InicioNoticiasThe Bevis Frond, la mítica banda de rock alternativo y  psicodélico publica...

The Bevis Frond, la mítica banda de rock alternativo y  psicodélico publica «Focus on Nature»

-

«Hasta hace poco nunca he tenido un sello discográfico adecuado detrás de mí. Quizás porque empecé demasiado tarde y ahora soy demasiado mayor. Quizás porque nunca me promociono. Tal vez porque mi música no está en sintonía con los tiempos de hoy y todo el mundo ve a un viejo hippie y asume que así es como voy a sonar. Ni idea. Dicho esto, me siento increíblemente privilegiado de haber podido ganarme la vida con mi música durante casi 40 años. No tengo ninguna queja en absoluto»

NICK SALOMAN

Hay bandas que muchas veces nos pasan desapercibidas porque solemos movernos entre los mismos círculos musicales de la fama, del momento exitoso o del lanzamiento promocional. Sin embargo, hay formaciones, nuevas o desconocidas, que penetran en los oídos bajo una tremenda grandiosidad. Es el caso de The Bevis Frond, una extraña banda que se cubre sin límites de rock sureño, psicodelia y de numerosos géneros musicales. Sinceramente, son una auténtica apisonadora enciclopédica que merece la máxima puntuación.

The Bevis Frond es una banda de rock inglesa formada en 1986 en Walthamstow, Londres, en cuyo frente está Nick Saloman, un líder que posee una calidad compositiva excepcional. No hay estilo que se le resista. Detrás están Dave Pearce (batería), Louis Wigett (bajo) y Paul Simmons (guitarras). Anteriormente han pasado otros miembros ya ausentes.

En su album debut, Miasma (1987) ya se marcó lo que vendría después: 26 discos de estudio y múltiples colaboraciones. Su último trabajo, Focus on Nature (2024) está grabado en el estudio Graffite Studios de Dave Palmer y publicado a través de Fire Records. Es una auténtica joya. Se trata de un álbum que se tiñe magistralmente de diversas capas y estilos, desde el rock sureño (CSNY), hasta la new wave (Graham Parker, Elvis Costello…) o el tono punk en Empty o Unicorn. Focus on Nature es, sin lugar a dudas, un discazo de altísimos quilates. Como bien define Juanjo Mestre en Exile Sh Magazine:

«Es otra demostración de lo prolífico, incombustible, iluminado y talentoso que es este genio oculto, poseedor de una verdadera varita mágica melódica y que, sin embargo, sigue siendo un gran desconocido y un enorme patrimonio para una minoría selecta…»

Por consiguiente, estamos frente a un álbum que en la primera escucha ya sorprende, luego te pilla y finalmente te maravilla con sus inmensos detalles. Son setenta y cinco minutos de memorables melodías que abarcan desde la psicodelia de los años 60, el folk de los 70, los art-punks de Seattle (The Wipers), el pop de Dinosaur Jr y las exploraciones guitarrísticas al estilo del gran Jimi Hendrix. Es un álbum para flipar y recordar muchas cosas que fueron pero que siguen estando ahí.

Bajo una gran influencia de artistas como The Lemonheads, Teenage Fanclub, Elliot Smith, Pavement, Joe Jackson, etc, The Bevis Frond ha producido una fusión ajena a lo habitual. Al igual que su muy elogiado álbum predecesor, Little Eden, nos habla de temáticas que nos agobian y asustan a todos, como el cansancio del mundo, el vacío de la gente, la comida basura, el calentamiento global, los corazones rotos, las noches de fiesta incontrolada, el postureo y la fama, la ansiada inmortalidad, etc. Son 19 temas en una playlist de auténtico lujo y que líricamente hablando narra la preocupante línea que marca la asfixiante dirección hacia dónde se dirige (y no debería) el mundo. Sus letras no pueden ser más determinantes:

«Estoy tan cansado de los aterradores pronósticos ecológicos (…) Todos nos hundiremos en una llamarada de errores irreversibles (…) La pelota está en el tejado de las personas menos comprometidas con la acción (…) Todo es cuestión de dinero» (Heat).

«El tiempo avanza por el camino retorcido, no tiene sentido mirar atrás (…) Tal vez nos equivocamos, tal vez lo entendimos todo mal» (Maybe We Got It Wrong).

«Aquí no hay nada para el hombre ni para la bestia (…) Encerraremos nuestro sueño dentro de una caja hasta que llegue el día más brillante (…) Entonces volaremos hacia el gran cielo negro» (Big Black Sky)

«No quiero medallas por hacer mi trabajo (…) ni dinero (…) Solo estoy esperando aquí por el abrazo, por un poco de reconocimiento (…) y una sonrisa» (The Hug).

«Un día te hartarás de esa mierda (…) Te despertarás una mañana y serás como yo, un gatito demasiado grande atrapado en un árbol. Y cuando grites, descubrirás que no tienes suerte. No hay colchón, ni bolsa de aire, ni camión de bomberos. Los que están cerca de ti, no te escucharán. Les importas un carajo (…) Somos tan solo carne esperando un comprador. Nos tienen a todos colgados de un alambre» (Hung On A Wire).

Son letras que te rebanan el pescuezo. Que te hacen reflexionar sobre lo que está a tu alrededor. Pero llegamos a tenerlo todo tan asumido que no nos damos cuenta de que el mundo y la sociedad nos está devorando, tanto el presente como el futuro. El clima, el culto al dinero, la imagen, el famoseo, los alimentos prefabricados, el vacío existencial, todo está gestionado en pos al control. Si no somos capaces de hacer girar la tuerca que aprisiona nuestros cuellos, acabaremos aplastados como el insecto pisoteado por un gigante. Como bien dice el título del álbum, debemos poner foco en la naturaleza y hacer un giro a nuestra negativa tendencia.

En definitiva,no es frecuente que se pueda reseñar el álbum número 25 de un artista y su banda que demuestran que con el paso del tiempo el talento no flaquea, más bien crece. Todos los álbumes de The Bevis Frond han sido sólidos, dinámicos y trascendentes. Por ejemplo, Little Eden alcanzó la posición 44 en las listas. No hay ninguna razón pues para no pensar que Focus on Nature escale grandes logros en los ránquines internacionales de los sellos independientes.

Focus on Nature es un doble álbum repleto de canciones concisas, bien escritas y completas, por lo que cuesta entender por qué The Bevis Frond no son más famosos y ampliamente conocidos. Ya va siendo hora de que se les defienda y referencie. Pocas band as pueden alcanzar este nivelazo, y Focus On Nature es un inmejorable pistoletazo de salida.

Mis temas favoritos son todos pero destaco principalmente: God’s Gift, A Mirror, Here for the Other One, Empty, Wrong Way Round, Mr Fred’s Disco, Jack Inmortal, Hairstreaks, Maybe We Got it Wrong, Big Black Sky, The Hug, Hung on a Wire. Os dejo con esta maravilla…

AUTOR

Carlos Flaqué Monllonch
Carlos Flaqué Monllonch
Hablar de uno mismo no es tarea fácil, aunque muchas veces las circunstancias pidan hacerlo, como es el caso. Se pueden contar muchas cosas, pero quizás lo más importante es abrazar la vida con positividad. ¿Qué puedo contaros de mí? Simplemente deciros que me encanta la música y sobre todo mi profesión, periodismo y comunicación gráfica (diseño gráfico y fotografía), herramientas que me permiten abrir muchas puertas, conocer gente para intercambiar, transmitir y generar proximidades. Las nuevas tecnologías permiten eso y más. Así que nada de excusas y manos a la obra…

¿Te gusta CrazyMinds? ¡Síguenos!

BUSCADOR

Y MUCHO MÁS...

spot_img
spot_img