InicioReportajesCanción a CanciónTarta Relena - Fiat Lux / Canción a Canción

Tarta Relena – Fiat Lux / Canción a Canción

-

Tras Ora pro nobis (2019) e Intercede pro nobis (2020), los dos EP’s con los que Tarta Relena se dieron a conocer con su curiosa e interesante propuesta musical, el dúo barcelonés acaba de presentar su primer larga duración, bajo el título de Fiat Lux. En él, Marta Torrella y Helena Ros exploran el concepto de ciclicidad a partir del recuerdo, la nostalgia y la evocación de sentimientos.

Con su particular mezcla de tradición y modernidad, Tarta Relena indagan más si cabe en las raíces, confirmando que los poemas de amor que escribió Safo de Lesbos o las canciones tradicionales sefardíes tratan la misma problemática emocional a la que nos enfrentamos como individuos en la actualidad. Con motivo del lanzamiento de Fiat Lux pedimos al dúo que nos contaran un poco más acerca de todo lo que nos podemos encontrar en él.

Bienvenidas a CrazyMinds. Lo primero, presentaos y presentadnos vuestro nuevo disco.

Tarta Relena nace en 2016 como un proyecto de dos cantantes para explorar a cappella las sonoridades de diferentes estilos de músicas vocales. Lejos de querer crear un sello de lo que es tradicional y de definir la mediterraneidad, Tarta Relena trabaja un repertorio que va desde músicas de tradición oral hasta canciones de autor que, de una forma u otra, se relacionan con el área geográfica del Mediterráneo.

Uno de los puntos fuertes del proyecto es buscar la complejidad en la sencillez, y la máxima expresión con el mínimo de elementos. En el trabajo del repertorio confluyen los recursos de diferentes técnicas vocales (flamenco, lírico, tradicional, jazz…), que permiten una vasta exploración de las posibilidades de la voz. Otra herramienta clave en Tarta Relena es la electrónica, con la que se resignifican las melodías sin dejar de lado sus orígenes.

Fiat Lux es el primer disco de larga duración, aunque realmente es el tercer trabajo discográfico, después de los EP’s Ora pro nobis (2019) e Intercede pro nobis (2020). En este trabajo discográfico se explora el concepto de ciclicidad a partir del recuerdo, la nostalgia y la evocación de sentimientos. Los poemas de amor que escribió Safo de Lesbos o las canciones tradicionales sefardíes tratan la misma problemática emocional a la que nos enfrentamos como individuos del 2021. Sea en la Grecia arcaica, en la época medieval o en plena pandemia mundial, el «yo» pasa por los mismos procesos de joya y dolor, los cierra y los empieza de nuevo, sin poder evitar el transcurso de las cosas. Cada «yo» poético se ilumina en medio de los otros para que diga lo que tiene que decir.

A través de las historias de personajes poderosos y trascendentes en el tiempo, como la Virgen María, Hildegarda de Bingen o la tribu de mujeres pashtun en Afganistán, se explora la atemporalidad, la permanencia de estas voces y sus discursos, revisitándolas y cantándolas desde la perspectiva actual.

¿Cuándo y cómo podremos escucharlo?

La estrena en digital será el 15 de octubre, pero el 17 de diciembre dejará de ser solo píxel y existirá también en formato físico, un objeto real.

¿Dónde y con quién lo habéis grabado?

Se ha grabado en Chez la Morgue (L’Hospitalet), casa, estudio y taller de Juan Luis Batalla, uno de los productores. El otro productor es Òscar Garrobé (que paralelamente es uno de los mejores bajistas de este país).

Si tuvierais que definir el LP, su significado, su sonido, sus influencias… ¿Cómo lo haríais?

En Fiat Lux la producción musical y la electrónica brillan en todo su esplendor. Los elementos vocales se alejan cada vez más de lo orgánico y limpio, para apostar por las texturas y las distorsiones. Además, los beats electrónicos buscan aportar dinámicas y contrastes marcados dentro de una misma canción.

La producción musical de Juan Luis Batalla y Òscar Garrobé se ha acercado a la de Holly Herndon, EartheaterArca, Björk, Marina Herlop o Myoboku también han sido de gran inspiración. Hay una sensación general en el álbum que hemos catalogado como «anticlímax». Hay bastantes temas que crecen en dinámica o que preparan una intensidad que nunca acaba de llegar. Cuando nos dimos cuenta de eso, en medio del proceso creativo, lo aceptamos como algo que estaba pasando naturalmente y después empezamos a apostar por este recurso en otras canciones.

Venga, compartid con nosotros alguna gran anécdota graciosa, surrealista o incluso perdida del periodo de grabación

Grabamos todas las canciones, menos una, en dos días. El plan inicial era dar caña durante la primera jornada, irse a casa a descansar y volver al día siguiente. Pero nada sale nunca como se planea, y a nosotros nos pasó que, hacia las 6 de la tarde del primer día, empezaba una clase de salsa en el edificio de al lado. La sala de grabación no estaba 100% insonorizada, los micrófonos eran extra sensibles y nuestra música era tan a cappella que captaban salsa. Tuvimos que parar la grabación todo lo que duró la clase y continuarla cuando ya era de noche. Nos quedamos a dormir improvisadamente en la misma sala de grabación y al día siguiente seguimos con lo que nos quedaba.

Además, hubo un proyecto fantasma. Una de las canciones que grabamos y que queríamos para el disco fue un proyecto de Ableton que nunca más se abrió después de haberlo grabado.

En esta situación que estamos viviendo, ha cambiado mucho la planificación de una gira, ya que muchas salas siguen cerradas o con muchas limitaciones. Con la situación actual, ¿qué planes tenéis para presentarlo en directo?

Es muy extraño dar e ir a conciertos ahora mismo. Queremos intentar que la gira en general sea lo más normal posible, pero verse alejado de las personas con quienes estás en el concierto por la distancia de seguridad hace que la experiencia sea menos intensa y menos especial para todo el mundo. No se puede crear una gran energía ni emoción colectiva. No podemos ver las caras de los demás y leerlos y reflejarnos en sus expresiones faciales. Además, los aforos limitados de salas y festivales afectan mucho la planificación de la gira, pero todo el mundo está intentando surfear estas condiciones y tirar adelante igualmente. Así que nuestros planes son presentar el disco dando el máximo en el escenario aunque no veamos las caras del público, intentar tocar en tantos sitios como se permita, con la gente tan cerca como se permita y disfrutar.

Nos gustaría que nos contaseis todo sobre cada una de las canciones del disco: el significado, la inspiración, si hay alguna historia detrás, lo que sentís al tocarla en directo.

1. El suïcidi i el cant

Nuestra amiga y compañera de piso puso en nuestras manos el libro El Suïcidi i el cant de Sayid Bahodín Majruh (Editorial Karwán, 2018). Es un compendio de versos que improvisan las mujeres pashtún de Afganistán. Cantando e improvisando entre mujeres es el único espacio donde pueden hablar de amor, celos, odio y deseo. Nos emocionó muchísimo su historia y contenido, y empezamos a musicar y adaptar algunos versos. Fue la primera canción que hicimos para el nuevo disco.

2. Tu ase t’urpa

Es una canción tradicional georgiana que escuchamos cantada por Hamlet Gonashvili y tradujimos al catalán gracias a un conocido georgiano que nos ayudó a entender el significado y simbología de la letra.

3. Esta montanya d’enfrente

Es una canción tradicional sefardí que escuchamos cantada por Yitzhak Levy en el disco El kante de una vida (Hataklit LTD, 2001). Un disco muy difícil de encontrar, aparentemente, que nos mandó el guitarrista Toti Soler al que admiramos enormemente.

4. Stabat mater

Musicamos algunas de las estrofas de esta secuencia archiconocida que relata el sufrimiento de la Virgen María en ver a su hijo morir en la cruz. Hemos cantado este texto musicado por muchos compositores distintos a lo largo de nuestra experiencia en el mundo coral, y esta vez queríamos ser nosotras quienes pusieran la música.

5. Imperayritz de la ciutat joyosa

Motete polifónico del Llibre Vermell de Montserrat (1399) al que adaptamos la letra. Nos fascinó la belleza de las dos melodías que se entrelazan y hicimos nuestra propia interpretación del tema.

6. Nunc aperuit nobis

Una de las composiciones de Hildegarda de Bingen, escrita a partir de revelaciones místicas. Nos llamó la atención su letra en latín, muy sugerente por cierto, que dice «Hoy por fin se nos ha mostrado lo que la serpiente ahogaba en la mujer, y brilla bajo la luz de la aurora la flor de la Virgen María».

7. Relatable content

Interludio sonoro que desemboca a las piezas finales del disco, hecho a partir del material sonoro y samples obtenidos durante el proceso de producción. Es la primera canción de Tarta Relena que ha producido íntegramente Marta.

8. Las alamedas

Versión y adaptación del poema de Federico García Lorca musicado por Manuel Oltra. Es una de las canciones que cantamos en el coro cuando éramos adolescentes. Se quedó en nuestro imaginario común y decidimos transformarla con nuestras herramientas.

9. Safo

Musicamos algunos versos de Safo de Lesbos publicados en If not, winter: Fragments of Sappho traducido por Anne Carson (Virago, 2003). Helena encontró este libro en la tienda del Pergamonmuseum de Berlín y se lo regaló a Marta. Investigando en las páginas surgió la idea de musicar estos versos tan emotivos que, además, se sabe que Safo de Lesbos cantaba.

10. Me yelassan

Canción tradicional griega que escuchamos versionada por Kadinelia. Nos enamoró el compás y melodía de este tema, y de aquí salió una producción musical exquisita que todavía le da más cuerpo y energía.

Finalmente, un deseo. ¿Qué esperáis conseguir o que os traiga este nuevo LP? ¡Mucha suerte!

Esperamos que emocione a quienes lo escuchen, y también esperamos que sea una puerta para seguir creando y mezclando nuevos recursos con los que hemos aprendido haciendo este disco.

Escucha «Fiat Lux» de Tarta Relena a continuación:

spot_img
Javier Decimavilla
La música nos puede salvar la vida o al menos mejorarla. Bob Dylan, Neil Young, David Bowie, The Beatles o The Rolling Stones, entre otros, nos llevan enseñando el camino a la felicidad desde hace décadas.
spot_img