InicioConciertosCrónica de Drugos en Madrid (sala Siroco, 2021)

Crónica de Drugos en Madrid (sala Siroco, 2021)

-

Fotografías: Tania Netsvetaylova @myfavoritemovie_

Cuatro amigos se juntaron en 2017 para formar un grupo y, con tan solo dos EPs y a la espera de su primer larga duración, ya se puede asegurar que el Rock & Roll español está a buen recaudo. Como anunciaban en el concierto, su LP debut se llamará Amor o Dinero y saldrá en febrero de 2022.

Para una banda como Drugos, que está empezando a hacerse un hueco en el panorama musical, el parón de la pandemia puede suponer un duro golpe. Sin embargo, los asturianos lo aprovecharon para seguir ampliando su discografía, que ya alcanza para un concierto de más de hora y media en el que se pudieron escuchar algunas de las prometedoras nuevas canciones. No se encontraban con un público de pie desde febrero de 2020 y no podían regresar de mejor manera que en una sala Siroco con todas las entradas vendidas desde varios días antes de la fecha.

A la alineación clásica de Jano a la guitarra y voz, Luis a la guitarra, Alejandro a la batería y Nacho al bajo, se sumó para esta ocasión Willie Hott de Nebraska a los teclados. Un fichaje ideal que aportó mucho color al rock and roll guitarrero de Drugos, algo falto de fuerza y empaque, que supieron compensar con instantes sobresalientes en los que, liderados por la presencia de Jano, consiguieron arder en el escenario.

La actitud sobre las tablas complementa el sonido y la atmósfera necesaria para realzar las canciones, pero la banda no acompañó del todo, aunque no se puede exigir mucho más a un grupo que no ha tenido todavía tiempo de ganar esa experiencia que hará que todos crezcan y se muestren como la gran banda que ya se empieza a adivinar que serán. Faltó algo de fluidez y puede que sobrara discurso entre canción y canción, lo que pudo desconectar al público en ocasiones, para brillar en una noche más que correcta para los asturianos.

Dicho esto, no se puede dejar de lado que sus mejores temas pusieron en movimiento a un público con ganas de cantar y bailar, que coreó con todas sus fuerzas temas como Tu Voz, Mi abuela es Paul McCartney o Veneno, en la que Jano llegó a arrancarse a capella con aires flamencos en uno de esos momentos que enganchan y seducen a los asistentes. El frontman de Drugos demostró durante todo el concierto que conoce y domina a la perfección su voz, tan atípica y peculiar, perfecta para este estilo de música.

Los Beatles están muy presentes en todas sus canciones, pero también Oasis e incluso Bob Dylan y Queen, que se colaron en algunas de las improvisaciones del directo con las letras de Like a Rolling Stone y Love Of My Life.

Completaron la noche las colaboraciones de Amara Ríos con su violín en Salto Mortal y Pelos de Gato, y Katt de Nebraska, que acompañó a Jano en solitario después del bis para entonar Adiós, una de sus canciones más especiales.

Puntos Cardinales despidió un buen concierto de una banda en pleno crecimiento que dará seguro mucho de qué hablar en un futuro cercano y que celebró en una sala repleta la vuelta a la normalidad del sector musical.     

 

spot_img
Jorge Ocaña
Estudiante de ingeniería, pero sobre todo un loco de la música.
spot_img