InicioReportajesLOS MEJORES DISCOS NACIONALES DE 2020 (DEL 50 AL 1)

LOS MEJORES DISCOS NACIONALES DE 2020 (DEL 50 AL 1)

-

10 / JUNO – _BCN626

La fusión entre Zahara y Martí Perarnau solo podría traer cosas buenas. Viejos conocidos y compañeros de banda en muchas ocasiones, su colaboración en largo formato ha sido un soplo de frescor pop en el panorama nacional de este árido 2020. A camino entre la delicadeza y la crudeza, el proyecto común goza de una sensibilidad extraordinaria, de cercanía y momentos de intimidad. Un tema como Los Otros es la prueba perfecta que resume como dos almas tan dispares pueden congeniar en el plano musical y salir victoriosas. Sin duda, una de las sorpresas del 2020.

9 / JOE CREPÚSCULO – SUPERCREPUS II

Supercrepus II parece querer mirar de reojo al debut de Joe Crepúsculo, quizás en lo temático donde recupera narrativas sobre el amor y las emociones que llenan a uno el alma, pero en lo instrumental ofrece un pop mucho más ornamentado y refinado que su predecesor, una auténtica joya que revisa subgéneros y estilos sin tapujos y deja un puñado de diecisiete canciones para disfrutar en tu casa o en la pista de baile.

8 / EL COLUMPIO ASESINO – ATAQUE CELESTE

En su sexto trabajo Ataque Celeste —uno de sus más breves—, El Columpio Asesino mira un poco hacia dentro a través de un sonido más electrónico y melódico. La formación pamplonica busca respuestas en temas menos cortantes pero más reflexivos y transparentes, en un trabajo nihilista contra los mandatos imperantes de felicidad.

7 / LOS ESTANQUES – IV

El cuarto disco de los cántabros es un compendio de locura acelerada, de psicodelia cañí postmoderna aderezada con una pericia descomunal que, en menos de 35 minutos, nos lleva por desarrollos barrettianos en cápsulas de colores grana y oro. Porque se ha de ser muy top para meter 13 canciones en media hora larga y que cada una sea una pequeña obra maestra de lo bizarro, de lo barroco, de lo onírico, de lo mundano, de lo paranormal, de lo de patrio y de lo foráneo. Y es que IV tiene ecos del pop de Barrett, del barroco de Queen, del Zappa más inclasificable, pero también de Tabletom, de Màquina, de Pau Riba y de Ibio (los pioneros del progresivo cántabro). Pero también de la irreverencia de Siniestro Total, del pop adolescente de Carolina Durante y de lo andalusí visto por Califato ¾ como en Soy español, pero tengo un Kebab. El disco de absoluta confirmación de Los Estanques como una de las bandas más interesantes del pop actual.

6 / MELENAS – DÍAS RAROS

melenas-Crazyminds.es

Días Raros parece sonar con un filtro de foto analógica, con una producción de la que resulta un todo orgánico, con una sensación difusa tras la que se esconde una nitidez y definición mucho más trabajada. Aunque seguramente se lleven etiquetas como la de “nostálgicas”, la verdad es que la nostalgia de las pamplonicas responde más a echar de menos algo que no está pasando —y debería estar pasando— en este momento que a lo que ya pasó. Eso coloca a su segundo álbum, este Días raros (2020), en manos de una especie de narrador omnisciente de esa nostalgia retroactiva de sentimientos encontrados.

Esto significa que el sonido de Melenas, a pesar de continuar con el de su debut homónimo, se encuentra en una tierra de nadie entre el pasado y el presente. Con unas referencias inabarcables que van desde la psicodelia de la costa oeste hasta el post-punk más introspectivo de principios de los ochenta.

5 / SIDONIE – EL REGRESO DE ABBA

Estamos ante la obra más ambiciosa de toda la carrera de Sidonie. El regreso de Abba es un disco que se complementa con la novela de Marc Ros y la libro se complementa con el álbum. Son dos piezas del mismo puzzle que pueden funcionar por separado pero que juntas dan un sentido total al proyecto, comprendiendo más aún cada personaje, cada lugar y cada historia. Marc, Jes y Axel nos han regalado el que quizás sea su mejor trabajo hasta la fecha y no solo por la complejidad del proyecto, sino porque en El regreso de Abba está todo lo que Sidonie han sido y son. La variedad del álbum es una de sus bazas más poderosas, con hits como Mi vida es la música, la deliciosa reinterpretación de Gracias a la vida, la incursión en los sonidos latinos de Mi guerra… En total son 23 cortes que hacen de este álbum conceptual todo un regalo apto para vibrar, para emocionarse, para volar, para imaginar, para bailar… Esto es Sidonie en estado puro. No hay mejor definición posible.

4 / XOEL LÓPEZ – SI MI RAYO TE ALCANZARA

Podemos decir que estamos ante el disco más valiente y completo de cuantos ha facturado Xoel López en su extensa carrera. Un álbum que deja un poso de optimismo absolutamente necesario en estos tiempos y que está grabado antes de la pandemia, por lo que recoge esa energía anterior y la proyecta en estos días tan inciertos. Si mi rayo te alcanzara representa todo lo que su autor es en estos momentos: sus influencias, la música que él escucha, la banda que le acompaña, los coros grabados en directo… Y la libertad, siempre la libertad como principal argumento de su crecimiento artístico y personal.

3 / GINEBRAS – YA DORMIRÉ CUANDO ME MUERA

Melodías y estribillos que penetran y se mantienen en la cabeza casi inconscientemente. Perfectos artefactos pop. Desde la sencillez, el cara a cara, la honestidad y el retrato de una sociedad que nos es muy conocida, estas cuatro jóvenes se han convertido por méritos propios en el fenómeno musical del momento, la voz de toda una generación (aunque suene pretencioso decirlo, no es descabellado afirmarlo) y la excusa perfecta para volver a soñar con estar de nuevo en un festival o en una sala de conciertos, rodeados de gente, bailando y viviendo la música como solíamos hacer unos cuantos meses atrás.

Ginebras son el empujón definitivo, el soplo de aire fresco que anhelábamos, los colores necesarios para pintar un lienzo que parecía estar volviéndose cada vez más gris. Ginebras son el hoy, ni más ni menos. Y del mañana nos preocuparemos cuando toque.

2 / BELAKO – PLASTIC DRAMA

No hay quien dude que el cuarteto vizcaíno Belako es una de las formaciones más potentes e internacionales de España hoy en día. Tras lanzar en 2018 uno de los discos del año, Render Me Numb Trivial Violence, en 2020 presentan su cuarto trabajo de estudio: Plastic Drama que anticipa una vía más melódica, comandada por las guitarras y las voces (en magníficos coros). Plastic Drama se sitúa con fuerza entre orgánico y lo eléctrico. Canciones cargadas de contraste, se expanden y se contraen desde y hacia polos opuestos: los hitos de batalla post punk All Nerve o AKLR, la sardónica Profile Anxiety que juguetea con el punk pop, la melódica y tarareable Tie Me Up, más rockera, o la sublime balada —a lo Belako— marinela2017.

Guitarrazos que buscan romper el sistema se encuentran con coros y voces entretejidas, odas a la camaradería y a los lazos y conexiones humanas. Todo ello para construir una (auto)crítica sobre los privilegios y el sistema social y económico en que vivimos.

1 / TRIÁNGULO DE AMOR BIZARRO – TRIÁNGULO DE AMOR BIZARRO

Han pasado 13 años y 4 discos en los que Triángulo de Amor Bizarro han visto cómo su estilo ha evolucionado sin perder nunca el rumbo. Ahora, en 2020, se cierra el círculo para ellos y para todos nosotros en realidad, que hacemos recopilatorio de nuestros recuerdos, algo como «aquella caja que te llevarías a una isla desierta» es precisamente lo que han llegado a conseguir con su último LP; recoger todas las facetas (que han sido bastantes) de una banda que ha estado siempre al pie del cañón del indie rock en España, definiéndose con sus mensajes políticos y sociales como un pop ruidista y sobretodo, consciente de la actualidad.

Un disco que sobretodo impone un viaje sonoro de principio a fin, marcando lo mejor que han sacado hasta la fecha, el ejemplo de una banda en su plena madurez artística que es una apuesta segura para estar entre los mejores discos nacionales del año.

spot_img
CrazyMinds
Toda la información sobre música indie desde 2010.
spot_img