InicioReportajesCanción a CanciónPaul Zinnard - Trance / Canción a Canción

Paul Zinnard – Trance / Canción a Canción

-

Hablar de Paul Zinnard es hacerlo del proyecto en solitario de Carlos Oliver, músico mallorquín que, tras formar parte de otras bandas, decidió hace unos años caminar solo. Quizás su nombre no sea lo suficientemente conocido para el gran público, pero estamos ante un músico veterano, con un buen puñado de álbumes a sus espaldas y con una carrera coherente y repleta de calidad y talento.

Trance es el sexto disco de Paul Zinnard y la razón por la que decidimos invitarle a que él mismo nos analice y explique cada una de las canciones que lo componen. Estamos ante un trabajo de largo recorrido, ajeno al consumo rápido tan en boga hoy en día. Un disco cuidado en su forma y en su fondo, con letras sinceras y, en ocasiones, crudas, pero con esa querencia al pop-rock anglosajón que tan bien define la carrera de su autor. Un excelente álbum del que hoy conocemos un poco más gracias a las palabras de su creador.

Bienvenido a CrazyMinds. Lo primero, preséntate y preséntanos tu nuevo disco.

Soy Paul Zinnard. Este es mi sexto disco y en él he estado acompañado por músicos con los que he trabajado en distintas etapas de mi carrera, aunque nunca reunidos en la misma banda. Tanto las canciones como la grabación del disco han ocurrido durante la parte más complicada del confinamiento primero, y de las restricciones después, con lo que a mí particularmente me ayudó mucho a no sentirme atrapado durante todo este tiempo. El disco se llama Trance y es una manera de describir la forma en que se grabó. Fueron cinco días de sesiones en las que tocábamos las canciones intentando encontrar esa conexión mágica que se produce cuando tocas en directo.

¿Cuándo y cómo podremos escucharlo?

Ha salido hoy mismo, viernes 26 de marzo, publicado por Two Mad Records, en todas las plataformas digitales.

¿Dónde y con quién lo has grabado?

Lo hemos grabado en el estudio de Cristian Chilo que es también el batería de la banda y que además hizo el papel de técnico. Luego lo mezclamos en Estudio Uno. El disco no tiene ninguna colaboración, hubiera sido muy complicado dada la manera en que se grabó y las restricciones.

Si tuvieras que definir el LP, su significado, su sonido, sus influencias… ¿Cómo lo harías?

Me cuesta mucho definirlo por la falta de perspectiva y el miedo a encasillarlo. A todos nos gusta pensar que nuestro trabajo es revelador y no se debe a influencias, pero creo que este disco le debe mucho a The Band y a Neil Young, no tanto por su música como por su manera de hacer. Hemos tenido mucha complicidad durante los ensayos y la grabación, aparte de que somos todos viejos amigos. Se nota el entendimiento de la banda y creo que se consiguen momentos de verdadera magia dentro de las canciones. Quizás definiría este disco como el de una banda, más que de un solista.

Venga, comparte con nosotros alguna gran anécdota graciosa, surrealista o incluso perdida del periodo de grabación

No se me ocurre nada gracioso que ocurriera, pero surrealista lo fue todo, desde los ensayos. A mí me parecía que era como esas películas en que ha habido una guerra nuclear y el mundo se ha quedado vacío. Esa fue la sensación constante durante los ensayos y la grabación.

Ahora, normalmente, estarías a punto de empezar una gira, pero con la situación actual por la pandemia, ¿qué planes tienes para presentarlo en directo?

Está por definir una presentación del disco en streaming que es todo lo que podemos hacer de momento. Esperamos a ver cómo llega el verano y qué se puede hacer. Tengo la impresión de que todos estamos en el mismo compás de espera.

Nos gustaría que nos contases todo sobre cada una de las canciones del disco: el significado, la inspiración, si hay alguna historia detrás, lo que sientes al tocarla en directo.

1. Into Your Room

Es una canción que habla del suicidio. Por supuesto no es un tema que me guste ni del que sea partidario, pero a veces las canciones surgen de sitios inesperados. He tenido cerca más de un suicidio en los últimos años y creo que es de lo más descorazonador que he vivido.

2. I Was a Boy

Es un relato sobre el fascismo, que no deja claro si la acción ocurrió hace muchos años o unos pocos, y retrata algunos comportamientos actuales que recuerdan mucho a comportamientos que en el pasado han demostrado ser catastróficos. Sin entrar en juicios, la canción es la visión de un niño y procura mantener la inocencia de alguien que genuinamente quiere saber la verdad de lo que pasa (y pasó).

3. I Wish I Could’ve Loved You More

No sé como describirla. Es de esas canciones que escribes muy rápido, que te fluyen de una manera tan veloz que las acabas antes de que puedas meditar sobre el contenido. Visto desde la distancia, me parece el monólogo de un amante resentido, o también despiadado. Me gusta especialmente cómo ha quedado la grabación, porque creo que el papel de la banda ha realzado mucho la sonoridad que en un principio tenía en mi cabeza.

4. Satisfaction

Es, a pesar de su nombre, un retrato de la insatisfacción. Creo que representa bien esas búsquedas que uno emprende sin estar seguro de lo que está buscando. Lo que más me gusta de la canción es la primera línea que dice “there was a vagabond in his bloodline”, eso me trae un recuerdo de mi niñez, en el que mi hermano mayor quería convencerme de que teníamos un familiar que era un vagabundo y yo estaba fascinado con esa idea.

5. Some Kind of Secret Love

Es mi canción eternamente inacabada. Es la única del disco que fue escrita antes del 2020. De hecho, mucho antes. Pero, de alguna forma, siempre estuve incómodo con el último verso y creo que me ha llevado más tiempo reescribir esa última parte que escribir todas las demás canciones. Quizá exagero un poco… o no.

6. My Son

Recuerdo leer una historia de un nicaragüense que emigró a España buscando trabajo y murió de un golpe de calor recogiendo fruta. Se llamaba Eleazar Blandón y su historia me llamó la atención por la vinculación especial que siento con Nicaragua. No pude leer mucho de su historia pero, con lo que junté de la suya y otras parecidas, construí la canción.

7. Now I Know

Es otra de las que no puedo decir mucho, salió demasiado rápido. Escuchándola ahora, me acuerdo de conversaciones sobre la esclavitud. Si un terrateniente del sur de Estados Unidos del Siglo XVIII sentía o no que estaba haciendo algo mal. Parece que la multitud no se equivoca y bendice cualquier atrocidad. En fin… no era mi intención ponerme tan serio.

8. Underneath the Sun

Es sobre la vuelta a la infancia desde la edad adulta. La vuelta a los lugares que ya no son lo que recordabas y la identificación que tenemos con ellos. Todo esto… pero sin pensarlo mucho. Creo que es una de las mejores canciones del disco porque es muy simple y espontánea. Eso me gusta mucho hoy y creo que es lo que más persigo, que no haya esfuerzo en el relato.

9. Lovers Go Mad

Es una canción irónica de la que, hasta el último momento, he dudado, porque aún tengo serias dudas de que se entienda. Para mí es la anti-canción de amor. Es todo lo que podría pasar y no pasa porque es básicamente extraño y casi siempre ridículo.

10. Upside Down

Es el divertimento del disco. Creo que es la más festiva del repertorio y muy necesaria para el directo. No tengo mucho que decir. Es una historia simple, de un encuentro al azar con consecuencias. Creo que tengo recuerdos de gente que solo he visto una vez en mi vida.

Finalmente, un deseo. ¿Qué esperáis conseguir o que os traiga este nuevo LP? ¡Mucha suerte!

Lo que yo esperaba ya lo ha traído, que ha sido ayudarme a sobrellevar este año tan extraño. A partir de ahora, todo lo que venga será un regalo.

Escucha “Trance” de Paul Zinnard a continuación:

spot_img
spot_img