InicioNoticiasSt. Vincent se muestra contraria a la cultura de la cancelación y...

St. Vincent se muestra contraria a la cultura de la cancelación y al mal uso de las redes sociales

-

Aprovechando el retiro que supone estar confinado de conciertos y eventos sociales, muchos músicos inquietos han activado sus propios talentos escribiendo o realizando actividades vía online. Annie Clark, más conocida como St. Vincent, ha sido una mente más que ha despertado dentro de ese letargo pandémico que ha paralizado la mayoría de actividades sociales del planeta, mostrando, entre otras cosas, su opinión sobre diversos temas, entre ellos sobre la situación actual: “la gente está tratando de averiguar a dónde vamos después de todo esto (…) Probablemente romperé a llorar la primera vez vuelva a subir a un escenario y volver a sentir ese sentimiento. Todo esto ha sido muy largo.”

Asimismo, St. Vincent se ha mostrado muy contraria a lo que ha venido a llamarse cultura de la cancelación, un fenómeno muy destructivo que se ha convertido en una tendencia creciente en las redes sociales que está causando mucho daño psicológico y social. Cancelar la cultura se refiere a la retirada masiva del apoyo de figuras públicas o celebridades que han hecho cosas que no son aceptadas socialmente hoy en día. Esta práctica de “cancelar” o avergonzar masivamente, a menudo ocurre en plataformas de redes sociales como Twitter, Instagram o Facebook. Muchos investigadores ven este fenómeno como un sinónimo de activismo de boicot en las redes sociales contra determinadas personas o celebridades, bien por su ideología, raza, opiniones etc. Las redes sociales viralizan los mensajes gracias a su inmediatez es por esto que la cultura de la cancelación se vuelve letal en las redes sociales, en donde los hashtags, fotos y vídeos pueden utilizarse para realizar un linchamiento virtual y público.

Se trata de un mecanismo reaccionario que surge a partir de la indignación y que busca borrar o “cancelar” lo que consideramos injusto, inadecuado, o no cuadra con determinadas formas de pensar o sentir. Este método de cancelación se utiliza, por lo general, en contra de personajes públicos y famosos a los que se castiga por sus actos retirándoles el apoyo y difamándolos sin pasión ni conocimiento real. También se cancelan películas, conferencias, videojuegos y cualquier obra de arte que no pase los filtros de la corrección política o religiosa del momento.

Partiendo de esta realidad, Clark se ha manifestado contraria al hecho comentando el mal uso y la maléfica intencionalidad que se lleva a cabo de las redes sociales: “Deberíamos usar la información y la comunicación de una manera más responsable y productiva a fin de causar menos malestar y sufrimiento humano. Cuando veo lo que hacemos y decimos en nuestras redes sociales, pienso que esto ya lo he visto antes en otros medios”.

No cabe duda de que los seres humanos suelen usar el linchamiento público con claras intenciones que muchas veces nada tienen que ver con la realidad. Sin ir más lejos, la historia muestra muchos casos donde este tipo de conductas se han manifestado de forma muy cruel. Es por ello que a St. Vincent no se sorprende porque ya lo ha visto antes de que las redes sociales facilitasen este tipo de activismo viral.

Cabe recordar que el próximo álbum de St. Vincent, Daddy’s Home, será lanzado el 14 de mayo del presente año a través del sello Loma Vista, y que en cierta manera muestra su postura ante los linchamientos virales. Este disco da voz y respaldo a contextos sociales y personales. Recordemos que el padre de Annie Clark fue encarcelado en 2010 por su papel en un plan de manipulación de acciones por 43 millones de dólares, pero luego fue liberado en 2019. La respuesta a este hecho fue viral en las redes sociales.

Sobre el affaire de su padre ella misma comentó que “son tonterías de cuello blanco (…) La humanidad en su conjunto es inherentemente defectuosa e imperfecta. No sé quién de nosotros ha vivido una vida perfecta y no ha cometido errores. No creo que sea posible encontrar una persona que haya vivido una vida impecable o una vida sin lucha.” Y es que, a veces, pueden hacerse cosas por diferentes razones, actos de los cuales luego nos arrepentimos. La humanidad y las personas somos así.

Para Annie Clark el nuevo álbum “está lleno de personajes tristes, con almas luchadoras, que no han dormido durante días. Son ángeles caídos, que deambulan por las calles de la ciudad tratando de sobrevivir mientras la amenaza acecha en el fondo (…) Son historias que involucran la mala suerte, pues 2021 será un año desorientador, y de intensa transición llena de creatividad y contratiempos (…) Quería contar historias de personas imperfectas que hacen todo lo posible por sobrevivir y escribir sobre la condición humana con humor, compasión y falta de juicio. Nadie es perfecto y la gente comete errores, pero la gente puede transformarse y cambiar. Si creemos que eso no es posible, entonces no sé lo que estamos haciendo. Para el nuevo álbum me inspiraron discos clásicos de los 70: Stevie, Sly, Stones, Steely Dan, Chords, Groove, … esos vinilos que mi padre escuchaba cuando era una niña. La armonía y el ritmo sofisticado no sonaban embriagadores, simplemente sonaban y se sentían bien. Mucha guitarra, pero sonidos cálidos, ni distorsión ni caos. Un giro que nadie verá venir”.

St. Vincent disfrutó de su infancia en Dallas, Texas, allí creció rodeada de los mitos religiosos del lugar y desde muy pronto fue consciente de las hipocresías que se encierran en muchas creencias mitológicas e ideológicas: “Hay mucha gente que disfraza la crueldad como piedad y yo tengo una verdadera reacción instintiva a eso”.

Atractiva, camaleónica, elegante y vanguardista, Clark es una de esas mujeres con las que podrías pasar horas interminables charlando. De ideas muy claras y bien amuebladas, cree que la vida es injusta para mucha gente que merecería otro tipo de oportunidad y reconocimiento, pero que por cuestiones irracionales son apartadas o difamadas.

St. Vincent es una artista y productora que gabó tres Premios Grammy por su trabajo en Masseduction: Mejor Canción de Rock, Mejor Diseño y Mejor Álbum de Música Alternativa. Muchos de sus discos son aclamados por las críticas más especializadas, bien por su modo distintivo e innovador, bien porque combina sabiamente elementos de diversos estilos contrastados, como el soft rock, el indie, el jazz, el dance, incluso el pop barroco, el hard rock y el electro pop.

Además, Clark, denominada muchas veces como la Bowie femenina o la artista del cambio por su enorme capacidad de transformación, es conocida por ser una talentosa guitarrista, muchas veces considerada como una de las mejores y más creadoras por su constante capacidad de experimentación. Su cuarto álbum, St. Vincent (2014) fue nombrado como el disco del año por The Guardian, Entertainment Weekly, NME y Slant Magazine. Sus numerosos premios y nominaciones acreditan su talentosidad.

Para finalizar cabe saber que el pseudónimo St. Vincent hace referencia a su bisabuela y al Saint Vincent’s Catholic Medical Center, el lugar donde falleció el gran poeta galés Dylan Thomas. Clark, gran seguidora del artista, considera el lugar como “el espacio sagrado donde los poetas vienen a morir, a decir su último adiós”. Sin duda Annie Clark, alias St. Vincent es sin duda una mujer que pusa fuerte y seguro y como dijo la periodista Sheila Martin: “Al contrario de lo que ocurre con muchas artistas femeninas, rendidas a los pies de la moda instantánea como mediante clonación, Annie Clark ha sabido mantener en su estilo la naturaleza de una mujer transparente, de piel diáfana y mirada sólida. Sabe convertir cada uno de sus pasos en una huella firme de personalidad y eso es algo que queda muy lejos del triste concepto de “fashion victim”. No hace falta ir más allá del blanco y negro para dar fe de su saber estar.”

spot_img
Carlos Flaqué Monllonch
Hablar de uno mismo no es tarea fácil, aunque muchas veces las circunstancias pidan hacerlo, como es el caso. Se pueden contar muchas cosas, pero quizás lo más importante es abrazar la vida con positividad. ¿Qué puedo contaros de mí? Este caso deciros que me encanta la música y mi profesión, la de periodismo (escribir) y la de comunicación gráfica (diseño gráfico y fotografía), herramientas que me permiten abrir muchas puertas, como conocer gente para intercambiar, transmitir cosas y generar proximidades. Las nuevas tecnologías permiten eso y más. Así que nada de excusas y manos a la obra…
spot_img