InicioReportajesCanción a CanciónMonte Terror - El primer vuelo de las aves marinas / Canción...

Monte Terror – El primer vuelo de las aves marinas / Canción a Canción

-

Tras dos EP’s y un primer larga duración publicado en 2018, Monte Terror afrontan su particular reválida, enfrentándose a la difícil tarea de la consolidación que supone casi siempre la edición de un segundo trabajo discográfico. El primer vuelo de las aves marinas es el inspirador título bajo el que se recogen las nuevas canciones de la banda de Almería. Un álbum de gran intensidad emocional y conceptual, donde Monte Terror afianzan su propuesta basada en el shoegaze y la creación de atmósferas.

Con motivo de la puesta de largo de su segundo LP, pedimos al quinteto formado por Manolo Illescas (guitarra y voz), Miriam Cobo (guitarra y voz), Juanjo Rodríguez (batería), Juan Muñoz (bajo) y Dani Salvador (sintetizador) que nos contaran todo lo que podemos encontrarnos dentro de El primer vuelo de las aves marinas. Este es su particular y profundo análisis de un disco con muchas capas por descubrir.

Bienvenidos a CrazyMinds. Lo primero, presentaos y presentadnos vuestro nuevo disco.

Somos Monte Terror, una banda de shoegaze de Almería. Estamos presentando el que es nuestro segundo LP El primer vuelo de las Aves marinas. Es nuestro cuarto trabajo tras la primera maqueta (2014), un EP de tres canciones (Venga mi muerte, 2015) y nuestro primer largo (El último verano de nuestra juventud, 2018).

El primer vuelo de las aves marinas profundiza en los sonidos característicos de la banda aunque, como en el anterior trabajo, también hay espacio para la exploración de sonidos nuevos, sobre todo con la incorporación de la voz de Miriam como voz principal en algunas canciones, así como con el acercamiento a otros estilos como el noise, en canciones como La Cima.

En cuanto a la temática del disco, este es la toma de conciencia de las contradicciones de la sentimentalidad y la subjetividad individual en un marco en que estas están construidas como una extensión más de las reglas de poder y de la ecuación coste / beneficio del mercado y el capitalismo. De esta forma, cada canción supone un intento de afrontar las consecuencias en nuestras vidas de esta sentimentalidad mutilada e inevitable desde una perspectiva diferente, desde la no aceptación, la aceptación inconformista, el autocastigo o la renuncia.

Al final, tras un proceso que solo puede llevar al fracaso aparece esperanzador, como el vuelo de las aves hacia el horizonte del mar, un nuevo comienzo. Aunque un nuevo comienzo basado en la aceptación y la renuncia, que como el primer vuelo de las aves marinas también puede acabar en tragedia.

¿Cuándo y cómo podremos escucharlo?

El disco salió el 22 de octubre. Editado por Desorden Sonoro, está disponible en todas las plataformas, y en formato físico en vinilo, con una edición especial de lanzamiento especial de 100 copias con vinilo en color.

¿Dónde y con quién lo habéis grabado?

Ha sido grabado en la Mina, en Sevilla, por Raúl Pérez.

Si tuvierais que definir el disco, su significado, su sonido, sus influencias… ¿Cómo lo haríais?

El sonido del disco sigue incidiendo en las claves estilísticas que hemos ido definiendo con cada trabajo de Monte Terror, sigue siendo un trabajo muy entroncado en la base del Shoegaze pero obviamente con los rasgos estilísticos propios de la banda, por ejemplo la forma en que está trabajada la batería o la forma de tocar la guitarra de Miriam que son únicas del grupo.

En cuanto a la estructura del disco, siempre buscamos que haya una temática interna que conceptualice todo y que el orden de las canciones conduzca al cierre de esta temática, pero a la vez que este orden responda también a la construcción de una atmosfera sonora completa, que el disco suponga una experiencia en conjunto desde la primera canción a la última, con sus momentos de intensidad, de reposo o de cambio.

Venga, compartid con nosotros alguna gran anécdota graciosa, surrealista o incluso perdida del periodo de grabación

El disco lo grabamos en abril, cuando todavía se mantenían los cierres perimetrales. Nos fuimos de Almería a Sevilla y pasamos una semana viviendo en La Mina, grabando, cocinando y bebiendo mucho vermú. Juanjo, nuestro batería, estaba muy emocionado de estar en los mismos sitios en los que han grabado McEnroe, y no perdió la ocasión de ofrecerse a Raúl Pérez como batería para un nuevo disco de Viento Smith, o para un posible grupo de metal con el cantante de McEnroe.

En esta situación que estamos viviendo, ha cambiado mucho la planificación de una gira, ya que muchas salas siguen cerradas o con muchas limitaciones. Con la situación actual, ¿qué planes tenéis para presentarlo en directo?

Nuestra forma de trabajar y componer hace que Monte Terror sea, sobre todo, un grupo para escuchar en directo. Y a nosotros es lo que nos gusta, tocar, y preferiblemente en sala. Por ahora la situación no lo permite y las posibilidades pasan por festivales y conciertos al aire libre. Y es donde estamos tocando ahora, pero la idea es empezar a movernos también por salas y hacer una pequeña presentación del disco en alguno de los espacios que hay ahora en Almería, donde por suerte cada vez hay mas sitios y movimientos interesantes. También vamos a preparar, como con el anterior disco, un formato a tres guitarras, sin batería ni bajo, para presentaciones en sitios como salas de exposiciones o que no estén preparados específicamente para conciertos.

Nos gustaría que nos contaseis todo sobre cada una de las canciones del disco: el significado, la inspiración, si hay alguna historia detrás, lo que sentís al tocarla en directo.

1. Ardea Cinerea

El título es una referencia local, algo muy habitual en todos los trabajos de Monte Terror, pues es el nombre de un ave migratoria que es abundante en invierno en la costa de Almería. Puede ser vista en las playas y esa es la razón del título, pues una garza real moviéndose por la playa en la noche es la imagen de fondo de la experiencia personal que relata la canción.

Tiene un desarrollo muy Monte Terror, en el que los instrumentos van construyendo capa a capa la atmosfera de la canción y en el que las estrofas marcan la estructura, ya que no tiene estribillo (algo también común en las canciones de Monte Terror). En lugar de eso, pasajes instrumentales separan cada estrofa enlazando a su vez a través de la línea de guitarra con un final de reminiscencias Blackgaze.

Además de abrir el disco, presenta también la temática que recorrerá todo el álbum: el descubrimiento de la ficción de una subjetividad que construye nuestra sentimentalidad como una expresión individual y atomizada de cada uno, que crea contradicciones de las que somos víctimas pero que, a la vez, somos incapaces de resolver, pues no tenemos otras herramientas que las precisamente otorgadas por esta concepción del sujeto, que es la que nos ha construido como individuos susceptibles de sentir. Aunque hay un intento de dejar estas cosas atrás y emerger a una nueva realidad, a un nuevo comienzo, esto es imposible.

2. La Cima

Tiene un sonido y desarrollo más orientados a estilos como el noise, con una parte central instrumental sobre la que se articulan las estrofas en las que la voz de Miriam es protagonista.

En sus letras, y la atmosfera que las distorsiones crean, La Cima construye un paraíso simbólico, una ascensión hacia la iluminación pagana entre una tormenta de guitarras saturadas, en un camino de no aceptación y de ruptura con los opresivos pactos sociales resultantes de la concepción de la sentimentalidad como una extensión más de las relaciones de poder y el individualismo.

3. La Línea de Sombra

Es el single de presentación de disco, que además va acompañado de un magnífico videoclip realizado por Rubén Carrillo y Cristina Meca que amplía a un más el significado estético y visual de la canción. El nombre, tomado del libro de Joseph Conrad hace referencia a otra experiencia personal en la que el mar vuelve a ser el marco de fondo.

Estilísticamente se mueve en un terreno también habitual de Monte Terror, shoegaze contundente en el que la base rítmica juega a acercarse de nuevo al blackgaze pero en el que las voces se entrelazan en coros más pop y oníricos.

En cuanto a la temática, al igual que en La Cima, se mantiene el rechazo y la no aceptación de esa sentimentalidad sesgada y opresiva, pero desde una dimensión distinta, desde el intento de volver al hogar, a la ingenuidad del desconocimiento previos al descubrimiento, aunque esto ya no sea posible.

4. La noche es algo tan largo

Es el primero de los interludios del disco. La inclusión de estos se apoya en la idea de entender el disco completo como una unidad al escucharlo. Tras las tres primeras canciones, La noche es algo tan largo cierra la cara A, aportando un momento de descanso, pero también de expectación para el inicio de la cara B.

5. El desencanto, el duelo y la calma

Fue la primera canción compuesta para el disco, también con un estilo muy Monte Terror, de tiempo lento y sin estribillo, donde las voces de Miriam y Manolo se complementan perfectamente para expresar en cada estrofa cada uno de los momentos vitales del título. La guitarra, el sintetizador y la oscuridad de los platos marcan las subidas en cada puente.

En cuanto a la temática, aquí se impone una forma de aceptación pasiva tras el inconformismo de la cara A.

6. Damas oferentes

Está construida sobre la línea conductora del arpegio de guitarra, acompañando a la voz de Miriam mientras los demás instrumentos aumentan poco a poco la intensidad de la canción hasta la explosión de la segunda parte donde la voz y la guitarra de Miriam emergen esperanzadores sobre la tormenta. Aunque sigue la temática de la aceptación, aquí se impone la resistencia y la reconstrucción tras la caída.

7. Hace viento y lloverá

El segundo interludio del disco. Desde la cola de la anterior canción crece hasta acabar abruptamente y dejar paso al reposo y la calma del cierre del disco. Pese a todo, el título, tomado de una canción de Shakespeare, recuerda que otra vez volverá el mal tiempo.

8. Isla Desolación

Es la canción que cierra el disco. Con un título en consonancia con la imaginería antártica del grupo, y estableciendo de nuevo el marco del mar, la última canción del disco es por fin el descanso. Con reminiscencias en su composición a nuestros admirados McEnroe supone la llegada de la calma tras la aceptación y la renuncia, únicas bases sobres las que es posible la esperanza en un nuevo comienzo, como el del primer vuelo de las aves marinas.

Finalmente, un deseo. ¿Qué esperáis conseguir o que os traiga este nuevo LP? ¡Mucha suerte!

Para nosotros el objetivo no ha cambiado. Desde el comienzo ha sido siempre tocar en directo, y con El primer vuelo de las aves marinas lo que queremos es llevar la presentación en directo de las canciones a todos los sitios posibles.

Escucha «El primer vuelo de las aves marinas» de Monte Terror a continuación:

spot_img
Javier Decimavilla
La música nos puede salvar la vida o al menos mejorarla. Bob Dylan, Neil Young, David Bowie, The Beatles o The Rolling Stones, entre otros, nos llevan enseñando el camino a la felicidad desde hace décadas.
spot_img