InicioReportajesCanción a CanciónGanges - Dime algo (bonito) / Canción a Canción

Ganges – Dime algo (bonito) / Canción a Canción

-

Tras un primer álbum homónimo publicado en 2018 y Boy Love Amor (2019), Ganges publica una nueva colección de canciones bajo el título de Dime algo (bonito). Teresa Gutiérrez es la persona detrás de este proyecto y ha sido ella misma quien se ha encargado de componer, arreglar y producir el disco.

Con Dime algo (bonito) Ganges da un paso más en su sonido y estilo, a la vez que muestra una espontánea, genuina y muy personal manera de entender la música. Es por eso que este es el disco del que Teresa se siente más orgullosa porque es el que mejor resume lo que ella misma es como artista y en el que realmente ha puesto todo lo que tiene dentro al servicio de las canciones. Así que, nadie mejor que ella para que nos cuente todo lo que hay dentro de Dime algo (bonito).

Bienvenido a CrazyMinds. Lo primero, preséntate y preséntanos tu nuevo disco.

Hola, soy Tere de Ganges. He compuesto y producido mi nuevo disco Dime algo (bonito), compuesto por ocho canciones llenas de ironía, romanticismo y “frikismo” en las que presento un nuevo sonido fresco con toques lo-fi electrónicos.

¿Cuándo y cómo podremos escucharlo?

Se publicó el 23 de abril. De momento se puede escuchar en todas las plataformas digitales, pero pronto sacaré edición física de vinilo. Es autoeditado.

¿Dónde y con quién lo has grabado?

Está producido y grabado desde mi casa, en Ableton Live. La única colaboración del disco es Casero.

Si tuvieras que definir el LP, su significado, su sonido, sus influencias… ¿Cómo lo harías?

Es un disco pequeño de 8 canciones que trata de forma cercana, irónica y divertida temas como el desamor, el mundo otaku, videojuegos o infancia. El sonido lo-fi con toques RnB están llenos de detalles y capas que crean ambientes llenos de romanticismo. El estilo del disco bebe y se contamina de una escena latina de proyectos que podríamos enmarcar como “bedroom pop”

Venga, comparte con nosotros alguna gran anécdota graciosa, surrealista o incluso perdida del periodo de grabación

Como aprendí a producir con Ableton Live para hacer el disco, ha sido un proceso atípico e interesante en el que componía a la vez que producía. Hay cosas que están directamente grabadas con el micrófono del portátil y, de hecho, a veces se oyen camiones pasando, ruidos.. etc…

Ahora, normalmente, estarías a punto de empezar una gira, pero con la situación actual por la pandemia, ¿qué planes tienes para presentarlo en directo?

Quiero que sea un directo en el que se reformulen un poco las canciones y no sea como escuchar directamente el disco en Spotify. Iré acompañada en algunas ocasiones de Fatal Tiger, que es una musicazo y me ha ayudado a reinventar los temas. También habrá alguna cover y tocaré temas inéditos porque no puedo esperar a sacarlos para tocarlos.

Nos gustaría que nos contases todo sobre cada una de las canciones del disco: el significado, la inspiración, si hay alguna historia detrás, lo que sientes al tocarla en directo.

1. Ojalá fuéramos amigos

Probablemente la canción más romántica del disco, sin hacer referencia literal al amor romántico, dejando un poco abierta la interpretación. Es el punto más épico, con una combinación de letra naif, melodías pegadizas, pequeños detalles percusivos, coros luminosos y un emocionante in crescendo hasta culminar en un apoteósico final. Con inocencia y cercanía, Ojalá fuéramos amigos habla sobre ciertos sentimientos que viven en nosotros desde nuestra infancia, tan sencillos y naturales como las ganas de acercarse a alguien.

2. Okinawa

La canción más pegadiza y rítmica del disco, una oda fresca y espontánea a las mil formas que nos hemos inventado para pedir deseos. En este caso, el protagonista de estos deseos es el amor y volar al paraíso japonés de Okinawa. En esta canción me apetecía combinar el mundo japonés con un sonido elegante y con ciertos toque sesenteros. Destilando puro buen rollo, podríamos considerar al tema como un himno de buenas energías, impregnado de detalles y sonidos otaku-tropicales que se encuentran en la misma de principio a fin.

3. Ya no te quiero

Quizás el tema más representativo del disco y que presenta, tanto en sonido como en letra, el tono general del resto de canciones. La ironía y el cinismo protagonizan un mensaje tan duro como “ya no te quiero”, dejando a un lado todo dramatismo. Para muchos, la producción más fina de todo el disco.

4. Dime algo (bonito)

El interludio que separa el disco en dos mitades. Fue la última canción que compuse. Como quería que el disco tuviese ocho canciones para que fuera un largo, la incluí al final del proceso. La frase de la canción representa la sensación de esperar casi de forma involuntaria que cuando tienes feedback, o preguntas acerca de algo, en el fondo esperas que de vuelta venga algo bonito. Por eso está entre paréntesis.

5. Árbol Deku

Mi canción favorita del disco. Me parece un sueño tener una canción de mi videojuego favorito de todos los tiempos, el Zelda Ocarina of Time, que me ha inspirado (sobre todo con su banda sonora) desde la infancia. La compuse pensando en lo bien que me lo iba a pasar cantándola en directo.

6. 6º

Como no podía ser de otra forma, está colocada la sexta en el disco. La canción con más fuerza del largo, llena de sintes y silencios que protagonizan estribillos poderosos. A través de la ironía, habla del la ruptura vivida en los tiempos que corren, sumergiéndose en un universo lo-fi con una producción preciosista llena de detalles.

7. Las cosas que me quedan por hacer

La primera canción que compuse del disco, y la que considero que transiciona un poco desde mi trabajo anterior a este. Es la más “seria” en cuanto a letra, reflejando un desamor desde el punto de vista de las cosas físicas con las que compartes espacio en una casa. Al final, si esa persona no se ha mudado contigo, te quedan los muebles sin montar, los cuadros sin colgar y los platos sin fregar. Y las cosas que te quedan por hacer. Sonidos cuidados, capas ambientales, percusión elegante con toques tropicales y un final especial.

8. Domingo imaginario

La canción más acústica del disco protagonizada por un piano suave, la voz y unas cuerdas que empoderan esa frase tan reveladora “¿Por qué todos los momentos que son feos se vuelven tan bonitos si los vives conmigo?”. Perfecta para cerrar el disco, ofreciendo una joya pequeñita (aunque con fuerza), en la que colabora Casero.

Finalmente, un deseo. ¿Qué esperáis conseguir o que os traiga este nuevo LP? ¡Mucha suerte!

Espero que sea un paso más hacia consolidar mi carrera y logre asentar mi sonido dentro del panorama musical nacional.

Escucha “Dime algo (bonito)” de Ganges a continuación:

spot_img
Javier Decimavilla
La música nos puede salvar la vida o al menos mejorarla. Bob Dylan, Neil Young, David Bowie, The Beatles o The Rolling Stones, entre otros, nos llevan enseñando el camino a la felicidad desde hace décadas.
spot_img