Inicio Nuevos Valores Nuevos Valores: The Seventh Floor

Nuevos Valores: The Seventh Floor

-

The Seventh Floor son un cuarteto de indie pop/synth pop formado por Rubén (voz y guitarra), Nacho (baterista), Dani (bajista) y Álvaro (guitarra), procedente de la zona sur de Madrid y que nos trae Edén, su EP de presentación en sociedad.

La banda se forma en el ya lejano 2014 (cómo pasa el tiempo) cuando Rubén y Álvaro, dos colegas del barrio se juntan para realizar versiones de las bandas de britpop que les molaban, con la sana intención de divertirse y disfrutar tocando. Poco a poco, pese a que surgieron otros proyectos, The Seventh Floor se va convirtiendo en algo cada vez más sólido hasta llegar a este Edén. Tal y como nos cuenta Rubén, el orígen del nombre de la banda no deja de ser curioso: “Nos pidieron un nombre para registrarnos en los locales y justo daba la casualidad de que los 3 que fuimos vivíamos cada uno en un séptimo piso en el mismo barrio.”

El objetivo musical de Edén es, como nos explica Nacho: “(…)hacer música bailable, para que la gente lo pase bien”, pero sin olvidar la importancia de las letras. Algo que para Álvaro es muy importante en una banda. Ya desde el primer sonido de la banda, mñas guitarrero y britpopero, The Seventh Floor siempre ha tenido claro que la música ha de tener un mensaje, algo que han intentado desarrollar en este Edén, mezclando baile con mensaje.

Si escuchamos este Edén, es obvio que encontraremos influencias de westcoast, soft rock y yacht rock de los 80, junto con el pop más sofisticado. Ellos mismos nos las declaran de manera evidente al poner sobre la mesa los nombres de Tears for Fears o Hall & Oates, pero también, tal y como nos dice Rubén: “hemos bebido mucho de grupos más actuales como Foals, 1975 y The Killers.” Si vamos al sonido patrio, también se nos hacen evidentes bandas como Lori Meyers o WAS, aunque también Niño Burbuja o León Benavente.

El EP se ha grabado en el Tigre Studios de Bilbao, al igual que los dos primeros singles que grabó la banda el año pasado, Déjate Llevar y Maverick. La experiencia en la grabación de este material fue de vital importancia para que The Seventh Floor repitiera para este Edén. El disco se ha financiado gracias a un crowdfunding que les ha permitido volver a Bilbao para grabarlo y producirlo.

Para el cuarteto, Edén es la culminación del sonido al que querían llegar después de varios años de carrera y evolución. Un proyecto en el que las cuatro canciones que lo forman son un: “viaje que te transportan al baile, al deseo, a la melancolía y a la vida soñada” y en el que pese a que Nadie en La Calle sea el single, el resto de temas también son “carne de hit”. El sonido deseado se ha conseguido gracias al buen hacer de Jon y Xabi, de WAS, que han producido este trabajo y han ayudado a la banda a definir su sonido, consiguiendo que los cuatro temas sean cuatro bombas en potencia y que crecen con casda escucha.

Una de las preocupaciones de las bandas emergentes es entrar en el circuito de salas y festivales, algo que consigue ser el punto que marca la diferencia entre que un proyecto destaque y crezca y otro que se estanque. The Seventh Floor ya ha entrado en el circuito de festivales como el BIME o la fiesta de presentación del BBK, algo que esperan confirmar con este EP, si la pandemia lo permite. También han conseguido varios sold outs en salas como Maravillas o Café La Palma, algo difícil para bandas con tan poco material en el mercado. Esperemos que la pandemia no trunque la carrera de directos de proyectos como estos.

¿Pero qué tiene el directo The Seventh Floor para haber conseguido ya estos pequeños hitos? Para Álvaro se debe a que: “No queremos dejar indiferente a nadie, intentamos transmitir mucha energía desde el escenario, que la gente cante los estribillos con nosotros y que baile y se lo pase bien.” O como dice Dani, que hay gente que acaba encontrando el amor en los directos del grupo.

Pese a este relativo éxito, la banda es consciente de que están en esto para pasárselo bien, disfrutar de lo que hacen, ya que todavía es complicado dar el salto y poder vivir plenamente de la música que hacen. Un mal sistémico de la industría musical de España y de casi todo el mundo. De todos modos, las redes sociales, si que les permite una visibilidad que “(…)hace muchos años era muy difícil de conseguir. Pero por otro lado, es muy fácil vender humo, vender imagen que luego no se sustenta en nada.” Algo que nos reflejan en la letra de su Déjate Llevar.

La pandemia ha truncado la intención de The Seventh Floor de realizar conciertos ya cerrados y defender este EP en los escenarios, algo que esperamos que se resuelva a la mayor celeridad posible.

Por otro lado, preguntando al grupo por otras bandas de su escena a la que debamso prestar atención nos recomiendan a proyectos como Floridablanca, Same Fire o Blanco Piñata. Proyectos que por su interés musical y sus propuestas pueden despertar la curiosidad de los que se acerquen a escuchar Edén y busquen otras bandas con las que seguir.

Los tres discos favoritos de la banda son, tras consenso entre el cuarteto: (What’s The Story) Morning Glory de Oasis, Holy Fire de Foals y Sam’s Town de The Killers

Para finalizar The Seventh Floor nos deja una más que interesante playlist en la que nos enseñan las canciones que más les han marcado. Un interesante viaje musical por varias décadas y estilos que nos dan una idea de las fuentes de las que bebe su sonido.