InicioReportajesLOS MEJORES DISCOS NACIONALES DE 2020 (DEL 50 AL 1)

LOS MEJORES DISCOS NACIONALES DE 2020 (DEL 50 AL 1)

-

30 / ST. WOODS – BONES

Las diez canciones que componen el álbum tienen un justificado peso emocional para su autor y se visten con un sonido orgánico muy contemporáneo, donde los sonidos acústicos se entremezclan muy acertadamente con la electrónica más delicada. Historias dolorosas, extremadamente sinceras y con una honestidad a la hora de contarlas que merecen ser escuchadas con toda la dedicación y el tiempo que se requiera para adentrarse de lleno en ellas.

29 / LOS ENEMIGOS – BESTIEZA

El último disco de la mítica formación madrileña es una digna suma a su loada discografía, que demuestra que tras más de veinte años, Los Enemigos son capaces de seguir firmando excelsos trabajos y mantenerse a la altura de las expectativas.

28 / PABLO PRISMA Y LAS PIRÁMIDES – PENSAMIENTO GIGANTE

Un disco breve pero de gran pegada, Pensamiento Gigante es el segundo trabajo del más reciente proyecto del prolífico Pablo Prisma, nombre señero en el indie pop patrio underground. Una colección de diez temas entrañables y punzantes, de arreglos delirantes, coros, naturaleza y letras a caballo entre la desidia y la esperanza.

27 / MARIA RODES – LILITH

Un EP convertido en largo durante la eterna cuarentena. Sobre brujería, leyenda y artes oscuras. Con la portentosa y veterana voz de María Rodés. Una poderosa colección de canciones, unas más sencillas que otras, entretejidas sobre un colchón de mística y tradición. Filigranas electrónicas sostienen un precioso trabajo de voz contra cuerda, de folklore primitivo, y una narrativa poética y cautivadora. Idea y producción suculentas, no hay mucho más que decir.

26 / LA M.O.D.A. – NINGUNA OLA

La Maravillosa Orquesta del Alcohol plantea en su segundo disco un interesante viraje experimental. Sin recurrir al recurso fácil llena-estadios, la banda de camisetas de tirantes blancos opta por mirar hacia dentro y sacar monstruos uno a uno, con delicadeza, deconstruyendo y reconstruyendo sus propios sonidos, instrumentos y motivos. Un disco que no gustará a todos, pero que supone un paso adelante y un interés por revisar fórmulas que quizás ya habían agotado.

25 / SOMOS LA HERENCIA – DOLO

Tras un par de EPs más que prometedores, Somos la Herencia han dado este 2020 el salto a lo grande con Dolo, un baño de post punk y darkwave que va desde la estética visual —esa angustiosa y enigmática portada— hasta la minuciosa producción sonora. Dolo es una puesta de largo cargada de poder y fuerza, de matiz y ambientes, que se mueve entre influencias más evidentes, como pueda ser Yves Tumor, e ideas fuera del molde, como esos loops y bases que sin duda deleitan al oyente al degustar esta deliciosa a la par que oscura propuesta.

24 / DA SOUZA – SALSA AGREDOLÇA

El último trabajo de la formación mallorquina es un soplo de aire fresco en el que abandonan definitivamente su pasado garage para adentrarse en el terreno del pop metafísico. Pop solar y cálido. Melodías precisas y frases irónicas acolchadas sobre sintetizadores, batería punzante, guitarra minuciosa y bajo gustoso. Ritmos divertidos, semibailables. La producción de Jordi Matas es notoria, e inevitablemente pone esta propuesta en diálogo con El Petit de Cal Eril o Ferrán Palau. Destacan especialmente temas como Pedras i Pals o Agents del ordre universal.

23 / BIZNAGA – GRAN PANTALLA

El año del mayor aumento del teletrabajo, de la digitalización y del consumo virtual en dosis nunca antes vistas, Biznaga estrenaban, casi coincidiendo con el inicio del confinamiento domiciliario en España, Gran Pantalla. Ventanas Emergentes, 2K20, Motores de Búsqueda Avanzada, Error 404… Los títulos de las canciones dejan claro el contenido de las letras. Los madrileños saben tirar bien la crítica social y en este caso han escogido el mundo digital, un entramado al servicio de los algoritmos, los smartphones, los likes… y sí, la “pantalla”. Siempre pegados a ella, refleja lo que somos y actuamos limitados por ella. ¿Preparado para conectar con Biznaga a través de ella?

22 / NIÑOS MUTANTES – VENTANAS

Que una banda con la trayectoria de Niños Mutantes siga manteniendo intacta la ilusión por sorprender y evolucionar es algo de agradecer en tiempos en los que hay fórmulas tan manidas que resulta difícil alejarse de lo que a uno le ha hecho triunfar. Tampoco es que Ventanas suponga una revolución sonora, pero sí que representa un punto de inflexión en la carrera de los granadinos y un cambio de aires del que salen con una innegable victoria bajo el brazo. La variedad y el eclecticismo es la seña de identidad del trabajo que sucede al oscuro y catártico Diez (2017). Y la consecuencia de esto quizás sea que “Ventanas” es el disco con un mayor colorido de cuantos han facturado hasta ahora. Un paso valiente, arriesgado y enormemente satisfactorio, con el que Niños Mutantes parece arrancar una nueva etapa sonora sin perder ni un ápice de su personalidad y de sus señas de identidad.

21 / CONFETI DE ODIO – TRAGEDIA ESPAÑOLA

El artista madrileño debutaba este año con Tragedia Española, su primer álbum de estudio. El amor y el odio, la felicidad, la tristeza se despliegan en la media hora y las nueve canciones que dura el trabajo. Desde las baladas hasta el rock lo-fi, de guitarra distorsionada, la formación madrileña comparte letras sencillas y transparentes, que aúnan lo generacional con lo personal y entroncan directamente con la línea labrada por grupos como CariñoCarolina Durante o  Axolotes  Mexicanos.

20 / MAUSOLEO – ABSOLUCIÓN

Junto a otros discos de esta lista, como los de Somos La Herencia, Futuro Terror, o VVV [Tripin’ for You], Absolución de Mausoleo servirá a los más cínicos para desenquistarse de un año tan nefasto como este, bailando, en esta ocasión en clave post punk. La puesta en largo de la formación valenciana es un acierto afilado y de melodías intensas, algo menos oscuras que su carta de presentación de 2019, pero nocturnas y brillantes, un aquelarre delicioso.

19 / FUEL FANDANGO – ORIGEN

Flamenco y música electrónica se mezclan con influencias latinas y polirritmias africanas en Origen, donde Fuel Fandango parecen adelantar un pie hacia nuevas rutas. Un trabajo ambicioso y una aparente transición de etapa, cargada de afán por incorporar sonidos que esperemos se desarrollen pronto y no demoren un año más para el siguiente lanzamiento.

18 / MOURN – SELF WORTH

Se puede decir más alto pero no más claro: Mourn es una de las mejores bandas nacionales de la última década. Por consistencia, entrega y, sobre todo, temazos como puños en el mentón, la banda liderada por Carla, Jazz y Leia merece un mayor reconocimiento del que recibe. Sus alaridos y melodías corales en Self Worth empiezan a convertirse en familiares. Son ya cuatro álbumes de estudio desde 2014 en los que, se quiera o no, han conseguido crear un vínculo entre su audiencia y su música. Es complicado que un fan de Mourn no reconozca ese guitarreo frenético, esas frases punzantes y enfrentadas al mundo, esa actitud punk… Estás escuchando un nuevo disco de Mourn, lo sabes y sonríes. 

17 / NÚRIA GRAHAM – MARJORIE

Marjorie es el mejor disco de Núria Graham hasta la fecha: una obra madura, brillante y cargada de bagaje pese a su joven edad. La artista catalana-irlandesa destila un folk-rock suculento y entreteje texturas en un paisaje que mira más hacia fuera de nuestras fronteras que dentro, tocando el cielo en temas expansivos como Do You Wake Up For A While Every Day?. Ya sabíamos que Núria Graham era talentosa, y Marjorie es la más redonda confirmación de ello.

16 / NÉBOA – A REALIDADE ENGANOSA

La artista gallega Néboa vuelve cinco años después de su debut Antes da Tormenta, y lo hace cargada de recursos con una de las propuestas más interesantes del año: A Realidade Enganosa. Desde el susurro que inaugura el esotérico tema Coidar Dunhas Colmeas, hasta el ritmo primitivo, visceral, incesante de Valiente (folión), se desarrolla un disco fascinante, sensorial y eléctrico. Entre lo orgánico, la tradición y el futuro. Qué bien sienta escuchar propuestas tan auténticas.

15 / HINDS – THE PRETTIEST CURSE

The Prettiest Curse constituye así el trabajo más elaborado de Hinds hasta la fecha. Se ha pulido el descafeinado estilo garajero y lo-fi que las caracterizaba, abriendo nuevas vertientes hacia un indie pop más edulcorado con influencias de los 80. Los diálogos entre ambas cantantes, mezclando español e inglés son un recurso constante a la hora de narrar en primera persona sus experiencias y aventuras. Atrás quedó la sencillez en cuanto a producción musical. En esta ocasión, cada canción esta adornada con un sinfín de sonidos que contribuyen a crear una atmósfera chill que envuelve al oyente.

14 / VARRY BRAVA – HORTERA

Si hay una palabra que define a Varry Brava es su título de este disco, Hortera. Toda su carrera se ha forjado en la base a esta palabra, que ahora nos presenta a los Varry Brava más eclécticos hasta la fecha. No solo han recuperado su sonido original en Mi Mejor Momento, sino que miran al reggaeton en un tema digno de canción del verano con Loco, un soft house mediterráneo con Molar, o una balada más dramática con Kit Kat. Es rara la lista del año en la que no estén Varry Brava. ¿Con qué nos van a sorprender la próxima vez?

13 / ANNA ANDREU – ELS MALS COSTUMS

En 2020, el nuevo folk catalán se escribe Els Mals Costums. El debut de Anna Andreu es fácilmente uno de los discos más bonitos de los facturados este año a nivel nacional. Una breve pero efectiva presentación que entronca con el folk más internacional (piensa en Kurt Vile o en Julia Jacklin). Las influencias podrían ser muchas, pero el resultado es único: una maravillosa colección de canciones que destacan por crear un clima absolutamente cálido y acogedor desde el primer instante hasta el último. Sobra habilidad narrativa y a la guitarra —ese punteo de El crit al cel—, y sobran ganas de ver como sigue evolucionando la propuesta de Andreu.

12 / MUJERES – SIENTO MUERTE

«Lo que sabemos es que seguimos vivos», canta Mujeres y eso es a lo que remite el espíritu de Siento Muerte, a mantenerse vivo a pesar de toda circunstancia. Y, en estos momentos de incertidumbre, este golpe de afecto se convierte en un mensaje poderoso. Mujeres es una banda que ha convertido el sentimiento en su seña de identidad. Después de pasarse definitivamente a la lengua castellana con su cuarto álbum de estudio, Un Sentimiento Importante (Sonido Muchacho, 2017), el trío catalán logra mantener su estoico aferramiento a la vida en un nuevo trabajo —Unai Macías.

11 / THE NEW RAEMON – COPLAS DEL ANDAR TORCIDO

Ramón Rodríguez se sitúa en el mundo con cada disco. Trazar las coordenadas internas y externas, ubicarse en el vórtice real y poder proyectar esas imágenes en las canciones hacen que Coplas del andar torcido sea su obra más visceral. The New Raemon ataca a las estructuras del sistema con la serenidad de ser parte de sus mecanismos, pero provocando una mirada de frente, una hiperconsciencia de todos los engranajes de un sistema fuera de sí y un plan para el que nos tienen enganchados y distraídos. Sin perder el poder del lirismo, es este disco el que tiene mayores vislumbres poéticos dentro de su lenguaje, marcado siempre por lo cotidiano, y que aquí se transforma en profundo y épico. Una suerte que también se transmuta en osados estribillos evocadores, y me lleva a repetirlos inconscientemente varias veces al día. Juegos sonoros con ideas preclaras, hechas para tocar la fibra y hacer pensar sin repetir los patrones del pasado.

spot_img
CrazyMinds
Toda la información sobre música indie desde 2010.
spot_img