InicioNoticiasSale al mercado "Cosmosis", primer sencillo del álbum póstumo de Tony Allen,...

Sale al mercado “Cosmosis”, primer sencillo del álbum póstumo de Tony Allen, precursor del ‘afrobeat’

-

Si algo tiene la música, aparte de su grandeza, belleza y lenguaje, es la enorme capacidad de unión y fusión que tiene. Numerosos son los casos donde esta múltiple relación se ha manifestado incluso en los momentos más críticos de la humanidad, sin importar culturas, edades, géneros y clases sociales. La hemos visto para dar cobertura a las grandes causas y catástrofes, o como homenaje a artistas fallecidos que aportaron su talento a la enorme arquitectura sónica sin tiempo, como es el caso que nos ocupa. Ya lo dijo en cierta ocasión Henry Hadsworth Longfellow: “La música es el lenguaje universal de la humanidad y el legado imborrable de los que parten”.

There Is No End es el último disco de estudio que grabó Tony Allen antes de fallecer el 30 de abril de 2020 a la edad de 79 años. Sin embargo, como su nombre indica, no es el final de nada sino el principio de un legado que sigue labrando caminos. Y como primera apertura a este vasto peregrinaje, es la aparición del sencillo Cosmosis, la única canción del álbum There Is No End que fue grabada en vida de Allen con todos sus músicos e instrumentos tocando juntos. Decca France ha sido la discográfica responsable de tal entrega que incluye la magna participación de Damon Albarn (líder de Gorillaz y Blur), el rapero Skepta y el poeta nigeriano Ben Okri. La versión completa del disco verá la luz el 30 de abril de este año, fecha que coincide con el día y mes de su muerte, 30 de abril de 2020.

Para Ben Okri,Tony Allen podría haber vivido otros 150 años y seguir creando nuevos mundos, simplemente porque se había convertido en un maestro y chamán de su arte. Se conocía a sí mismo y sabía manejar su mente. Quería que el álbum estuviera abierto a las energías de una nueva generación … y como un gran matemático o científico que encuentra un código para generar resultados, dejó tan sólo unos pocos ritmos para que otros terminaran este extraordinario lienzo”.

Hasta el propio productor del álbum, Vincent Taeger, es consciente del tremendo talento que tenía Tony Allen: “La idea de Tony era dar a los raperos un espacio base necesario para que pudieran crear libremente sus rimas sobre algo nuevo y abierto, con sonidos muy diferentes, para que la batería de cada canción manifestase sus sentimientos y tempos a fin de facilitar la conexión emocional con el núcleo del hip-hop. El disco contiene una estructura psíquica o ADN musical interno muy similar a una base matemática donde los ritmos elípticos son como piezas que construyen un sueño”. Incluso el informativo The Guardian fue tajante al respecto: “los tambores de Tony Allen son tan humanos y efervescentes que nos cuentan historias”.

Cosmosis sin duda es una palabra que probablemente deriva de cosmovisión, manera de ver e interpretar el mundo como un conjunto de creencias que permiten analizar y reconocer la realidad a partir de la propia existencia, y de ósmosis, que sociológicamente hace referencia a la influencia recíproca que existe entre dos individuos o elementos que están en contacto. Ben Okri escribió la letra de Cosmosis y en ella se percibe perfectamente la aplicación de lo dicho en la propia persona de Allen: “Cómo absorbes un cosmos y cómo lo integras, enriqueces un mundo, te infiltras en él de la manera más alta posible y por Cosmosis cambias el espíritu”.

Recordemos que Tony Allen fue un baterista y compositor nigeriano que empezó a tocar a la edad de 18 años mientras trabajaba como ingeniero radiofónico en Lagos, Nigeria. Cautivado por la música de su país y el sonido ghaniano, así como por los estilos tradicionales de Jùjú (la música que escuchaba su padre) y la escena contemporánea del jazz americano, trabajó duro hasta crear su propia amalgama de sonidos. Su trabajo llegó a ser tan sutil que le permitió  tocar en diversas bandas como The Good, the Bad & the QueenRocket Juice & the MoonPsyco n da Bus y Tony Allen & His Afro Messengers. Su resonancia llegó a ser tal que terminó por asociarse con el gran Fela Kuti y mítica banda Africa 70, llegando a hacerse grandes amigos. En cierta ocasión, mientras conversaba con Fela sobre los ritmos a aplicar en sus composiciones, Tony le comentó: “tenemos cuatro extremidades y cada una puede tocar distintas cosas”.

Hoy en día Allen está considerado como uno de los fundadores del Afrobeat siendo incluso el mismísimo Fela su más acérrimo valedor: “Sin Tony Allen no hubiera existido jamás el Afrobeat”. A lo que Brian Eno añadió “Allen es el más grande baterista que haya conocido en vida”. Lamentablemente, el 30 de abril de 2020 fallecía en París a causa de un aneurisma en la aorta. Tenía setenta y nueve años.

Pero la música como sabemos no entiende de límites, prevalece sobre la muerte, porque el arte, cuando se viste de talento y perfeccionismo, no sucumbe en sí mismo, sino que se transforma en un proceso imparable cuya esencia y legado renacen una y otra vez dentro de un ciclo que nunca termina. Recordemos aquellas profundas palabras del rapero y productor Kendrik Lamar: “Mientras mi música sea real no existirá límite sobre cuántos oídos pueda agarrar”.

Playlist del álbum There Is No End

  1. Tony’s Praeludium
  2. Stumbling Down (Featuring Sampa The Great)
  3. Crushed Grapes (Featuring Lord Jah-Monte Ogbon)
  4. Très magnifique (Featuring Tsunami)
  5. Mau Mau (Featuring Nah Eeto)
  6. Coonta Kinte (Featuring Zelooperz)
  7. Rich Black (Featuring Koreatown Oddity)
  8. One Inna Million (Featuring Lava La Rue)
  9. Gang On Holiday (Em I Go We?) (Featuring Jeremiah Jae)
  10. Deer In Headlights (Featuring Danny Brown)
  11. Hurt Your Soul (Featuring Nate Bone)
  12. My Own (Featuring Marlowe)
  13. Cosmosis (Featuring Ben Okri + Skepta)
  14. There’s No End

spot_img
Carlos Flaqué Monllonch
Hablar de uno mismo no es tarea fácil, aunque muchas veces las circunstancias pidan hacerlo, como es el caso. Se pueden contar muchas cosas, pero quizás lo más importante es abrazar la vida con positividad. ¿Qué puedo contaros de mí? Este caso deciros que me encanta la música y mi profesión, la de periodismo (escribir) y la de comunicación gráfica (diseño gráfico y fotografía), herramientas que me permiten abrir muchas puertas, como conocer gente para intercambiar, transmitir cosas y generar proximidades. Las nuevas tecnologías permiten eso y más. Así que nada de excusas y manos a la obra…
spot_img