflexión. El sonido que las envuelve y la voz que las susurra y circunda, acolchonan un airbag emocional que previene de los embistes y golpes de la vida.

The Wrath of the Clouds contiene esa ira que se acumula en el paso del tiempo pero que al final asciende y se volatiza entre las nubes de nuestra existencia, permitiendo una liberación para seguir viviendo en el duro mundo que nos rodea. Son canciones que nos hablan de personajes sensibles, trágicos y caídos algunos de ellos, y que permanecen siempre al filo del abismo y del derrumbe. Son historias evocadoras, donde la hábil narración, junto al sonido envolvente, proporcionan detalles suficientes para conjurar misterios exquisitamente elaborados. Sin duda, Marissa Nadler es una de mis top maestras de la música del siglo XXI y espero que lo siga siendo a pesar del paso del tiempo.

Escucha The Wrath of The Clouds, de Marissa Nadler

spot_img
Carlos Flaqué Monllonch
Carlos Flaqué Monllonch
Hablar de uno mismo no es tarea fácil, aunque muchas veces las circunstancias pidan hacerlo, como es el caso. Se pueden contar muchas cosas, pero quizás lo más importante es abrazar la vida con positividad. ¿Qué puedo contaros de mí? Este caso deciros que me encanta la música y mi profesión, la de periodismo (escribir) y la de comunicación gráfica (diseño gráfico y fotografía), herramientas que me permiten abrir muchas puertas, como conocer gente para intercambiar, transmitir cosas y generar proximidades. Las nuevas tecnologías permiten eso y más. Así que nada de excusas y manos a la obra…
spot_img
MARISSA NADLER - THE WRATH OF THE CLOUDS (EP) Marissa Nadler es una artista de otro mundo, su voz y habilidad compositiva penetran y trasladan al oyente hacia atmósferas y parajes de ensueño, introspección y aventura onírica. Es de aquellas cantantes que hacen volar la mente y eriza los surcos de la piel...