InicioReportajesCanción a CanciónSienna - melancolic / Canción a Canción

Sienna – melancolic / Canción a Canción

-

Álex Ruiz no concibe la música de otra manera que no sea rebuscando en lo más profundo de su interior, componiendo a corazón abierto y encarando el proceso creativo desde la honestidad más absoluta. Así surgen las canciones de Sienna y así es como hace poco más de un año llegó a nosotros el emocionante Tiempos de impacto (2020). Aquel álbum apelaba directamente a sentimientos como el enfado o la resignación, con una serie de canciones en las que su autor se abría en canal para ofrecernos su punto de vista y reflexión, afrontando vivencias pasadas y las heridas que pudieron dejar en él. De todo esto hablamos con él en su día y comprendimos mucho mejor todo su universo creativo.

Hoy regresa con un nuevo disco bajo el brazo. En esta ocasión, Sienna trae un EP de seis canciones bajo el significativo título de melancolic. En este trabajo, su autor vuelve a indagar dentro de sí mismo y a canalizar sus propios sentimientos a través de la música, hablándonos de una época de su vida bastante destructiva y dolorosa, y volviendo a emocionar al oyente con su propuesta. Aunque el sonido y la producción de melancolic son algo rompedores con respecto a Tiempos de impacto, la esencia de Sienna se mantiene intacta, mirándonos a los ojos en cada canción, haciéndonos partícipes de sus propias emociones y consiguiendo que empaticemos con un discurso repleto de verdad.

Con todos estos ingredientes y, sabiendo que no hay nadie mejor que su autor para contarnos lo que hay detrás de cada una de estas canciones, pedimos a Álex que nos hable de melancolic, de su mensaje, de cada uno de los temas que lo componen y de todo lo que ha originado este trabajo a nivel vital y musical.

Bienvenido a CrazyMinds. Lo primero, preséntate y preséntanos tu nuevo disco.

Melancolic es una fotografía. Una etapa muy concreta materializada en 6 canciones derivadas de la propia percepción que tengo de mí mismo. La tristeza es el punto de anclaje del disco en el que también se esconden muchos puntos de luz. Todo ese proceso destructivo por el que pasé, en el que creí haberlo perdido todo, se ha quedado encapsulado en este EP. Las canciones son la consecuencia de un sin fin de estados de ánimos que beben del desficio, la ambición, la incomprensión, la nostalgia, la ansiedad y, sobre todo, la búsqueda. Siempre estoy en constante búsqueda, intentando dar con algo que aunque no sé qué es, sé que cuando lo encuentre, todo encajará.

¿Cuándo y cómo podremos escucharlo?

El pasado 14 de octubre fue el día en el que se publicó melancolic en todas las plataformas digitales. El formato físico tendrá que esperar un poco, pero espero tenerlo antes de que empiece la gira de presentación. En este disco, a pesar de que siempre me he autogestionado (y lo sigo haciendo), cuento con el apoyo de Altafonte en la distribución y con La Trinchera en la comunicación. A veces, resulta agotador encargarte tú mismo de absolutamente todos los aspectos que rodean la carrera de un artista pero, al final, ir rodeándote de un equipo que enriquezca y crea en tu trabajo acaba siendo la mayor de las recompensas.

¿Dónde y con quién lo has grabado?

Este EP, al igual que mis discos anteriores, se ha grabado en Soniart Studios (Algemesí, Valencia) con mi productor Raúl Nácher. También he contado con Alfred Lorente, Elías Martínez, Rober Tolsá y Raúl Cerezo (algunos de ellos me acompañan en la gira). Tampoco me puedo olvidar de Marc Nácher y Mari Pau Navarro que han grabado las cuerdas en Cómo has podido.

Mi productor y yo llevamos trabajando juntos desde 2014 y tiene un talento innato para entender tu propia forma de articular la música. Creo que ha llegado un punto en el que nos entendemos a la perfección y aprendemos uno del otro. Yo vivo todo con mucha intensidad, cada cosa que hago es prácticamente «a vida o muerte» y tal vez, esa forma de trabajar que puede resultar no muy sana, es la que poco a poco ha hecho que vaya intentado relativizar y vivir las cosas de una forma que no afecte tanto a mi salud mental y emocional.

En los discos anteriores, viví el proceso con mucha responsabilidad, intentando hacer un disco que estuviera a la altura de las expectativas que tenía en la cabeza. Sin embargo, a pesar de que siempre me ha gustado ofrecer algo distinto en cada uno de mis trabajos, en melancolic he trabajado sin prejuicios y sin ningún tipo de barrera. Es cierto que era consciente del cambio drástico en la producción, pero los temas hablaban por sí solos y pedían un tipo de sonido muy específico.

El equilibrio y la coherencia han sido dos elementos que hemos tenido en cuenta a la hora de vestir las canciones, haciéndolo con mucho mimo y poniéndonos prácticamente al servicio de la música. Sin egos, sin querer aparentar y sin expectativas que lleven a la frustración. La honestidad ha sido clave en la construcción de este EP y creo que es un álbum que tiene un discurso muy marcado y creo que eso es esencial.

Desde que salió melancolic, he recibido mensajes de personas que me cuentan que este trabajo les está ayudando a sobrellevar ciertas situaciones o, por el contrario, que escuchándolo se han dado cuenta de cosas que les han llevado a la reflexión y a enmendar situaciones o errores del pasado con gente que querían. Para mí, ese es el objetivo principal de la música: que te remueva algo y emocione en cada una de sus formas.

Si tuvieras que definir el LP, su significado, su sonido, sus influencias… ¿Cómo lo harías?

Tal y como te comentaba antes, creo que melancolic es un EP con un discurso y sonido muy claros. A pesar de que cada tema contiene muchos elementos que difieren entre sí, hay un hilo conductor que unifica todo el álbum. Las canciones de melancolic se entienden cuando las escuchas por separado pero forman un todo cuando escuchas este trabajo en su conjunto. Para mí, forman un universo que se entiende mucho mejor dentro de la obra y cobra más importancia cada una de las partes.

melancolic contiene muchos elementos generacionales pero también bebe del jazz y de los sintetizadores y componentes propios de la música de los 80 pero llevados a una perspectiva única. En estos dos años, me he refugiado mucho en la música de Axel Fiks, Isla de Caras, El zar, Juan Pablo Vega, Sam Fender, Carlos Cruzalegi, Planeta No, Travis Birds, Nsqk, Ed Maverick y un sin fin de artistas que me removían algo por dentro. Creo que todo ese conjunto de influencias que abarca desde tu infancia a la actualidad actúa como un embudo y al final canalizas una forma auténtica e intransferible de expresar. Cada persona tiene algo muy especial y cuando logras localizar qué es, es más fácil actuar tú mismo como el catalizador de todo lo que quieres expresar.

Venga, comparte con nosotros alguna gran anécdota graciosa, surrealista o incluso perdida del periodo de grabación

Bueno, esta anécdota es más bien curiosa. Hace muchísimos años produjimos un tema cuya parte instrumental del puente ha pasado a ser la parte rítmica final de Quiero que aparezcas aquí. No sé por qué, pero en mi cabeza había una conexión clarísima entre esos temas y, a pesar de no tener nada que ver, se retroalimentaban entre sí. Me resultaba fascinante y casi inspirador cómo se cerraba un ciclo entre un tema del pasado y otro actual. Como si ambos conversaran entre sí para cerrar una etapa que parece no ser más que el principio de algo.

En esta situación que estamos viviendo, ha cambiado mucho la planificación de una gira, ya que muchas salas siguen cerradas o con muchas limitaciones. Con la situación actual, ¿qué planes tienes para presentarlo en directo?

Sí, realmente la pandemia ha sacudido con mucha fuerza todas las expectativas y planes que teníamos todos. Evidentemente, el sector cultural ha sufrido muchísimo. En mi caso particular, no dejo de ser una empresa muy muy pequeña y, por supuesto, me da hasta reparo decir que cada día pensaba en abandonar la música porque, sinceramente, estaba desbordado económica y emocionalmente. La pandemia me pilló en un momento muy bueno en el que parecía que todo iba muy bien encaminado y cuando llegó el COVID pensé que se había apagado todo en lo que había estado trabajando tanto tiempo. La inversión del disco, la gira, merchan… todo parecía haber sido en vano.

En la actualidad, lo planteo todo con respeto pero con mucha ilusión en seguir creciendo y seguir ofreciendo algo distinto, y un directo sólido que emocione. La gira la lanzaremos en noviembre y, si todo va bien, empezaremos en enero a presentar este EP por distintas ciudades. Es algo que estoy deseando con muchísimas ganas porque al final en el directo se puede ver hasta dónde ha calado este nuevo trabajo. La bidireccionalidad que se crea con el público y la energía que se crea es vital para seguir en esta carrera.

Nos gustaría que nos contases todo sobre cada una de las canciones del disco: el significado, la inspiración, si hay alguna historia detrás, lo que sientes al tocarla en directo.

1. Quiero que aparezcas aquí

El primer track hace referencia a la dualidad (el bien y el mal) existente en cualquier persona y en cómo eso se acaba diluyendo hasta el punto de no saber diferenciar entre ambas. Esto, junto a la incapacidad de decidir qué es lo mejor para uno mismo, mantengo una conversación conmigo mismo en la que termino mandándome un mensaje de esperanza: «sé que estaré bien». Este tema fue el primero que compuse y creo que es uno de los que mejor puede definir este nuevo EP, tanto en la lírica como en la producción. Me parecía un tema muy oportuno para abrir el disco y para abrir ese universo melancolic.

2. Cómo has podido

Es también muy especial en este EP. Es uno de los temas más rítmicos de este nuevo trabajo, en el que hay un claro contraste entre la lírica y la producción del tema. Habla de la conciencia de uno mismo sobre su estado, ya sea malo o bueno. En este caso, le canto al pensamiento destructivo en el que, aún siendo plenamente conocedor de mi estado anímico, sigo «autoboicoteándome» y castigándome duramente. Sin embargo, durante el tema también hay puntos de lucidez en el que también me empodero y rehúyo de todas las opiniones que he podido «tragar» sin ni siquiera pedirlas y que han podido afectar a mi trayectoria. Es por eso que el estribillo ahonda en cómo alguien puede hacerte daño de forma consciente, aún sabiendo que tu estado no es el más idóneo para enfrentarte a ello.

3. Esto me va a matar

Es el segundo tema que compuse del EP y expresa la ferocidad de esta industria. Habla de cómo la industria de la música acabará matándome: «algo se ha roto aquí dentro, tal vez lo debería dejar». Cuando te dedicas a algo artístico y eso queda contaminado por todas las labores empresariales y obstáculos que te vas encontrando, parece que se va mermando tu capacidad de sentarte a componer tranquilamente y emocionar, porque estás enmendando y ocupándote de ciertos aspectos que son muy importantes para que una carrera funcione. Evidentemente, eso acaba mermando mucho tu energía y tiendes a focalizar en otro lado.

4. Se me para el tiempo

Es uno de los temas bandera de este nuevo EP. Es toda una declaración de intenciones y un canto a la nostalgia de tiempos pasados. «Yo quisiera solo verme como antes, no lo entiendo, estoy confuso, no me nace» cuenta cómo a veces evolucionamos tanto que miramos atrás y no nos reconocemos. Es en esa transición donde no acabas de ubicarte y sientes que se te ha parado el tiempo, que se ha apagado tu luz. Es en ese momento donde quieres saborearlo todo, despedirte y comenzar una nueva etapa antes de que todo lo que conocías se derrumbe: «yo quisiera despedirme, saborearte, antes de que todo, pueda derrumbarse».

5. Algo más fuerte

Es uno de mis temas favoritos del EP (aunque no me podría quedar con ninguno). Este, en concreto, ahonda en el cansancio de vivir siempre de impulsos y aboga por dar con los puntos que no funcionan y avanzar hacia una dirección concreta. Intento, a su vez, dar con el principio de todo ese proceso destructivo: «noté lo primero que atrajo la herida que llevo aquí dentro, y es ese latido que sigue jugando a saltar al vacío». Es uno de los temas en los que más contento he quedado a nivel producción. No es una tema que tenga muchísima densidad, por eso me parece que la austeridad a nivel instrumental de esa canción le da una entidad muy característica. Y también porque me alucinan las Spring reverbs.

6. Esto me va a matar (feat. Alberto Jiménez)

Una de las cosas más especiales de este bonus track es la colaboración con Alberto. Surgió de una forma muy natural y espontánea. Ya hubo un acercamiento en Tiempos de Impacto con el tema La cabeza y el juicio pero estábamos en plena pandemia y al final no cuajo. Hablábamos de vez en cuando por Whatsapp y un día, Alberto me comentó que le flipaba Esto me va a matar. A partir de ahí todo fue rodado. Creo que ha quedado una colaboración muy bonita y Alberto lo ha puesto muy fácil.

Finalmente, un deseo. ¿Qué esperas conseguir o que te traiga este nuevo EP? ¡Mucha suerte!

El único deseo sería que melancolic pudiera emocionar a muchas personas y, por supuesto, que la gente viniera a las salas para darlo todo con este nuevo trabajo. Que todo vaya creciendo y que pueda seguir ofreciendo siempre más y más música. Y por favor, que los políticos de este país apuesten por un tejido cultural fuerte.

Escucha «melancolic» de Sienna a continuación:

¡Te esperamos en Telegram!

¡Suscríbete a nuestro canal de Telegram y no vuelvas a perderte ninguna novedad!

spot_img
Javier Decimavilla
La música nos puede salvar la vida o al menos mejorarla. Bob Dylan, Neil Young, David Bowie, The Beatles o The Rolling Stones, entre otros, nos llevan enseñando el camino a la felicidad desde hace décadas.
spot_img