InicioNuevos ValoresNuevos Valores: Yudi Saint X

Nuevos Valores: Yudi Saint X

-

Yudi Saint X (Terrassa, 1997) prefiere la música que le haga sentir emociones y que sea lo más terrenal posible. Esquiva la música compleja y espiritual y busca el “caos” en su mundo creativo, indiferente hacia las etiquetas en las se acostumbra a encasillar a los artistas, y resuelto a finales de 2020 con su primer EP, Selva, editado por Hidden Track Records.

Cuando me siento insegura escucho a Dua Lipa, cuando estoy triste me pongo Bad Bunny, cuando me siento desconectada escucho un tema muy personal, cuando estoy depre compongo algo que me dé luz y cuando estoy rara escribo para entender cómo me siento”, explica la joven cantante y compositora que actualmente reside en el distrito de Gracia, en Barcelona. “Escuchar música que alimente mis demonios me volvería majareta”, confiesa y añade que para ella la música ha sido una experiencia “muy íntima y personal” desde pequeña.

En mi casa y en la escuela nunca sonó música ni se escuchaban los clásicos. En mi entorno, las únicas amistades a las que les interesaba escuchaban indie rock. Me subí al carro, pero en mi soledad me emocionaba con Rihanna, Beyoncé o Black Eyed Peas. Por aquel entonces sentía vergüenza de aquello, pero ya no”, recuerda Yudi.

En momentos de dudas existenciales nació la canción que da nombre a su primer lanzamiento discográfico. Fue hace tres años, cuando cursaba un grado en música que acabó abandonando: “Estaba muy deprimida. Entonces escribí Selva, escupí la canción y al terminarla me di cuenta de que exteriorizaba mis deseos de dejar los estudios y componer por mi cuenta. Si no lo hacía era por excusas, así que lo hice”.

Fue una decisión valiente que iba en sintonía con su rechazo hacia cualquier enseñanza teórica artística: “Se me hace imposible materializarla, ordenarla. Solo si juego con ella desde la ignorancia siento que puedo interactuar con ella como una niña”.

Ese sentimiento de ignorancia infantil y naíf se palpa en Selva, un EP nada pretencioso que habla de la amistad o el amor y que su único resquicio poético es el introductorio Caballo Blanco. Estilos electrónicos como el dancehall o el dub resguardan las cálidas y veraniegas letras de Yudi, que se atreve con el inglés en la glitchy Adóptame, se deja arrastrar por las olas de El Ciclo de la Vida con autotune y evoca épocas estivales pre-pandémicas en el excitante candidato a éxito Veranoche.   

Los temas nacieron en un periodo de “introspección” que atravesó Yudi durante un año: “Cuando dejé los estudios, compuse como 300 ideas. Sentía que podía sacar así toda la mierda que tenía dentro. Dediqué el año a experimentar para encontrarme y entenderme. Después escogí las canciones más catchy“.

Por otro lado, Yudi define la música de Selva como un “mix muy random”: “Me gusta que mis canciones tengan un poco de todo para no ser nada concreto”. Eso sí, tiene claro las emociones que busca transmitir en el EP: “El riesgo, la ira, la fuerza, el drama, el buen rollo, el humor, la valentía… La acción”. Trata así de expresar sus inseguridades en la adolescencia. “¡No volvería a tener 15 años ni aunque me pagaran!“, manifiesta.

Asegura además haberse abstraído de cualquier influencia externa o interna: “En la idea prima de todos mis temas intenté dejar mi mente de juez en blanco y vomitar todo lo que tenía dentro. A veces todo lo que almacenamos en nuestra vida es mucho más interesante para empezar que cualquier obra creada desde la consciencia. Y traducir eso y dejarte sorprender es muy emocionante”.

Valentina, la primera canción que publicó, en 2019, es según Yudi la única pieza creada a partir de una referencia clara: la música dance de finales de los 90. “Es el tipo de música que escucho con mis amigos del esplai (clubes de tiempo libre típicos en Catalunya, Baleares y la Comunidad Valenciana) y quería inmortalizarlo”, explica Yudi.

En el tema colabora Lildami y en Veranoche hace lo propio Sr. Chen, quien ha formado parte activa de la grabación, mezcla y producción de todo el trabajo: “Conectamos rápido. Quedaba cada mes con él en su casa y rehacíamos las canciones hechas y que iba componiendo al mismo tiempo que las íbamos grabando. Aun teniendo gustos distintos, enfocamos muy similar y ese mix lo hizo muy estimulante“.

Además, valora positivamente el haber contado con otras voces en su debut: “Me encanta trabajar con gente que admiro, que me den lecciones, que me enseñen y que me saquen de mi narcisismo artístico“.

Tras publicar su primer EP, su próximo objetivo son los, esperados y ansiados, directos: “Me aterran las ganas que tengo de hacerlos y lo poco que sé montarlos (risas)“. Y dice que intentará alejarse de lo corriente sobre el escenario: “Quiero hacer algo más tipo performance porque es más mi estilo. No me gusta cantar una canción y preguntar ‘¿qué tal estáis?’ y contar mi vida. No lo soporto. Espero manteneros estimulados y sorprendidos todo el concierto“.

Yudi Saint X finaliza la entrevista con sus propias recomendaciones emergentes: de Terrassa, los Bounties y Galgo Lento; y de fuera de Terrassa, Julia Amor o Xenia. También cita sus tres álbumes favoritos: In Rainbows, de Radiohead; Norman Fucking Rockwell!!, de Lana del Rey; y Orbit, de Alice Phoebe Lou.


A continuación, puedes escuchar una lista de diez temas recomendados por Yudi Saint X, desde M.I.A. a Imogen Heap, pasando por Lauren Adler o Phill Collins:

spot_img
spot_img