InicioConciertosCrónica Sónar 2022: ellas lideran el presente y futuro de la música

Crónica Sónar 2022: ellas lideran el presente y futuro de la música

-

Jueves 16 de junio: Jayda G, Sega Bodega, Tarta Relena…

El Sónar 2022 presentaba un formato al completo como las ediciones del 2019 y anteriores, es decir, tres jornadas del Sónar de Dia en el recinto de Fira Barcelona Plaça Espanya y dos del Sónar de Nit en Fira Barcelona Gran Via. Y, como ya ocurría anteriormente, en el primer día del festival «solamente» tenía lugar el Sónar de Dia. Y lo pongo entre comillas ya que el número de conciertos que uno podía presenciar era igualmente muy extenso.

Nosotros decidimos no llegar muy tarde ya que no queríamos perdernos a las catalanas Marta Torrella y Helena Ros, las dos artistas detrás del proyecto Tarta Relena. Recientemente hemos tenido el placer de verlas en varias ocasiones, pero esta vez era diferente, ya que nos ofrecían un espectáculo un poco diferente al que habían ofrecido hasta ahora en su gira. Además del aro de luz que las ha acompañado estos últimos meses, en el escenario del SonarComplex también entró en juego un coro de 16 personas, dirigidas por Miquel Mel, que llevó un paso más allá al «folk tronadet», así lo definen ellas mismas, de las Tarta Relena. Los compases difícilmente descrifrables, sus timbres de voz perfectamente econtrados, tal y como siempre, sumados a la magnífica calidad del sonido en directo a la que el Sónar nos tiene acostumbrados, nos regaló un primer encuentro perfecto. Probablemente las mejores condiciones en las que disfrutar del canto gregoriano electrónico único de las catalanas.

Salimos del auditorio de Fira Barcelona Plaça Espanya corriendo hacia el SonarHall porque ya había empezado el concierto de Sega Bodega y nos hacía mucha ilusión poderlo ver. El irlandés-escocés nos presentó varios de los temas que forman su segundo álbum de estudio, Romeo. La puesta en escena era simple pero muy efectiva y bonita: él solo en el escenario rodeado de cortinas semitransparentes que, en momentos concretos del concierto, empezaban a flotar creando una aura especial que abrazaba a Sega Bodega. Todo estaba preparado para tener una cita íntima entre el público y él. Con su música de club deconstruida, el productor nos llevó por un viaje en el que tanto bailamos como nos pusimos tiernos y nos emocionamos. Mientras los beats mueves nuestros pies, su cálida voz desnuda su alma y nos hace empatizar con todo lo que nos cuenta. No creo que pueda olvidar el momento en el que dedicó su canción Um Um a SOPHIE y ninguno de los asistentes pudimos contener nuestras lágrimas.

Sega Bodega es uno de los fundadores del colectivo NUXXE, junto a otros artistas como Shygirl o COUCOU CHLOE, a quien también vimos en esta primera jornada del Sónar 2022 en el escenario SonarPark. De la misma forma que a su compañero, el sonido de la francesa se la etiqueta de música de club deconstruida, aunque su subgrave es más duro, potente y en la producción experimenta con elementos tan variados como samples de perros y pavos reales. Y así lo vivimos en su concierto. Los bajos no dejaron de hacer temblar las columnas del recinto mientras su seductora voz iba rapeando y uniendo las diferentes piezas. No faltaron algunos de sus canciones más conocidas, como WIZZ, NOBODY o el remix que hizo del Stupid Love de Lady Gaga.

La fiesta siguió por todo lo alto en el césped del SonarVillage con la completa sesión de UNIIQU3, en la que tanto hizo de DJ como de MC. El ritmo no paró ni un solo segundo en el directo que nos preparó la artista americana. A lo largo de una hora nos presentó en todo su esplendor el sonido de la vibrante escena musical propia de New Jersey: piezas electrónicas con mucha energía que se inspiran en el hip-hop que a menudo samplean. Después de pinchar un rato, se acercaba al borde del escenario con el micro y empezaba a rapear y a bailar. El publicó acabó de explotar al final cuando UNIIQU3 nos regaló su (pegadizo) tema más conocido, Microdosing.

No sabemos si fue por toda la energía que nos dejó en el cuerpo UNIIQU3 o porque el sonido del directo de Chico Blanco no estaba muy fuerte, pero el concierto del español no nos provocó dentro de nosotros ese cosquilleo que esperábamos. Si que es verdad que íbamos con unas expectativas muy altas, ya que Chico Blanco ha publicado algunos de los temas que más nos gustan de música urbana nacional de los últimos años, como WTF Is In My Cup, Tu Gente Nueva o AY 😛. Las canciones estaban, la voz estaba, pero nos faltó un boost de energía que hubiese llevado esos temas pegadizos a una nueva altitud en el directo que nos hubiese hecho volar.

Cambio radical a continuación con una de esas propuestas tan características del Sónar, en el que la música se da la mano de los visuales para dar una experiencia audiovisual única. Volvimos al SonarHall para presenciar el retorno de Amnesia Scanner en el festival barcelonés. La entrada del dúo finlandés en escena vino acompañada de una gran cantidad de humo que llenó la sala y nos trasladó directamente al mundo oscuro y tenebroso de Amnesia Scanner. Ya no había vuelta atrás. Se fueron alternando una tras otra sus piezas de electrónica experimental, que beben del nu-metal y el hardcore, acompañadas de unas proyecciones visuales distorsionadas que convertieron la experiencia del espectador en toda una auténtica pesadilla. Pero no nos entendáis mal, no lo decimos en un sentido negativo, ya que en ningún momento de los 60 minutos que duró el recital quisimos irnos de allí. Disfrutamos como bebés lynchianos ese tour de force avanguardista.

Y la guinda de esta primera jornada del Sónar 2022 lo puso Jayda G en el SonarVillage, quien cerró el día con un magnífico set que hizo subir la temperatura a todos los asistentes. Si algo ha demostrado la DJ americana a lo largo de estos últimos años es que sus sesiones son una auténtica masterclass sobre la historia de la música de baile. A lo largo de dos horas Jayda G pinchó los mejores cortes de música disco, rare groove y proto house, llenando de energía positiva cada uno de los recovecos de Fira Barcelona Plaça Espanya. Con la actitud enérgica que tanto la caracteriza, sus animados pasos de bailes motivaban a cada uno de los espectadores a seguir moviendo su cuerpo aunque estos se estuviesen quedando sin energía. Sin ninguna duda, esa fue la mejor manera para celebrar la vuelta del Sónar, es decir, a de la fiesta y del baile al aire libre.

spot_img
spot_img