InicioReportajesLos mejores discos internacionales de 2022: del 50 al 1

Los mejores discos internacionales de 2022: del 50 al 1

-

Este 2022 deja grandes discos a sus espaldas. Aún siguen saliendo discos producto de los encierros provocados por la pandemia, pero muchos artistas que ya publicaran en 2020 y 2021 han tenido la oportunidad de seguir desarrollando su personalidad creativa hacia nuevos horizontes. En esta selección con los 50 mejores discos internacionales de 2022 nos encontramos con varios veteranos, pero también bandas jóvenes y emergentes, como la que lidera el ranking, y propuestas arriesgadas desde distintas partes del mundo. Esperamos que disfrutéis de la selección y al menos descubriros alguna pieza interesante que rescatar del año que dejamos atrás. Nunca es tarde para engancharse a un nuevo álbum.

Os invitamos a explorar los 50 puestos de esta lista, no sin antes agradecer a los colaboradores que han ayudado a fraguarla con sus votaciones y comentarios: Noel Castro, Vanesa Carro, Javier Decimavilla, Ferran Cano, Unai Macías, Valeria Cuenca, Jorge Ocaña, Alicia Escribano, Fernanda Hein, Eva Sebastián, Sebas Pacheco, Vera Cordeiro, Oscar Altabert, David López, Isabel Jiménez y Jorge Híjar.

50. Alabaster De Plume – Gold

Alabaster DePlume es un tipo al que le gusta romper las reglas de la convencionalidad. En su último trabajo, sigue explorando esas complejas armonías que suenan como esporas volátiles en un trasfondo de duro acero, una doble trama que configura la fragilidad humana como una de las realidades más preocupantes para el artista. Las 19 canciones tratan de reflejar la vulnerabilidad y el coraje humanos. El saxofón deslumbra crudo y dulce como la vida misma, con sus idas y venidas, donde la existencia tiembla trémula sobre la cuerda que enlaza los contrastes: el nacimiento y la muerte, la infancia y la vejez, la ternura y la aridez, contrastes que fusionados entre sí elevan al ser humano a su cuarta dimensión existencial. La voz de DePlume, mezcla de spoken word y murmullo místico, generan un envoltorio que, junto al saxo y la instrumentación de guitarras, bajo, sintetizador, cuerdas, trompetas y voces femeninas, dan sentido al subtítulo del álbum: «Avanza con el coraje de tu amor.» Texto por Carlos Flaqué. Lee la crítica completa.

49. Arcade Fire – WE

Arcade Fire siempre dará de qué hablar. Con su primer álbum para saber que revolucionaron la escena musical, pero no fue hasta el tercer disco que se consolidaron como uno de los colectivos de indie rock más prolíficos y reconocidos a nivel mundial. WE se siente como una fusión entre The Suburbs y Reflektor. Por un lado, reivindica las señas de identidad de la banda, reflexionando sobre el cambio de climas internos que podemos llegar a tener. Por otro, posee todas las encantadoras idiosincrasias que hacen de Arcade Fire lo que es hoy en día. Con solo 40 minutos, WE es su álbum más conciso, sincero y esforzado. Actualmente ya están de gira por el mundo, un espectáculo que nadie debería perderse. Probablemente, cada escenario que pisen será un sold out absoluto. Lee la crítica de Paola Correa aquí.

48. The Black Angels – Wilderness of Mirrors

Wilderness of Mirrors es una joya. Una joya más en la carrera de The Black Angels. Otro disco más. Otro gran disco más, de hecho. Otra muesca en el revolver. Otro episodio para agrandar la leyenda. Otro álbum que nos transforma, nos aporta, de una manera extraña, una autoconfianza fuera de lo normal. Una sensación de seguridad y de libertad. Es algo orgánico, algo extraño. Wilderness of Mirrors no es nada nuevo, no es innovador. Pero es que no hace falta. No lo necesita. Simplemente queremos más de eso. Queremos volver a ese lugar donde somos otra persona. Otra persona infinitamente más cool e interesante, claro. Lee la crítica completa por Guillermo Vázquez.

47. Hikaru Utada – Bad Mode

Probablemente el mejor disco de Hikaru Utada hasta la fecha, Bad Mode es también su trabajo más personal e introspectivo, en el que combinando idiomas (inglés y japonés) por primera vez, ha decidido explorar nuevos derroteros sonoros, entregando un resultado cálido, catárquico y quizás más sosegado de lo que estamos acostumbrados, no por ello sin entregarnos un buen puñado de temas bailables y enérgicos.

46. Martha – Please Don’t Take Me Back

Hay grupos a los que no puedes evitar querer. Da igual lo que hagan que pronto su nuevo material se adherirá a tu mente como un imán a la nevera. Esto es lo que le ocurre a un servidor con Martha. La banda inglesa mantiene el nivel alto de power pop electrizante y pegadizo en su cuarto álbum de estudio, Please Don’t Take Me Back. Texto por Unai Macías.

45. King Hannah – I’m Not Sorry, I Was Just Being Me

La elegancia y la oscuridad de Portishead. La rabia y la sensualidad de PJ Harvey. La languidez de Mazzy Star. Si estas tres referencias no os resultan suficientemente atractivas para que sea vuestra nueva banda favorita, no sabemos qué más necesitáis. Carisma infinito, extraño para una banda joven y con un disco de debut. Banda de referencia de aquí en adelante. Texto por Guillermo Vázquez. Lee nuestra crítica aquí.

44. La Femme – Teatro Lucido

Y es que quizá hemos subestimado a La Femme. Porque las señales estaban ahí, en Paradigmes vimos cortes propios de un western, paisajes sonoros asociados al desierto, y un pequeño tema, Le Jardin, en español, como una pincelada exótica. El más que competente español exhibido por Sacha Got en La Riviera era en realidad un serio aviso. Pero era inimaginable lo que iban a llevar a cabo. Teatro Lúcido es un monumento a la alegría y a la celebración de la cultura hispana. Y han tenido que hacerlo unos chicos de Biarritz. La fanfarria y festividad electrolatina de Cha-cha, el flamenco pop de Y tú te vas, que no sabemos si ha salido de los Mecano de los 90, del Mal querer de Rosalía o de algún álbum blockbuster de Shakira, todo bien agitado. Y extrañamente funciona a la perfección, probablemente ganaría Eurovisión y todos estaríamos contentos. Contaminado con su deje rumbero es probablemente una de las canciones más interesantes del álbum, pero son las rancheras de El Tío del Padul y la irreverente El Conde-Duque ya terminan de descolocarnos por completo. No pasa nada evoca una noche loca -y bastante peligrosa- de fiesta, intentando enterrar las preocupaciones. El Tren de la Vida, una preciosa canción con tintes flamencos, tan delicada como las flores de azahar. Mirad las cosas que nos hacen decir. Texto de Guillermo Vázquez. Lee la crítica completa.

43. Paolo Nutini – Last Night in the Bittersweet

Paul Nutini llevaba desde 2014 sin publicar un álbum, y parece que toda la rabia y energía de estos años la estaba condensando para el desbordante Last Night in the Bittersweet, un trabajo que te hará llorar, reir y estallar de rabia a partes iguales. Agridulce, como él dice.

42. Nilüfer Yanya – PAINLESS

El tercer largo de Nilüfer Yanya es un trabajo ecléctico, que sigue mostrando la ambición sonora de la artista británica. Su capacidad para aunar intimidad, movimiento y ruido, mesura y caos, es formidable, y nos deja con ganas de seguir viendo como avanzará su estilo en los años venidero.

41. Duval Timothy – Meeting with a Judas Tree

No todo lo complejo tiene por qué sonar complicado, y el último trabajo de Duval Timothy es la prueba fiel de ello. Un trabajo sedoso e instrumental, que busca entrar en comunión con el entorno a través de un piano espléndido, drones y grabaciones de campo. Cada pista presenta pequeños divertimentos (la sección central de Wood es una maravilla) y los temas suben y bajan de intensidad, ofreciendo un viaje sereno pero meticuloso. Un lugar desde el que vislumbrar la calma que tanto nos ha faltado en estos últimos años. Texto por Noel Castro.

AUTOR

CrazyMinds
CrazyMinds
Toda la información sobre música indie desde 2010.

¿Te gusta CrazyMinds? ¡Síguenos!

BUSCADOR

Y MUCHO MÁS...

spot_img
spot_img